México/CDMX: – MOMENTOS DE REPRESIÓN Y SENTIDO COMÚN – Por Luis Fernando Sotelo Preso Político

libertad-luis-fernandoweb

– MOMENTOS DE REPRESIÓN Y SENTIDO COMÚN –

Carta pública desde mi reclusión -secuestro- (Luis Sotelo)

Actualmente nos imponen un sistema de regulación social llamado estado de derecho. Los resultados se dejan ver: con las decenas de miles de encarcelados justificados;con la UNAM, como sector productor de futuros trabajadores para el orden (político, social, económico, etc.); y con el “neo-autoritarismo” instituido en la defensa de la academia.

En éste contexto, después de que tuve la oportunidad de leer el día Lunes 29 el diario La Jornada, me parece pertinente señalar la nota acerca de la presentación del libro “Mariguana y Salud” en la Feria Internacional del Libro en el Palacio de Minería. En esta nota se encuentran las palabras del rector y se lee: “Por sus efectos psicotrópicos, la mariguana fue severamente juzgada y se pasó del lado de las drogas ilegales, y sus usuarios fueron marginados socialmente. De hecho no se le conoce dosis letal. Pero eso sí, tabaco o el alcohol se quedaron del lado de las sustancias legales y socialmente aceptadas. Los efectos a la salud de unas y otras están presentadas comparativamente en el texto…”

Yo me pregunto si ¿su participación en la presentación era necesaria para mediatizar el interés de la UNAM en la temática del libro?; sorprendería el interés y mucho más la separación de éste (interés) con la comunidad de CU si no fuera por la intervención que hace el ex rector De La Fuente quien añade: “La gran pregunta es si el estado quiere regular el mercado o si la regulación se la va a dejar al crimen organizado.” A mi me sorprende no su interés en el tema, más me llama la atención la irresponsabilidad de éste par (rector y ex rector) al dejar a la “máxima…” y sus problemas en manos de la “providencia” del Estado de Derecho. Si con estos argumentos (Graue y De La Fuente) se deslindan, ya sea por omisión o acción deliberada de la represión orquestada contra Jorge, podemos imaginar que es lo que viene…

La tendencia es que lo “ilegal” o lo “indebido” (señalaciones desde arriba) es marginado, por lo general por la sombra del Estado. Llamar a la comunidad (la que aún no se pronuncia) a solicitar y presionar el desalojo del CHE es una vulgar expresión del positivismo institucional: eso de que a cada “problema” hay una “solución”. En este caso el problema es la supuesta violencia denunciada por los amantes del “orden académico” quienes no reconocen como humana y mucho menos como válida la resistencia de los okupa. Como de costumbre se utilizan las palabras tuyo y mio para expresar nuestra vida enajenada. Los cobardes dicen: “tu violencia es mala (por no ser institucional – sea lo que sea)”. Yo asumo que en lo que conozco de comunidad estudiantil existe tanto un sistema de valores (consumo, espectáculo, poder…) como de creencias (en las jerarquías, en la dependencia de lo instituido…-léase Cornelius Castoriadis) que violentan más profundamente en términos de Libertad y Autonomía y se hace “oficial” cuando -quienes domesticados- piden la violencia estatal…

Con otra fecha en La Jornada se lee acerca de una reunión privada entre Graue e integrantes del Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras. Parecen tercos a encaminar la discusión hacia el desalojo y es sumamente “entendible” (como señala el rector). Es entendible que quienes piden la “reintegración” del recinto CHE GUEVARA lo hagan pretendiendo dar la imagen de una demanda crítica. Hasta es entendible que no quieran discutir el trabajo que se desdobla en la OKUPA CHE. Y mucho más entendible la cobardía de algunos sordos y ciegos “defensores” de la academia; que en hechos contradicen que el secuestro del compañero Jorge Emilio E. M. no sea el primer paso para la “liberación” del Che.

Esta crisis o siquiera la noción de ella sería una contradicción (no la única) para justificar un progreso en el capítulo neoliberal universitario, que si bien no es declarado como oficial, es sí una tendencia instituida en los actuales defensores de la desigualdad por derecho (s), del privilegio autoritario y de la ilusión de comunidad. Pienso que el rector niega por no evidenciar un escenario de la resistencia antineoliberal, por no “adaptarse” a los lineamientos de lo meramente académico. Es un oído sordo ante la Autonomía; concepto que reivindica solo para ordenar.

Quien solicite sea desalojado el Che lo hace con argumentos cómodos, apostados a la idea del progreso institucional pero cobardes cuado hablan indignados derrochando acusaciones, lo que quieren es destruir un espacio y un tiempo que amenaza al imperio de la propiedad; cuando se dice universitario se piensa en algo universal y así es el estudiante, pero no por poseer las capacidades universalmente humanas, el término universitario define más al aspecto globalizado de la formación académica como preámbulo de lo laboral, y lo laboral subordinado al universo del mercado… por ello no es difícil hallar relaciones autoritarias entre la comunidad: La misma comunidad aprende obedeciendo ¿a quién? A quien le convenga en aras de su propio futuro y por esto es que vivimos aislados y separados renunciando al presente, olvidando el pasado y mendigando por el futuro…

Pedir que los okupas entreguen “por las buenas” el auditorio no responde a un análisis de la crítica antiautoritaria, por el contrario, lo niega. En esta época en que la criminalización represiva se agudiza; hay razones para analizar la filosofía y la práxis de la institución y de quienes “representan” a la comunidad universitaria; hay razones para revelarse cuando el fin de los de arriba es destruir lo diferente y más aún cuando el campo de lo diferente se escribe en lo que “sobra”.

También existen mentiras del como utilizar “mejor” el espacio. Y como no pensar así cuando, en los mass-media siguen criminalizando; señalan así “el origen de una violencia vandálica” y el de “yn proyecto ajeno a la comunidad”. Lo único que logran o esperan lograr es incitar la reacción de mecanismos nacionales del poder. Aceptar la regulación de la comunidad si un plan comunitario es reivindicar a la universidad como fábrica de empleados del capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s