México: Comunicado del Chanti

desalojoChanti-2

Al pueblo de México y a los pueblos del mundo que resisten y luchan:

A los medios libres, independientes y honestos:

La madrugada del miércoles 7 de enero de 2015 se consumó una agresión e intento de despojo contra el colectivo cultural Chanti Ollin, montada en el conflicto legal en torno al inmueble en que reside. Sin previo aviso, sin el mínimo diálogo, sin responsable que se acreditara; en un acto de invasión violenta, robo y destrucción con saña de bienes colectivos y privados de la comunidad del Chanti, con un operativo desproporcionado de más de un centenar de granaderos y varias decenas de golpeadores contra quince compañeros y tres niños, que se encontraban en el espacio sin más posibilidad que solicitar insistentemente la presentación de la orden judicial y que se detuviera la violencia considerando la presencia de familias con menores (sin resultado alguno), una compañera y nueve compañeros fueron arbitrariamente detenidos y vejados, golpeados sin justificación y acusados de ultrajes, resistencia a la autoridad y daño a la propiedad. Finalmente fueron liberados con cauciones impuestas de casi 12,000 pesos y un proceso judicial en curso.

Al retirarse el cerco policial y gracias al apoyo de decenas de colectivos y personas solidarias, la mayoría de los golpeadores abandonaron el inmueble dejando un grupo que fue sorprendido vandalizando y saqueando los bienes de la comunidad, quienes al ser cuestionados refirieron su pertenencia a la Asamblea de Barrios y fueron conducidos a la fuerza pública y la CDHDF quienes los resguardaron.

Por la noche, en inmediaciones de Paseo de la Reforma, e igualmente sin mediar palabra, una caravana de varias decenas de compañeros solidarios, que se dirigía al MP a aportar pruebas de lo sucedido, fue atacada por agentes de tránsito y un contingente igualmente desproporcionado de granaderos y en presencia de autoridades del gobierno del GDF que se negaron al diálogo. Golpiza injustificada e indiscriminada, que alcanzó al plantón por la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ante la PGR, y que en sus casos más graves implicó la pérdida de conocimiento de compañeros debida a los golpes, la retención en transportes policíacos y el maltrato y la extorsión en la agencia del MP en San Cosme; en otros casos requirieron atención hospitalaria y tratamientos que aún continúan. Todo ello en una clara acción irregular de intimidación violenta.

El Chanti respondió con su diario quehacer, sosteniendo una barricada cultural de resguardo con actividades de bienestar individual y colectivo, artísticas, musicales, teatrales, dancísticas, de plástica monumental; atención terapéutica y producción alimenticia nutritiva y sana, intercambio justo, trabajo artesanal , ecotecnias para el hábitat y el manejo sustentable de agua, saneamiento y energía, producción comunicativa, compartición de saberes y convivialidad: el habitar-trabajo que aspira a otro mundo con esperanza y alegría, soporte también de nuestros derechos de libre pensamiento, asociación y manifestación . Todo ello con el acompañamiento y apoyo de colectivos, organizaciones y amig@s, expresiones solidarias del país y de todo el mundo, que han compartido y visto al Chanti como un ejemplo de que es posible una vida distinta.

A la agresión se suma, en días pasados, la criminalización que sale de la oscuridad del CISEN y la SEIDO, que por medios impresos y radiofónicos, incluyen al Chanti en listas de un incierto “anarquismo” equiparado como amenaza social y crimen organizado y que denunciamos responde a su estrategia de inventar a un enemigo público, nombrando como anarquismo a diversas luchas independientemente de su orientación política,   para poder reprimirlas bajo este membrete.

Como confluencia y convivencia de la diversidad vital, cultural, social y política que somos, rechazamos y condenamos rotundamente la infundada criminalización que se pretende. El Chanti Ollin es un espacio con una existencia pública de 12 años, abierto al desarrollo de una diversidad de proyectos autogestivos y autonómicos que ejercen derechos conquistados y consagrados inclusive por la legalidad existente. Ante el señalamiento de que somos violentos reiteramos que nuestra lucha y nuestra actividades siempre han sido civiles y pacificas y que quien verdaderamente ejerce la violencia es el Estado, como ha quedado demostrado ampliamente con su actuar en Iguala. En todo caso, somos un modesto espejo de la diversidad de búsqueda de alternativas de trabajo, posibilidades creativas, de recreación y compartición, bajo nuevas formas de convivialidad, sobre todo de joven@s, ante la carencia y negación de ellas, por el régimen y el capitalismo, en medio de los signos de la depredación, la opulencia y el despilfarro de una minoría criminal vuelta narcogobierno empresarial.

Desde esta diversidad incluyente de expresiones sociales autónomas que somos, condenamos la criminalización en contra del movimiento social y en particular de los compañerxs que reivindican el anarquismo como vía para alcanzar la justicia y la libertad ; denunciamos el tratamiento que realiza el Estado hacia los posicionamientos políticos disidentes, asociándoles sumariamente delitos, para reproducir, como en Iguala o Bachajón, escenarios de criminalización, represión, victimización y despojo.

El Chanti reitera su apertura y convocatoria a proyectos colectivos y personas que contribuyan al desarrollo de la comunalidad y el buen vivir, como modos de ruptura y superación de un régimen y un sistema de consecuencias desastrosas para la inmensa mayoría en nuestro país y en el mundo.

Exigimos el respeto a las libertades de pensamiento, expresión, asociación y manifestación.

Exigimos respeto a nuestros derechos, a los proyectos culturales autónomos y exigimos que no haya impunidad ante los actos ilegales desde el poder.

Llamamos a las organizaciones sociales, civiles, colectivos y demás personas a la defensa de nuestros derechos fundamentales, a continuar el apoyo mutuo en nuestros quehaceres y luchas, a manifestar nuestra digna rabia ante la realidad de explotación, despojo, represión y crimen enseñoreados desde el poder, y a no rendirnos en la lucha por la aspiración a un mundo distinto.

¡No a la criminalización de la disidencia y la protesta social!

¡Presos políticos libertad!

¡No al despojo y la represión!

¡Vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos!

Chanti Ollin, Chapultepec, Mexihco a 21 de enero del 2015.

Los abajo firmantes manifestamos nuestra solidaridad y apoyo al colectivo cultural Chanti Ollin México y rechazamos enérgicamente el intento de criminalización por parte del Estado Mexicano a su propuesta cultural, educativa, ecológica y política de transformación social y reiteramos que esfuerzos como éstos deben ser apoyados e impulsados para recuperar la armonía y la paz, la justicia y la libertad,   que México, como el mundo entero, tanto necesitan.

ENVIA TU FIRMA AL CORREO: chantiollin.mexico@gmail.com

 Nombre                Colectivo, org. u ocupación               País o lugar de residencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s