México/CDMX: El Che se queda…

220px-Auditorio_Ernesto_'Che'Guevara_UNAM

El Che se queda…

Se ha aprobado el Estado de excepción en la cámara de diputados otorgándole todo el poder a Enrique Peña Nieto -asesino y violador confeso y prófugo, que debutó en San Salvador Atenco durante el recorrido de la Otra Campaña en 2006- y cualquiera que llegue después de él al poder ejecutivo. Paralelamente está aprobada la ley Atenco que deja al criterio de cada policía la capacidad de quitarle la vida a cualquier manifestante en el Estado de México. Detrás del linchamiento mediático contra el Auditorio Che Guevara está la intención de dejar pasar impunemente estas leyes genocidas que no apuntan contra un enemigo externo –por demás inexistente– ni contra las redes del crimen organizado –pues estas son claramente manejadas, protegidas y reguladas extrajudicialmente por el Estado mexicano–, dichas modificaciones de la legalidad del capital van encaminadas a proteger el sistema capitalista en territorio mexicano. En esta misma dirección el otro Enrique, de apellido Graue, dentro de la Universidad Nacional Autónoma de México viene organizando a la ultraderecha universitaria para reprimir y desalojar a los integrantes del Che, el primer paso de esta nueva confrontación de clases se dio con el levantón y difamación del compa Yorch, criminalizando su apariencia y su condición socioeconómica para acusarlo de narcomenudista, vieja estrategia de contrainsurgencia, que en este caso ha sido trabajada desde 2009 por la Rectoría para justificar incluso el asesinato de personas, convirtiéndolas en objeto de ejecución a través de violentas y mentirosas campañas de odio y terror, que por una parte buscan aglutinar a grupos reaccionarios mientras bloquean la solidaridad y dividen el actuar del movimiento.

Se ha dicho hasta el cansancio que los okupantes del auditorio son ajenos a la UNAM, que son vándalos, con antecedentes penales, violentos, fósiles y narcomenudistas. Todo este maltrecho y contradictorio guión lo han repetido nauseabundamente los distintos medios de comunicación, incluso los que se jactan de ser un espacio de libertad como La Jornada y Proceso, que entre otros, se han sumado a la lógica que impone todo Estado de excepción –sino puedes con el enemigo, únete a él–. Hay que recordar que varios de los compañeros, que han sido señalados por los medios de comunicación, de ajenos a la universidad fueron los estudiantes que lucharon contra la reforma de los 12 puntos para del Colegio de Ciencias y Humanidades* y que lograron hacer una coordinadora de los distintos planteles que hay en la ahora ciudad de México, motivo por el cual fueron expulsados de la UNAM, por haberse atrevido a tomar la torre de rectoría como forma de protesta. Los compañeros criminalizados y acusados por estos mismos medios de tener antecedentes penales fueron expresos políticos, a ninguno de ellos se les pudo demostrar aquellos delitos por lo que se les acusaba, por la simple razón de no estar en el lugar de los hechos, en el caso de los más jóvenes se solicitaron los videos de las cámaras del entonces Gobierno del Distrito Federal y a la rectoría de Narro Robles, los cuales nunca fueron presentados –de la misma forma en que ahora se negaron a entregar las vidoegrabaciones Mancera y Graue cuando levantaron al Yorch–, finalmente de manera legal se demostró la inocencia de los compañeros que hoy están en libertad. En todos los casos en que por distintos motivos fueron apresados los compañeros, el Estado (instituciones, leyes, fuerzas armadas, grupos irregulares, medios de comunicación) fue el agresor y el que sembró los delitos. En el auditorio Che Guevara estudiantes de diferentes carreras, planteles y grados de la UNAM han desempeñado trabajo político-cultural desde hace años, lo cual no quiere decir que todos son los mismos de hace años, pues aunque a las autoridades les pese reconocerlo, el auditorio se sigue nutriendo de nuevas generaciones.

Se dice que el Auditorio Che Guevara es un espacio privatizado por un grupo, pero en comparación con cualquier otro espacio de la UNAM donde no hay evento posible sin que medie la selección burocrática de los mismos, la universidad es pagada por los asalariados con sus impuestos. Pero realmente ¿a cuántos se les permite acceder a las aulas sin que pasen por el filtro socioeconómico de los exámenes de ingreso de la UNAM? Cabría recordar que en la universidad existe la costumbre de hacer negocios en grande con los recursos públicos, y no devolverle ni un solo centavo a la sociedad que es explotada y exprimida para mantener en pie las instalaciones. La represión contra el Che la ejerce el Estado, pero la presión viene de los grupos empresariales que ya están invirtiendo en investigación, tecnología, ciencia, entretenimiento y conocimiento que sea rentable.

Hay que recordar que el Che es la bandera de la huelga del 99-2000, que la okupación es resultado de esa lucha histórica contra las cuotas excesivas que pensaban imponerse –y que hasta hoy han avanzado gradualmente-, y por supuesto de la fuerte represión realizada por la Policía Federal Preventiva, misma que fue previamente consensada por la socialdemocracia y la ultraderecha, que hoy como ayer manejan el mismo reaccionario y moralista discurso de limpieza social, con la intención de arrebatarle el Che al movimiento, es para quitarnos esa bandera de lucha que ha pasado de una generación a otra, pero no sólo. En lo simbólico el Che recuerda la intransigencia de las autoridades universitarias y que las cosas están muy mal en la universidad, en el país y en el mundo desde hace tiempo, y que las cosas van de mal en peor. Por ello se busca aniquilar el pensamiento y la acción críticos, destruir la libertad de cátedra con el sedante del pensamiento único neoliberal, que busca por medio de la revitalización del positivismo, el estructural-funcionalismo y el nihilismo trastocado en un sentido conservador, sintetizadas en el relativismo posmodernista, doblegar las mentes y las acciones que cuestionen los retrocesos en la UNAM.

Además del control ideológico sobre los estudiantes, hay que añadir  el control laboral que realizan el STUNAM y el APAAUNAM como elementos de coerción y disciplinamiento de los trabajadores, que aunque académicos y sintiéndose intelectuales, no dejan de ser asalariados, ni explotados.

Lo que hay de fondo es querer poner de nueva cuenta la cuestión de las cuotas y la privatización de la universidad, la supresión de la educación pública, gratuita y científica. Por eso buscan tomar el Che, pues los funcionarios saben que es ahí donde se organizará el movimiento que les hará frente en su intento por privatizar la universidad.

Las supuestas voces “universitarias” que llaman a realizar un mitin este primero de abril de 2016, se han destapado como los porros –paramilitares– que son, mercenarios que durante años han agredido a la comunidad universitaria impidiendo toda forma de organización y de protesta real, cínicamente hoy convocan en código de “izquierda” para cumplir un objetivo de derecha; la destrucción del auditorio como un espacio de organización, reunión y agitación. Estos grupos irregulares son financiados por los partidos políticos que se turnan los distintos puestos de poder, en ellos están individuos desde las prepas y CCH´s, hasta las licenciaturas y posgrados, desde estudiantes y académicos, pasando por personal administrativo y trabajadores de base, y por supuesto estructurados cupularmente por funcionarios de la UNAM. Esta estrategia es aplicada en todas las escuelas públicas a nivel nacional, y una forma muy sutil del porrismo para los niveles de licenciatura hasta los posgrados es la distribución de drogas que es auspiciada y manejada desde el Estado mexicano, cosa que no ocurre sin que lo sepan las autoridades universitarias.

Graue ya ha dicho que su objetivo es agotar el diálogo para que entre la policía, no pretende realmente que se entable diálogo alguno, pues de principio a fin son las autoridades las que han usado la violencia como metodología de la represión. Se busca simular con gente acarreada, pagada y manejada por Joaquín Narro Lobo –coordinador del porrismo en la UNAM– un supuesto consenso que demande la represión del Estado, cuando se llama por ejemplo a que se aplique todo el peso del Estado de derecho, recordemos que ley no es lo mismo que justicia. Este mitin es continuidad de la violencia ejercida por la ultraderecha, que en el escenario nacional de retorno y reposicionamiento del Partido Revolucionario Institucional encuentra su cobijo y dirección.

No hay condiciones para el diálogo, pues las condiciones óptimas del mismo implicarían que se reinstalara a los más de 300 expulsados de la huelga del 99-2000, incluidos los expulsados por motivos políticos, de antes y después de esta lucha. Las condiciones óptimas implicarían las disculpas públicas de Graue por haber mentido y violentado al Yorch, y después usar múltiples calumnias como elementos de fuerzas que empujen más la represión y el desalojo del Che. Las condiciones óptimas implicarían que se retiraran todas las cámaras que vigilan los pasos de los universitarios para secuestrarlos, apresarlos y hasta asesinarlos como en el caso de Carlos Sinuhé. Las condiciones óptimas para el diálogo tendrían que ser la puesta en marcha del Congreso Universitario al que las autoridades universitarias aniquilaron, así como el cumplimiento de los puntos restantes del pliego petitorio de la huelga 99-2000. Sólo para precisar, la apertura del diálogo no incluye la entrega del Che a las autoridades universitarias, sino la apertura de una discusión entre universitarios, para frenar la contrarreforma laboral-educativa, la privatización silenciosa de la UNAM, poner alto a la corrupción de los funcionarios, devolver la representación a los trabajadores derrocando a la burocracia sindical y sustituyéndola  con organismos  de base, el desmantelamiento de las estructuras porriles, expulsar a las empresas que están invirtiendo y la apertura de las aulas a la población con menores recursos.

Sector de Trabajadores Adherentes a la Sexta.

31 de marzo de 2016.

 

* Institución universitaria de nivel medio superior incorporada a la UNAM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s