A 25 años, ¿Coordinación o Federación?: La organización es el dilema.

A 25 años, ¿Coordinación o Federación?:

La organización es el dilema.

Desde las ciudades es muy fácil decirse zapatista, usar los símbolos e imágenes con las siglas del EZLN, presumir nuestras fotos en redes sociales junto a los compas. Sumo más difícil es trabajar la tierra y los oficios, defender el territorio y la cultura, construir autonomía y organizarse contra el capitalismo. Si bien hay casos ejemplares de compañeras y compañeros, individuales y colectivos, cuya práctica es congruente e inspiradora en el panorama urbano, no es la mayoría y regularmente estas iniciativas de organización son por la libre y por conciencia, nadie tiene que decirles que hacer.

El problema que emerge es el de hace años; la desarticulación del movimiento. Este infantilismo izquierdista no ha permitido avanzar más allá de donde estamos. Por supuesto que si desde el gobierno se atenta contra las y los zapatistas ahí estaremos y responderemos asumiendo los riesgos junto a los compas, desde donde estemos y como podamos, el problema no es ese. La cuestión es que el apoyo no debe darse de manera asistencialista, ni con lástima, sino construyendo más organización y mejores condiciones para que la lucha avance, territorializarnos y aspirando a salir del sistema capitalista. Lo anterior no es sencillo, implica abandonar la comodidad, los ficticios lujos y los tiempos del capital, asumir roles y responsabilidades, desarrollar nuestra conciencia y formarnos permanentemente en la práctica y la teoría; con autonomía de clase.

A 25 años de la guerra contra el olvido es claro el mensaje del EZLN; ¡Estamos Solos! Y es que estar desarticulados peleando abajo entre nosotros por micropoderes es el equivalente a dejar solos a los compas y a dejarnos solos entre compas. Algunos piensan que la crítica es hacia afuera y no asumen la crítica hacia adentro, es más, hay quien la oculta y piensa que todo va bien. Incluso hay quien se apresuró a escribir de ese modo en los medios institucionales y del poder para seguirse dando más prestigio a nombre del zapatismo.

El objetivo con el que se nos convocó al Encuentro de Redes de Rebeldía y Resistencia es la maduración sobre la discusión de los siete puntos. El problema es que muchos quisieron comenzar la discusión en el encuentro mismo, pero sin discutirlo realmente, no teniendo un compromiso real con la convocatoria, ni respeto por los que sí lo discutieron, acusando incluso de imponer a los que llevaban algo más elaborado y colectivo, no valorando el esfuerzo de los compas zapatistas que para recibirnos nos ofrecieron, techo, salud, seguridad, alimentación, limpieza, es decir, todas las condiciones suficientes para avanzar organizativamente.

Hay un déficit de formación que jóvenes y viejos tenemos, todos con vicios y todos con que aportar, pero pese a los años transcurridos no hemos querido llenar esos vacíos, hay quien incluso señala las divisiones generacionales cayendo en la trampa ideológica del capital que nos pretende dividir por edades y géneros, esto y no otra cosa, es el hecho de que no se tome un acuerdo, quieren esperar a que nos digan que hacer, porque no hay imaginación propositiva en el ¿Qué hacer? Esto también deviene de no tener el acercamiento con los más pobres, oprimidos y explotados de nuestro pueblo, lo que equivale a tener la cabeza separada del cuerpo.

Para no dejarlo de lado como siempre ha ocurrido es importante señalar lo siguiente; quien sugiere a los demás que no se dejen tirar línea, está tirando línea; quien califica y descalifica a los demás de autoritarios, es más autoritario todavía; quien dice que vamos bien es porque no tiene mayor compromiso que consigo mismo. Si bien los errores del pasado con organizaciones autoritarias quedan como secuela, ya hemos comprobado que tanto autoritarismo asfixia, así como tanto libertinaje que desemboca en la nada. El tema que debimos discutir de manera colectiva sobre si una coordinación o federación nos permitirían mejor organización se disolvió por posiciones que le temen a la articulación, y es que tener un pie en el movimiento y otro en el nuevo gobierno, o en una ONG que cobra por lo que hace, e incluso en el puntismo académico, suelen nublar el objetivo real por el que algunos con mucho sacrificio fuimos a discutir, gastando un dinero que no se tiene, viajando como familias, con una edad avanzada, con enfermedades, y con la disposición de dar un paso más. Cosas que no todos los que van con dinero ajeno o etiquetado quieren ver.

A nuestro juicio el encuentro fue para ir reventando la inercia a la desorganización que el capital nos impone, claro que todo va comenzando, pero la crítica siempre es necesaria. Se vuelve importante que antes de cuestionar a los demás hagamos un compromiso individual de cómo estamos; muchos confundimos conceptos todavía; carecemos de información; muchos no entendemos la urgencia de los tiempos políticos ni externos ni internos; seguimos sin escucharnos; queremos imponer nuestra experiencia en la de otros; y esto corre en todas las direcciones. Parecía que lo mejor del encuentro serían las acciones conjuntas, el problema es que diferentes propuestas no pasaron a la plenaria, no se discutieron, ni nos fuimos con el compromiso concreto de la fecha y hora, claro que cada quien hará lo propio desde sus lugares, pero seguimos dando muestras de desarticulación en los hechos; seguimos hegemonizando y homogeneizando.

La idea de una coordinación implica un acercamiento que posibilite la acción conjunta entre diferentes actores individuales y colectivos, su naturaleza no rompe con la autonomía de los que la conforman, pero es básicamente para acordar una dirección general que permita la ejecución de acciones concretas, una coordinación nacional e internacional implicaría tener acuerdos mínimos de acción y un objetivo concreto que podría ser la lucha contra el capitalismo.

La Federación conlleva a la articulación de diferentes comunidades y entes con carácter de clase, que en este caso serían de lucha, y tanto los objetivos como las acciones son de carácter programático, es concebida más como una instancia organizativa de carácter autónomo, que busca acuerpar colectividades e individuales. Esta estructura cruza las formas de organización vertical (el programa de lucha acordado), con las horizontales (la estructura que cada quien se dé: comunidades, organizaciones, colectivos, individuos). La federación implica la coordinación y la articulación, pues mediante el apoyo mutuo nos construimos y reforzamos nuestros procesos, sin violentar la autonomía de cada quien. El carácter de la misma puede ser internacional y permite que incluso estados en resistencia puedan participar si se lo proponen.

Algunos señalaron que el PRI ha funcionado con federaciones, bajo esa lógica habrá que recordar que las redes universitarias provienen del PRD y ahora de MORENA, entonces el problema es más grave todavía. Estamos hablando del corporativismo y la cooptación, pues no son las formas organizativas en sí las que se pervierten y le son funcionales al Estado, es un problema que deviene de la represión y la contrainsurgencia. El único medio para revertir esto es con la conciencia de los que integren dicha organización, por eso la formación de la misma debe tener un carácter prioritario e implicando el nivel teórico y el práctico: hacer lo que se dice; hacer lo que se piensa.

Algunos compas proponen esperar la discusión del CNI-CIG para ver que acuerdan las y los compas, pero ampliar el CIG más allá de las comunidades indígenas implica que la palabra de los que no integran el CIG-CNI también vale. Los concejales presentes y que iban en carácter de observadores deberán de tomar eso en cuenta a la hora de discutir sobre el desdoblamiento.

Para plantear las formas organizativas debemos pensar en lo que no queremos y en lo que si queremos. Si no queremos más patriarcado, capitalismo y autoritarismo hay que decirlo, si queremos paz, justicia y emancipación, también hay que señalarlo. Y pensar que independientemente del nombre organizativo que se acuerde más adelante tengamos claros los ejes de autonomía, autogestión y autoorganización, con un carácter de clase. Y en orden de cosas tener un Programa-Plan y Ejes-Principios, es decir, un programa antipatriarcal y anticapitalista que nos de dirección y contenido con su plan de ejecución para materializar los objetivos, además de los ejes generales que regulen los modos, los cómo y las formas y con principios irrenunciables para mediar entre compañeros, que pueden ser los siete principios del mandar obedeciendo.

De principio a fin queda la experiencia de las compas y los compas del pasamontaña y el paliacate que nos cuidaron; autodisciplina y autonomía, trabajo y revolución.

Como propuestas de plan de acción proponemos:

Hacer un llamamiento a la construcción de las coordinaciones locales y regionales en el país.

Tener un acercamiento a la población y apoyar las luchas que emergen con un posicionamiento político anticapitalista, antipatriarcal y antiautoritario claro.

Emprender desde febrero las acciones contra los megaproyectos en el país.

Hacer investigación de esos megaproyectos y generar materiales informativos.

Convocar a un encuentro nacional para la conformación de la coordinación nacional.

Hacer talleres de formación e intercambio de conocimientos y saberes que enseñen a pensar y no a memorizar, que generen conciencia y que permitan a cada individuo ser autónomo y autogestivo en su conciencia y práctica.

Hacer un análisis sobre las luchas, organizaciones y territorios que tienen la posibilidad de dar un salto organizativo hacia la autonomía y apoyar los proyectos nacionalmente.

Falta lo que falta.

Enero de 2019.

Trabajadores y Revolución.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s