México: Acuerdos y Pronunciamiento de la Segunda Asamblea Interuniversitaria

A los estudiantes:
El contexto nacional político y económico actual es crítico:
Se han impuesto el conjunto de las reformas estructurales, que representan un golpe más para la clase trabajadora, pues potencializan las desigualdades sociales entre ricos y pobres.
El pueblo que vive y es consciente de esta realidad sigue manifestando su descontento e impulsando la lucha organizada contra dichas políticas, en consecuencia, la represión multifacética por parte del estado en sus diferentes niveles de representación se ha intensificado.
La muestra más reciente de ello es la ruin masacre por parte del narco-estado mexicano contra nuestros compañeros de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Raúl Isidro Burgos, donde como resultado de la represión hubo un saldo de decenas de heridos, seis asesinatos y 43 normalistas desaparecidos hasta el momento.
La represión en diferentes niveles no sólo está en Guerrero, otra de sus formas es el encarcelamiento y los procesos penal es contra cientos de compañeros por motivos políticos.
Así pues, parece que hay sectores a quienes incomoda la organización de los universitarios, pues desde siempre, pero en particular desde 2011 con el asesinato de Carlos Sinuhé Cuevas, luego con el movimiento #YoSoy132, y ahora con la masiva movilización politécnica, han echado andar diversas estrategias que buscan inhibir la movilización estudiantil y disuadir a los estudiantes para no organizarse.
En el contexto de la gestación de un masivo movimiento universitario que tiene como una de sus banderas la lucha contra la represión, queremos denunciar:
1. El acoso sistemático de los diferentes cuerpos policiacos y de seguridad de las universidades en contra de estudiantes y profesores que convocan actividades y asambleas. Esto ocurre, sobre todo, en aquellas escuelas donde la organización es incipiente.
Para el caso de la UNAM, los funcionarios de las escuelas y Auxilio UNAM son quienes han encabezado esta práctica.
2. Los correos electrónicos enviados a estudiantes extranjeros en el que “se les pide abstenerse de asistir a las actividades relacionadas con el paro activo que se realiza en distintas instituciones de educación pública”, con la amenaza de la recisión de su movilidad estudiantil.
3. Las campañas de difamación, calumnias y descalificaciones a través de carteles y redes sociales, que echan a andar en contra de estudiantes organizados y no organizados que se han sumado a las movilizaciones y asumen la tarea de convocar asambleas en sus escuelas. Estas campañas buscan intimidar a quienes señalan y sembrar un clima de desconfianza entre los estudiantes que están organizándose.
4. Las recientes amenazas, a través de perfiles fantasma en las redes sociales, en contra de nueve estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras quienes, en su mayoría, participan de forma constante en las asambleas.
Todos ellos han sido activos en la vida política de la universidad y, como miles, hoy emprenden acciones solidarias por lo sucedido contra los compañeros normalistas de Ayotzinapa.
La amenaza hace referencia a que se cuiden porque los tienen bien identificados, los están buscando y la pretensión es violentarlos físicamente.
Además, y en un terreno más general:
1. Las constantes campañas a través de redes sociales, y de boca en boca, para difamar y desprestigiar a las organizaciones estudiantiles, en particular de la UNAM. Estas campañas han cobrado fuerza en momen tos álgidos de la movilización, buscan persuadir a los estudiantes para que no se organicen y pretenden negar la diversidad de posturas y formas que existen entre los diversos colectivos.
2. La reactivación de los grupos porriles que, además de las formas tradicionales como el “taloneo” o golpear estudiantes, ahora pretenden sumarse a las asambleas y movilizaciones para aparentar conflictos internos. Estos grupos históricamente han estado al servicio de los intereses de autoridades escolares y de los diferentes partidos políticos patronales, por lo que rechazamos
absolutamente su injerencia en la vida política estudiantil.
En los últimos días inclusive han llamado a romper de forma violenta la huelga politécnica, a pesar del acuerdo mayoritario de la comunidad para concretar la iniciativa del Congreso General Politécnico antes de entregar las escuelas.
Hacemos un llamado a todas las asambleas estudiantiles a estar atentos de estas formas de acoso para no perder de vista nuestro objetivo central. Rechazamos enérgicamente todas estas formas de represión y hacemos responsables al gobierno federal, local y a las autoridades universitarias de la integridad física y psicológica de los compañeros que están siendo amenazados y de todos los que hoy están organizándose y movilizándose.
Asamblea Interuniversitaria
17 de octubre de 2014

Descarga el documento AQUÍ

Descarga los acuerdos Interuniversitaria 17 de octubre AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s