México/La Sexta Trabajadores: SOLIDARIDAD DE CLASE CONTRA LA REPRESIÓN Comunicado del Sector de Trabajadores

BASTA DE REPRESIÓN 2

SOLIDARIDAD DE CLASE CONTRA LA REPRESIÓN

Comunicado del Sector de Trabajadores

Una oleada de represión selectiva en octubre, noviembre, diciembre y enero contra el CNI, el plantón de los pedregales, el desalojo del Chanti Ollin y la persecución e intimidación contra los miembros de la Okupa Che, marcan el nuevo momento de contrainsurgencia estatal ante la propuesta organizativa de la conformación de un Concejo Indígena de Gobierno y una candidata indígena. El objetivo: intentar detener la organización autónoma antes de que esta se generalice y/o entrelace. Es apenas el inicio de una etapa de represión pre-electoral, de manera similar a como ocurrió en 2006 con los operativos de mayo-junio en Atenco y Oaxaca que desarticularon a La Otra Campaña el primero, y a la resistencia social en aquél estado el segundo. Ahora se trata de que los lugares más simbólicos por su contenido político no sean caja de resonancia de la propuesta de construir un programa anticapitalista de lucha y de pasar a la ofensiva. Pero aún más allá: no es un golpe contra edificios o territorios, se trata de romper los lazos solidarios, de destruir las comunidades en lucha que ahí van emergiendo. En este sentido lo que está detrás no es la gentrificación como tanto se habla por moda, ni impedir el bloqueo de avenidas, el combate a la delincuencia, ni una lucha contra las policías comunitarias, o impedir la okupación de un inmueble “universitario” por muy importante que sea. Lo que TODO EL ESTADO -y no sólo el gobierno de Mancera o la Rectoría de la UNAM- combate REALMENTE -pues todo lo anterior no les interesa ni afecta mayormente-, es el contenido político y el proceso de toma de conciencia que durante décadas se ha venido desarrollando en las comunidades, espacios y barrios del campo y la ciudad, cuyo contenido autonómico es considerado un riesgo de convertirse en revolución, en un mal ejemplo que cunda, pues al no haber en estos procesos una dirección vertical, minúscula y visible sino una organización horizontal se vuelve difícil exterminarla por métodos de cooptación, encarcelación, desaparición o asesinato.
Solo así se explica el OPERATIVO MILITAR con el que se llevó a cabo el desalojo del Chanti Ollin: ya sea por espionaje o delación, un comando de élite llega por la madrugada, con tácticas nada ordinarias, en PLENA ASAMBLEA a tomar el edificio. No iban solo a recuperar un inmueble ubicado en una zona donde el costo del suelo es elevado. Su objetivo fue dar un golpe de terror psicológico, de desarticulación, a un proceso de organización, eso es lo que realmente les interesa exterminar, y no simplemente posesionarse de un terreno por mucho que pueda valer. Lo mismo en el caso de los Pedregales, la policía no actúa a las órdenes de una inmobiliaria, sino de un ESTADO que quiere terminar con la tradición de lucha de los habitantes de esa zona. Igualmente en el caso Okupache: reprimiendo selectivamente se busca resquebrajar la resistencia, distraer la organización de lxs compañeros hacia el miedo y ponerlxs a la mera defensiva, atarlxs a la gestión y defensa física del espacio impidiendo que profundicen y extiendan hacia afuera los lazos solidarios que han construido.
A esta ola represiva, que parecía no encontraría obstáculo se le interpuso otra en sentido inverso, con el gasolinazo anunciado por el gobierno federal, y al que el zapatismo se refirió como el apocalipsis en los comunicados de diciembre, mismos que ciertos intelectuales que ahora reclaman entonces no leyeron. Se organizaron convocatorias a diferentes protestas por parte de transportistas, la pequeña y mediana burguesía y otras de tinte partidario, con algunas expresiones independientes,en las que se quiso montar desde el comienzo MORENA. *Pero las cosas subieron de tono* con los saqueos a nivel nacional, las confrontaciones con las fuerzas armadas en bloqueos y tomas de casetas y gasolina, y los asesinatos de Chalco, la Ciudad de México e Ixmiquilpan. En esta última población, la protesta acabo en una revuelta que destruyó instalaciones policiacas. A este caos se añade la
acción defensiva de atropellar a federales antimotines en los bloqueos: en resumen, UNA SITUACIÓN INÉDITA. El dirigente de MORENA tuvo que salir al paso con la invención de que todo eso que no le favorece -porque los del PAN dicen que ellos lo promovieron-, lo organizó el PRI. Esto último no cuadra pues saqueos y protestas generalizadas no se organizan de la noche a la mañana y en varias fotos y videos se observa a niños, señoras y hombres comunes jalando los juguetes, celulares y demás de los que fueron privados en los rituales de culto a la mercancía que llaman navidad, y de haber sido “organizados”, está visto que se les salió de las manos pues cientos se sumaron a los saqueos después de pasar una infeliz navidad que promueve el consumismo para exprimirle recursos al proletariado y dejarlo endeudado para el próximo año, una navidad en la que no todos desayunaron siquiera, una navidad despreciable que hace que cadenas -tiendas de autoservicio, supermercados, bodegas y demás negocios usureros se enriquezcan a costa del saqueo a los trabajadores, producto de la explotación de su fuerza de trabajo. Varias marchas convocadas por centrales y sindicatos charros, neocharros y democharros en el centro del país, por partidos políticos y organizaciones oportunistas, tampoco pudieron capitalizar el descontento en su favor, ahora intentaran a través de asambleas paralizar el movimiento llevándolo al callejón sin salida del desgaste del activismo y los falsos discursos de la falsa oposición.
Como sea este escenario es continuidad de la agudización de la lucha de clases, como lo han sido las batallas del magisterio, la lucha por la presentación con vida de los 43 y demás hechos que podemos sumar y que han acabado en un cierto avance en la claridad de clase del proletariado que se está construyendo, pues en las calles varios hablaban del tema y no todos ven mal los saqueos, algunos hubieran querido estar ahí. Si este problema no revienta ahora servirá para continuar la necesaria acumulación de fuerzas hacia una insurrección generalizada.
Lo que hay detrás del desacuerdo allá arriba con el gasolinazo es el desacuerdo entre las burguesías del país: la del norte, la del golfo, y la del centro está última representada por el grupo Atlacomulco y Peña Nieto en el Ejecutivo. Hay un claro choque entre el proyecto de “retorno” al capitalismo monopólico de Estado (representado por AMLO) y el capitalismo de “libre mercado” que no logran resolver ni la crisis económica “nacional” desde la firma del TLC, ni la crisis política de descomposición del Estado mexicano. Los precios internacionales del petróleo, así como las reformas estructurales son un mandato de las burguesías del mundo, que están MUY POR ENCIMA de los pleitos de la “oligarquía”, por eso no debemos de ver esto como una lucha sólo local o nacional.
Los medios de comunicación han intentado infructuosamente meter miedo con los rumores de golpe de Estado, en un intento desesperado de frenar la a cción del proletariado para que este no se haga más consciente en el único lugar en donde puede aprender y llegar a ser realmente libre: en la lucha. Peña Nieto ha dicho que de bajar el precio de los combustibles se tendrán que cerrar muchas escuelas y hospitales, pues que lo haga, a ver qué pasa. Como sea la represión generalizada ha vuelto a aparecer, la represión selectiva continuará, pero es necesario seguir construyendo el camino para ir más allá de donde estamos. Solidaridad de clase ante la ofensiva burguesa. 13/01/2017.

Sector de Trabajadores Adherentes a la Sexta.

Mèxico/CNI-EZLN: ¡Y RETEMBLÓ!, INFORME DESDE EL EPICENTRO…

a0987-cni-ezln-2

¡Y RETEMBLÓ!, INFORME DESDE EL EPICENTRO…

A los Pueblos Originarios de México

A la Sociedad Civil de México y del Mundo

 A la Sexta Nacional e Internacional

A los Medios Libres de Comunicación

Hermanos, hermanas

Es el momento de los pueblos, de sembrarnos y reconstruirnos. Es el momento de pasar a la ofensiva y es este el acuerdo que se dibuja en nuestros ojos, en los individuos, en las comunidades, en los pueblos, en el Congreso Nacional Indígena; es tiempo de que la dignidad gobierne este país y este mundo y a su paso florezcan la democracia, la libertad y la justicia.

Damos a conocer que en la segunda etapa del V CNI evaluamos minuciosamente el resultado de la consulta a los pueblos que somos el Congreso Nacional Indígena y que tuvo lugar los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2016, en los cuales de todos los modos, las formas y las lenguas que nos representan en la geografía de este país emitimos acuerdos de asambleas comunales, ejidales,  de colectivos, municipales, intermunicipales y regionales, que una vez más nos llevan a entender y asumir con dignidad y rebeldía la situación por la que atraviesa nuestro país, nuestro mundo.

Saludamos los mensajes de apoyo, de esperanza y de solidaridad que dieron intelectuales, colectivos y pueblos que reflejan esperanza ante nuestra propuesta a la que denominamos “Que Retiemble en Sus Centros la Tierra” y que hicimos pública en la primera etapa del V CNI, saludamos también las voces críticas, muchas de ellas con argumentos fundamentalmente racistas, que reflejan una indignación rabiosa y desprecio por pensar en que una mujer indígena pretenda no sólo contender en una elección presidencial, sino plantear cambiar realmente, desde abajo, a este dolido país.

A todos ellos, les decimos que en efecto retembló la tierra y nosotros con ella, y que pretendemos sacudir la conciencia de la nación, que en efecto pretendemos que la indignación, la resistencia y la rebeldía figuren en las boletas electorales del 2018, pero que no es nuestra intención competir en nada con los partidos y toda la clase política que aun nos debe mucho; cada muerto, desaparecido, encarcelado, cada despojo, cada represión y cada desprecio. No nos confundan, no pretendemos competir con ellos porque no somos lo mismo, no somos sus palabras mentirosas y perversas. Somos la palabra colectiva de abajo y a la izquierda, esa que sacude al mundo cuando la tierra retiembla con epicentros de autonomía, y que nos hacen tan orgullosamente diferentes que:

  1. Mientras el país está sumergido en el miedo y el terror que nace entre miles de muertos y de desaparecidos, en los  municipios de la montaña y costa de Guerrero nuestros pueblos han creado condiciones de seguridad y justicia verdadera; en Santa María Ostula, Michoacán, el pueblo Nahua se ha unido con otras comunidades indígenas para mantener la seguridad en manos de los pueblos, en donde el epicentro de la resistencia es la asamblea comunal de Ostula, garante de la ética de un movimiento que ha permeado ya los municipios de Aquila, Coahuayana, Chinicuila y Coalcomán. En la meseta purépecha la comunidad de Cherán ha demostrado que con organización, sacando a los políticos de su estructura del mal gobierno y ejerciendo sus propias formas de seguridad y gobierno se puede no sólo construir la justicia, sino que al igual que en otras geografías del país sólo desde abajo, desde la rebeldía se reconstruyen nuevos pactos sociales, autónomos y justos, y no dejamos ni dejaremos de construir desde abajo la verdad y la justicia negada para los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos, los 3 compañeros estudiantes que fueron asesinados y los compañeros heridos, todos por el narco gobierno mexicano y sus fuerzas represivas. Mientras tanto los malos gobiernos criminalizan la lucha social, la resistencia y la rebeldía, persiguiendo, acosando, desapareciendo, encarcelando y asesinando a hombres y mujeres cabales que luchan por causas justas.
  2. Mientras la destrucción alcanza todos los rincones del país, sin conocer límites alejando la pertenencia a la tierra y a lo sagrado, el pueblo Wixárika, junto con los comités en defensa de la vida y del agua del altiplano potosino han dado muestra de que se puede defender un territorio, su medio ambiente y equilibrios con base en reconocerse uno con la naturaleza, con una visión sagrada que renueva cada día los vínculos ancestrales con la vida, la tierra, el sol y los antepasados, abarcando 7 municipios en el territorio sagrado ceremonial de Wirikuta en San Luis Potosí.
  3. Mientras los malos gobiernos deforman las políticas del Estado en materia educativa poniéndola al servicio de las corporaciones capitalistas para que ésta deje de ser un derecho, los pueblos originarios crean primarias, secundarias, bachilleratos y universidades con sistemas educativos propios, basados en la protección de nuestra madre tierra, en la defensa territorial, en la producción, en las ciencias, en las artes, en nuestras lenguas y pese a que la mayoría de esos procesos crecen sin apoyo de ningún nivel del mal gobierno, está al servicio de todas y todos.
  4. Mientras los medios de comunicación de paga, voceros de quienes prostituyen cada una de las palabras que difunden y engañan manteniendo dormidos a los pueblos del campo y la ciudad, haciendo pasar por delincuentes a quienes piensan y defienden lo que es suyo y siempre son los malos, los vándalos, los inadaptados. En tanto que los que viven de la ignorancia y la enajenación son los socialmente bien, y los que oprimen, reprimen, explotan y despojan son siempre los buenos, los que merecen ser respetados y gobernar para servirse. Y mientras eso pasa los pueblos han hecho medios propios de comunicación ideando formas diversas para que la conciencia no sea opacada por la mentira que los capitalistas imponen, usándolos además para fortalecer la organización de abajo, de donde nace cada palabra verdadera.
  5. Mientras la “democracia” representativa de los partidos políticos se ha convertido en una burla a la voluntad popular, en la que los votos se compran y se venden como una mercancía más y se manipula por la pobreza en la que los capitalistas mantienen a las sociedades del campo y de las ciudades, los pueblos originarios siguen cuidando y fortaleciendo formas de consensos y asambleas como órganos de gobierno en las que la voz de todos y todas se hacen acuerdos profundamente democráticos, abarcando regiones enteras a través de asambleas que versan en torno a los acuerdos de otras asambleas y estas a su vez surgen de la voluntad profunda de cada familia.
  6. Mientras los gobiernos imponen sus decisiones en beneficio de unos cuantos, suplantando la voluntad colectiva de los pueblos, criminalizando y reprimiendo a quien se oponga a sus proyectos de muerte que imponen sobre la sangre de nuestros pueblos como es el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, fingiendo que consultan mientras imponen su muerte, los pueblos originarios tenemos los modos y las formas constantes de consulta previa, libre e informada por pequeña o grande que ésta sea.
  7. Mientras que con sus reformas privatizadoras los malos gobiernos entregan la soberanía energética del país a los intereses extranjeros y los altos costos de la gasolina delatan la mentira capitalista que sólo traza caminos para la desigualdad y la respuesta rebelde de los pueblos indígenas y no indígenas de México, que los poderosos no podrán ocultar ni callar; los pueblos hacemos frente y luchamos por detener la destrucción de nuestros territorios por el fracking, los parques eólicos, minería, los pozos petroleros, gaseoductos y oleoductos en estados como Veracruz, Sonora, Sinaloa, Baja California, Morelos, Oaxaca, Yucatán y todo el territorio nacional.
  8. Mientras los malos gobiernos imponen una alimentación tóxica y transgénica a todos los consumidores del campo y las ciudades, los pueblos Mayas mantienen una lucha incansable por detener la siembra de transgénicos en la península de Yucatán y en todo el país por conservar la riqueza genética ancestral, que además significa nuestra vida y organización colectiva y la base de nuestra espiritualidad.
  9. Mientras la clase política sólo destruye y promete, los pueblos construimos no para gobernar sino para existir con autonomía y libre determinación.

Nuestras resistencias y rebeldías constituyen el poder de abajo, no ofrecen promesas ni ocurrencias, sino procesos reales de transformación radical en la que participan todas y todos y que son tangibles en las diversas y enormes geografías indígenas de esta nación. Es por eso que como Congreso Nacional Indígena, reunidos en este V Congreso 43 pueblos de este país, ACORDAMOS nombrar un Concejo Indígena de Gobierno con representantes hombres y mujeres de cada uno de los pueblos, tribus y naciones que lo integran. Y que este concejo se proponga gobernar este país. Y que tendrá como voz a una mujer indígena del CNI, o sea que tenga sangre indígena y conozca su cultura. O sea que tiene como vocera a una mujer indígena del CNI que será candidata independiente a la presidencia de México en las elecciones del año 2018.

Es por eso que el CNI como la Casa de Todos los Pueblos somos los principios que configuran la ética de nuestra lucha y en la que caben todos los pueblos originarios de este país, esos principios en los que se aloja el Concejo Indígena de Gobierno son:

Obedecer y no mandar

Representar y no suplantar

Servir y no servirse

Convencer y no vencer

Bajar y no subir

Proponer y no imponer

Construir y no destruir

Es lo que hemos inventado y reinventado no por gusto, sino como la única forma que tenemos de seguir existiendo, es decir esos nuevos caminos sacados de la memoria colectiva de nuestras formas propias de organización, son producto de la resistencia y la rebeldía, del hacer frente cada día a la guerra que no ha parado y que no ha podido acabar con nosotros. En esas formas no sólo ha sido posible trazar el camino para la reconstitución integral de los pueblos, sino nuevas formas civilizatorias, esperanzas colectivas que se hacen comunitarias, municipales, regionales, estatales y que están dando respuestas precisas a problemas reales del país, lejos de la clase política y su corrupción.

Desde este V Congreso Nacional Indígena llamamos a los pueblos originarios de este país, a los colectivos de la Sexta, a los trabajadores y trabajadoras, frentes y comités en lucha del campo y las ciudades, a la comunidad estudiantil, intelectual, artística y científica, a la sociedad  civil no organizada y a todas las personas de buen corazón a cerrar filas y pasar a la ofensiva, a desmontar el poder de arriba y reconstituirnos ya nos sólo como pueblos, sino como país, desde abajo  y a izquierda, a sumarnos en una sola organización en la que la dignidad sea nuestra palabra última y nuestra acción primera. Los llamamos a organizarnos y parar esta guerra, a no tener miedo a construirnos y sembrarnos sobre las ruinas dejadas por el capitalismo.

Es eso lo que nos demanda la humanidad y nuestra madre que es la tierra, en ello encontramos que es el tiempo de la dignidad rebelde y que materializaremos convocando a una asamblea constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno para México en el mes de Mayo de 2017 y desde este momento tenderemos puentes a los compañeros y compañeras de la sociedad civil, los medios de comunicación y los pueblos originarios para hacer retemblar en sus centros la tierra, vencer el miedo y recuperar lo que es de la humanidad, de la tierra y de los pueblos, por la recuperación de los territorios invadidos o destruidos, por la presentación de los desaparecidos del país, por la libertad de todas y todos los presos políticos, por la verdad y la justicia para los asesinados, por la dignidad del campo y de la ciudad. Es decir, no tengan duda, vamos por todo, pues sabemos que tenemos enfrente quizá la última oportunidad como pueblos originarios y como sociedad mexicana de cambiar pacífica y radicalmente nuestras formas propias de gobierno, haciendo que la dignidad sea el epicentro de un nuevo mundo.

Desde Oventik, Territorio Zapatista, Chiapas, México

Nunca Más un México Sin Nosotros

Congreso Nacional Indígena

Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Información tomada de Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2017/01/02/y-retemblo-informe-desde-el-epicentro/

México/EZLN: El Gato-Perro y el Apocalipsis

CanvasZapatista

29 de diciembre del 2016.

  Ciencia ficción.

  Recuerden eso: ciencia ficción.  Ya verán que, en sus próximas pesadillas, les ayudará para no angustiarse tanto, o al menos para no angustiarse inútilmente.

  Tal vez recuerden alguna película de ciencia ficción.  Tal vez a alguna, alguno de ustedes, la ciencia ficción los llevó luego al camino de la ciencia científica.

  A mí no, tal vez porque mi película de ciencia ficción favorita es “La Nave de los Monstruos”, con el inolvidable Eulalio González, “el Piporro”, y cuya banda sonora ha sido injustamente excluida de los premios Oscar, los Globos de Oro, o el renombrado y local “Pozol de Barro”.  Tal vez hayan escuchado hablar de ella, es una película de “culto”, según alguna de esas revistas especializadas que nadie lee, ni los que la editan.  Si recuerdan el filme y/o lo ven, de seguro entenderán por qué terminé perdido en las montañas del Sureste Mexicano, y no extraviado en la asfixiante red burocrática que, al menos en México, ahoga la investigación científica.

  Y también celebrarán que haya sido esa película mi referente de ciencia ficción, y no “2001, Odisea del Espacio” de Kubrick, o “Alien, el octavo pasajero” de Riddley Scott (con la teniente Rippley rompiendo el esquema del macho sobreviviente de Charlton Heston en “El Planeta de los Simios”), o “Blade Runer”, también de Ridley Scott, donde la pregunta, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, es el punto nodal.

  Así que al Piporro y su “Estrella del Desello”, y al robot Tor enamorado de una rockola, deben agradecer el que yo no esté de su lado en este encuentro.

  En fin, filias cinéfilas aparte, supongamos una película promedio del género: un apocalipsis en curso o en el pasado; la humanidad entera en peligro; primero un audaz e intrépido varón como protagonista; después, de la mano del feminismo inocuo, una mujer, también audaz e intrépida; un grupo de científicos es convocado a una instalación súper secreta (claro, invariablemente situada en la Unión Americana); un militar de alto rango les explica: deben crear un plan que salve a la humanidad; se hace, pero resulta que necesitan de un individuo o individua que, dicho de paso, anule el trabajo colectivo y, en el último segundo, corte, con unas pinzas que aparecieron inexplicablemente, el cable verde o azul o blanco o negro o rojo en una decisión azarosa, y zás, la humanidad está a salvo; el grupo de científicos aplaude a rabiar; el muchacho o la muchacha encuentran el verdadero amor; el respetable público se retira de la sala, mientras los colados revisan los asientos para ver si alguien dejó, a medio terminar, algún cartón de palomitas, con ese delicioso e inigualable sabor a benzoato de sodio.

  La catástrofe tiene variados orígenes: un meteorito ha cambiado de ruta con la misma constancia de un político haciendo declaraciones sobre el gasolinazo; o un tornado de tiburones; o un planeta desviado de su curso; o un sol irritado y lanzando fuera de su órbita una de esas lenguas ígneas; o una enfermedad proveniente del espacio o de una nave extraterrestre; o un arma biológica que se sale de control y, convertida en gas inodoro, transforma a quien entra en contacto con él y lo transmuta en político profesional o en algo no tan horrible.

  Eso, o el apocalipsis ya es un hecho y un grupo de sobrevivientes deambula sin esperanza, introyectandola barbarie exterior en su comportamiento individual y colectivo, mientras la humanidad agoniza.

  El final puede variar, pero la constante es el grupo de científicos, sea como responsables de la catástrofe, sea como esperanza de salvación, claro, si un chico o chica guapa aparece en el momento oportuno.

  O el desenlace puede ser de interrogante, o de plano modelo “dark azotado” (ya José Alfredo Jiménez nos había advertido que “la vida no vale nada”).

  Bien, tomemos como ejemplo cualquier novela, película o serie de televisión de tema apocalíptico o catastrófico.  Digamos una con tema de moda: zombis.

  Un ejemplo concreto, la serie de televisión “The Walking Dead”.  Para quien no la conoce el argumento es sencillo: por alguna causa sin definir, las personas que mueren, se “convierten” en zombis; el protagonista deambula, se topa con un grupo, establecen una organización jerárquica en continua crisis, y tratan de sobrevivir.  El éxito de la serie pudiera deberse a que muestra a personajes que en situaciones normales son mediocres o parias, y se convierten en heroínas y héroes dispuestos a todo.  Algun@s de ellos:

  Michonne, una ama de casa ninguneada por el marido y los hermanos, convertida en una temible guerrera con katana (interpretada por la actriz y dramaturga Danai Jekesal Gurira y, no es por dárselas a desear, es la única de quien doy el nombre real porque, en el baúl dejado por el SupMarcos encontré una foto de ella en el personaje de Michonne, dedicada de su puño y letra al finado, ¡arrrrroz con leche!).

  Daril, un paria manipulado, transformado en un “tracker” y ballestero temible.  Hasta ahora, el símbolo de la insumisión, la resistencia y la rebeldía.

  Glenn, un repartidor de pizzas vuelto explorador estrella.  El milusos y mil vidas de la serie, hasta que Rickman regresó al comic.

  Maggie, una joven a la que el apocalipsis zombi salva de la vida monótona de la granja y la convierte en líder aún embarazada.

  Carol, una esposa maltratada, transfigurada en la versión femenina de Rambo pero inteligente.

  Carl, un púber que esconde detrás del parche a un asesino serial, como bien dedujo Negan.

  Eugene, el nerd que simboliza la ciencia y pasa a ser, de mitómano, a útil para el colectivo.

  El Padre Gabriel, el religioso convenenciero y oportunista que se reconvierte y se vuelve necesario.

  Tara y Aaron, la lesbiana y el gay que aseguran corrección política a la trama.

  Rosita, mi sueño húmedo preferido, la latina que combina pasión, habilidad y coraje.

  Morgan, el superviviente en modo monje shaolín.

  Sasha, la mujer que muta del rol clásico romántico a la de superviviente realista.

  Y, en la parte alta de la jerarquía, el maltrecho símbolo del orden, Rick, un ex alguacil que difícilmente puede ocultar las inclinaciones fascistas de cualquier policía.

  No sé en qué temporada van.  Desde la quinta dejé de verla porque al películero que me mandaba las ediciones “alternativas” le cayó la justicia y a saber dónde está (lo que es una pena, porque me había prometido hasta la temporada 10, aunque ni siquiera Kirkman sabe si habrá 10 temporadas).  Pero con lo que he alcanzado a ver, me doy cuenta del porqué de su éxito.

  Como quiera, no es difícil seguir la trama, basta revisar los spoliers que se cuelan en twiter en los hashtags respectivos.

  Hace algunas lunas, le pregunté a una compañera qué hubiera pasado si Rick, o cualquiera de los del grupo, supiera con anterioridad que iba a pasar lo que pasó.  Elijo al policía porque parece que es el único que tiene garantizada la supervivencia, al menos en el comic homónimo.

  Rick, ¿se hubiera preparado?, ¿habría construido un bunker y en él acumularía alimentos, medicinas, combustible, armas y municiones, las obras completas de George Romero?

  ¿O tal vez intentaría detener el desastre?

  La compañera, zapatista al fin, me respondió con la misma pregunta: ¿qué pensaba yo que hubiera hecho Rick Grimes?

  No dudé en responderle: nada.  Aun sabiendo lo que iba a pasar, ni Rick, ni cualquiera de los personajes hubieran hecho nada.

  Y eso por una sencilla razón: a pesar de todas las evidencias, seguirían pensando, hasta el minuto previo, que nada malo iba a pasar, que no era para tanto, que alguien en algún lado tendría la solución, que el orden se restablecería, que habría a quien obedecer y a quien mandar, que, en todo caso, la desgracia le pasaría a otros, en otra parte, lejos en geografía o lejos en posición social.

  Pensarían hasta la víspera que la desgracia es algo destinado, no a ellas, ellos, elloas, sino a quienes sobreviven abajo… y a la izquierda.

  Zombis aparte, en la mayoría de esas narraciones apocalípticas, hay uno o varios momentos en que alguien, invariablemente el o la protagonista, cuando todos están rodeados por una horda de zombis, o el meteorito está a poca distancia de sus cabezas, o una situación límite semejante, con serenidad y aplomo dice: “Todo va a salir bien”.

  Y resulta que, en este encuentro, a mí me ha tocado el ingrato papel de aguafiestas.  Así que debo decirles lo que vemos: No, no es una película de ciencia ficción, sino la realidad; y no, no todo va a salir bien, sólo algunas pocas cosas saldrán bien si nos preparamos antes.

  Según nuestros análisis (y hasta ahora no hemos visto a nadie ni nada que los refute, antes bien, los confirman), estamos ya en medio de una crisis estructural que, en términos coloquiales significa imperio de la violencia criminal, catástrofes naturales, carestía y desempleo desenfrenados, escases de servicios básicos, colapso energético, migraciones, hambre, enfermedad, destrucción, muerte, desesperación, angustia, terror, desamparo.

  En suma: deshumanización.

  Un crimen está en curso.  El más grande, brutal y cruel en la breve historia de la humanidad.

  El criminal es un sistema dispuesto a todo: el capitalismo.

  En términos apocalípticos: es una lucha entre la humanidad y el sistema, entre la vida y la muerte.

  La segunda opción, la de la muerte, no se las recomiendo.

  Mejor no se mueran.  No les conviene.  Créanme, yo algo sé de eso porque he muerto varias veces.

  Es muy aburrido.  Como las entradas al cielo y al infierno sufren de una burocracia pesada (aunque no tanto como las de las universidades y centros de investigación), la espera es peor que en un aeropuerto o central de autobuses en épocas decembrinas.

  El infierno es ídem, tienes que organizar encuentros de artes, de ciencias exactas y naturales, de ciencias sociales, de pueblos originarios, y cosas igualmente terribles.  Te obligan a bañarte y peinarte.  Te inyectan y te fuerzan a comer sopa de calabazas todo el tiempo.  Tienes que escuchar a Peña Nieto y a Donald Trump en una conferencia de prensa sin fin.

  El cielo, por su parte, es igual, sólo que ahí tienes que soportar el coro monótono de unos ángeles descoloridos, y todos te dan largas si lo quieres hablar al dios para quejarte de la música.

  En resumen; digan no a la muerte y sí a la vida.

  Pero no se engañen.

  Van a tener que luchar todos los días, a todas horas y en todo lugar.

  En esa lucha, tarde o temprano, se darán cuenta de que sólo en colectivo tendrán posibilidades de triunfar.

  Y, aun así, verán que necesitan también las artes, y que nos necesitan también a nosotras, y a otros, otras, otroas como nosotros.

  Organícense.

  Como zapatistas que somos no sólo no les pedimos que abandonen su práctica científica, les demandamos que continúen en ella, que la profundicen.

  Sigan explorando éste y otros mundos, no se detengan, no desesperen, no se rindan, no se vendan, no claudiquen.

  Pero también les pedimos que busquen las artes.  Aunque parezca lo contrario, ellas “anclarán” su quehacer científico en lo que tienen en común: la humanidad.

  Disfruten la danza en cualquiera de sus versiones.  Tal vez al inicio no puedan evitar enmarcar los movimientos en las leyes de la física, pero después sentirán, punto.

  Vayan más allá de la geometría, la teoría del color y la neurología y gocen la pintura y la escultura.

  Resistan la tentación de encontrarle lógica científica a ese poema, a esa novela, y dejen que las palabras les descubran galaxias que sólo en las artes viven.

  Ríndanse ante la falta de sustento científico en las historias que en teatro y cine se asoman a lo humano imperfecto, voluble e impredecible.

  Y así con todas las artes.

  Ahora imaginen que no es su cotidianeidad de ustedes, sino esas artes las que están en peligro de extinción.

  Imaginen a personas, no estadísticas, hombres, mujeres, niños, ancianos, con un rostro, una historia, una cultura, amenazadas con el aniquilamiento.

  Véanse en esos espejos.

  Entiendan que no se trata de luchar por ellas o en su lugar, sino con ellas.

  Véanse a sí mismas, a sí mismos, como los vemos nosotras, nosotros, zapatistas.

  La ciencia no es su límite, su peso muerto, su carga inútil, la actividad que deben ejercer en la clandestinidad u ocultándose en el closet de las academias y los institutos.

  Entiendan ya lo que ya entendimos nosotros: que, como científicas y científicos, ustedes luchan por la humanidad, es decir, por la vida.

-*-

  Ayer nos explicaba el Subcomandante Insurgente Moisés, que los pueblos son ya, y desde hace décadas, nuestros maestros, nuestros tutores.  Que el interés por las ciencias es nuevo en el zapatismo.  Que ha sido incitado por las nuevas generaciones, por las jóvenas y jóvenes zapatistas que quieren saber más y mejor de cómo es el mundo.  Que de los pueblos organizados salió el novísimo empujón que nos tiene frente a ustedes.

  Cierto.  Pero lo que no es nuevo en el zapatismo es la lucha por la vida.

  Aun en la disposición y planes frente a la muerte, tuvimos desde el inicio la preocupación por la vida.

  Los que tienen más edad, o interés a pesar de la edad, pueden conocer lo que fue el alzamiento: la toma de las 7 cabeceras municipales; los bombardeos, los choques con las fuerzas militares, la desesperación del gobierno al ver que no podía derrotarnos, el levantamiento civil que lo obligó a detenerse, lo que le ha seguido en estos ya casi 23 años.

  Lo que tal vez no conozcan, es lo que le voy a contar a continuación:

  Nos preparamos para matar y morir, eso ya se los resumió el Subcomandante Insurgente Moisés.  Entonces teníamos dos opciones frente nuestro: el país se incendiaba o nos aniquilaban.  Imaginen nuestro desconcierto cuando no ocurrió ni una ni otra cosa, pero eso es otra historia para la que tal vez habrá ocasión.

  Dos opciones, pero ambas tenían como común denominador la muerte y la destrucción.  Aunque no lo crean, lo primero que hicimos fue prepararnos para vivir.

  Y no me refiero a quienes combatimos, a quienes los conocimientos de resistencia de materiales nos sirvieron para tomar abrigo y cubierta en combates y bombardeos; o a los conocimientos que permitieron a las insurgentas de sanidad salvar la vida de decenas de zapatistas.

  Hablo de las bases de apoyo zapatistas, ésas a quienes, como explicó anoche el Subcomandante Insurgente Moisés, les debemos el camino, el paso, el rumbo y el destino como zapatistas que somos, así como les debemos el interés por las artes, las ciencias, y el esfuerzo por incluirnos con trabajadores del campo y de la ciudad, el cuartel mundial de lucha, de resistencia y rebeldía que se llama “Sexta”.

  Desde algunos años previos a ese primero de enero aparentemente ya lejano, en las comunidades zapatistas se formaron los llamados “batallones de reserva”.

  La misión que se les encomendó fue la más importante del gigantesco operativo que llevó al combate a miles de combatientes: sobrevivir.

  Durante meses se les dio instrucción.  Miles de niños, niñas, mujeres, hombres y ancianos se entrenaron para protegerse de las balas y las bombas, para reunirse y replegarse en orden en caso de que el ejército atacara o bombardeara los poblados, para colocar depósitos de comida, agua y medicinas que les permitieran sobrevivir en las montañas durante mucho tiempo.

  “No morir” era la orden única que debían acatar.

  La que teníamos quienes salimos a combatir era: “No rendirse, no venderse, no claudicar”.

  Cuando regresamos a las montañas y nos reencontramos con nuestros pueblos, fusionamos las dos órdenes y las convertimos en una sola: “luchar por construir nuestra libertad”.

  Y acordamos hacerlo con todas, con todos, con todoas.

  Y acordamos que, si no era posible hacerlo en este mundo, entonces haríamos otro mundo, uno más grande, uno mejor, uno donde quepan todos los mundos posibles, los que ya hay y los que aún no imaginamos pero que ya están en las artes y las ciencias.

  Muchas gracias.

Desde el CIDECI-Unitierra.

SupGaleano.

México, diciembre del 2016.

  Del cuaderno de Apuntes del Gato-Perro.

“La Carencia”

  Estaba yo en mi champa, revisando y analizando algunos videos de las jugadas de Maradona y de Messi.

  Como si fuera una premonición, llegó rebotando una pelota hasta el interior.  Detrás de ella llegó “Defensa Zapatista”, entrando sin avisar ni pedir permiso.  Detrás de la niña, entró el mentado gato-perro.

  “Defensa Zapatista” tomó el balón y se acercó a mirar por encima de mi hombro.  Yo estaba demasiado ocupado tratando de evitar que el gato-perro se comiera el ratón de la computadora, así que no me di cuenta de que la niña miraba con interés los videos.

  “Oí Sup”, me dijo, “¿tú lo crees que son muy muy el Maradona y el Messi?

  Yo no respondí.  Por experiencia sé que las preguntas de Defensa Zapatista o son retóricas, o no le interesa saber qué respondo.

  Ella siguió:

  “Pero no lo estás viendo bien el asunto”, dijo, “por más que mucho de arte y de científicos, los dos tienen una gran carencia”.

  Sí, así dijo: “carencia”.  Yo ahí sí la interrumpí y le pregunté: “¿Y tú de dónde la sacaste esa palabra o dónde la aprendiste?

  Me respondió indignada: “Me la dijo el Pedrito, el muy maldito.  Me dijo que no podía jugar fútbol porque las niñas tienen una carencia de técnica”.

  “Yo me embravecí y le di un zape, porque no lo sé qué cosa quiere decir esa palabra y qué tal que es una grosería.  Claro, el muy maldito de Pedrito fue a acusarme con la promotora de educación y me llamaron.  Yo lo expliqué a la maestra como quien dice la situación nacional y de internacional, que está cabrón de la Hidra y todo.  Y como la promotora entendió que tenemos que apoyarnos como mujeres que somos, no me regañaron, pero me pusieron a buscar qué cosa quiere decir “carencia”.  Y yo pues pensé que es mejor ese castigo a que me manden a comer sopa de calabaza”.

  Yo asentí comprensivo, mientras trataba de quitarle el mouse de la boca al gato-perro.

  “Pues total, que lo fui a buscar en el internet de la Junta de Buen Gobierno qué cosa es “carencia” y ahí nomás lo vi que es una canción de los musiqueros de lucha, que es bien alegre y todos se ponen a bailar y a brincar como que se metieron a donde hay hormiga arriera.  Entonces fui con la promotora de educación y ya le dije que “carencia” es una canción que dice: “Por la mañana yo me levanto, no me dan ganas de ir a estudiar”.  La promotora se río y dijo “será a trabajar”.  Entonces le dije que las músicas son según cada quien y según su problema que tiene.  O sea que le di la explicación política, pero creo ella no entiende, porque sólo se ríe.  Y entonces que me manda de vuelta, que no la canción, sino que tengo que saber qué quiere decir la palabra.  Y anda vete, ahí voy de vuelta y tengo que esperar que el que está de guardia en la Junta lo manda una denuncia, y entonces ya pude entrar yo y ahí lo miré que “carencia” quiere decir que te falta algo.  Y voy otra vuelta con la promotora y ya le dije, y entonces ella me dijo que ya vi que no es grosería y me felicitó, pero como ahí estaba el Pedrito de metiche, le di otro zape, por andar diciéndome que me falta la técnica.  Y entonces pues la promotora dijo que le va a decir a mis mamaces que así estoy haciendo, entonces pues me vine a esconder aquí porque lo sé que a ti no hay quien te viene a ver”.

  Yo encajé la puya con heroísmo, pues logré al fin arrebatarle el ratón al gato-perro.

  “Defensa Zapatista” siguió su perorata:

  “Pero no preocupas Sup, antes de entrar, primero me asomé para ver si no estás viendo fotos de mujeres encueradas que, errrr, de una vez, Sup, no se puede creer, y como quiera no te voy a acusar con el colectivo de “Como mujeres que somos”, pero claro te digo que no sirve así como haces, porque eso quiere decir que tienes carencia de mamaces, o sea que, como dice el SubMoy cuando se embravece, no tienes madre”.

  Yo aclaro aquí que no es cierto lo que dice “Defensa Zapatista”, lo que pasa es que estaba yo tomando un curso por correspondencia de anatomía.

  Como quiera, antes de que la niña siguiera balconeándome, le pregunté por qué decía que Maradona y Messi tenían una gran carencia.

  Ella ya casi estaba en el dintel de la puerta cuando me respondió:

  “Porque les falta algo que es lo más importante: ser mujeres”.

-*-

“Un Viaje Interestelar”

  Entre el montón de papeles y dibujos que dejó en difunto SupMarcos, encontré esto que a continuación les leo.  Es una especie de borrador o apuntes para un guion, o algo así, de una supuesta película de ciencia ficción.  Se llama:

“¿Hacia dónde la Mirada?”

  Planeta Tierra. Algún año lejano en el futuro, digamos 2024.  Entre los nuevos destinos turísticos, ahora se puede viajar al espacio y dar la vuelta al mundo en un satélite adaptado “ad hoc” para ese fin.  La nave espacial es una réplica en escala del satélite lunar, con un gran ventanal que da vista, todo el tiempo del viaje, a la Tierra.  En el lado contrario, digamos la parte posterior, hay una especie de claraboya, del tamaño de una ventana casera, que da siempre vista hacia el resto de la galaxia.  Los turistas, de todos los colores y nacionalidades, se agolpan en el ventanal que mira hacia el planeta de origen.  Se toman selfies y trasmiten en stream a sus familiares y amistades las imágenes del mundo, “azul como una naranja”.  Pero no todos los viajeros están de ese lado.  Al menos cuatro personas están frente a la ventana contraria.  Se han olvidado de sus respectivas cámaras y miran extasiados el abigarrado collage de cuerpos celestes: el serpenteante trazo de luz polvosa de la Vía Láctea, el rutilante destello de estrellas que tal vez ya no existan, la danza frenética de astros y planetas.

  Una de las personas es artista; no está inmóvil, en su cerebro imagina notas y ritmos, líneas y colores, movimientos, secuencias, palabras, representaciones inertes o móviles; sus manos y dedos se mueven involuntariamente, sus labios balbucean palabras y sonidos incomprensibles, cierra y abre los ojos continuamente.  Las artes miran lo que miran y miran lo que puede llegar a ser mirado.

  Otra de las personas es científica; nada de su cuerpo se mueve, mira fijamente no las luces y colores cercanos, sino las más lejanas; en su cerebro imagina galaxias impensadas, mundos inertes y vivos, estrellas naciendo, hoyos negros insaciables, naves interplanetarias sin banderas.  Las ciencias miran lo que miran y miran lo que puede llegar a ser mirado.

  La tercera de las personas es indígena, de estatura menor, de tez oscura y rasgos ancestrales, mira y toca la ventana.  Su mente y cuerpo cargan sobre el sólido material transparente.  En su cerebro imagina el camino y el paso, la velocidad y el ritmo; imagina un destino en continua mutación.  Los pueblos originarios miran lo que miran y miran la vida que puede llegar a ser creada para ser mirada.

  La cuarta de las personas es zapatista, de complexión y tez cambiante, mira a través y toca delicadamente con su mano el cristal, saca su cuaderno de apuntes y empieza a escribir frenéticamente. En su cerebro empieza a hacer cuentas, listas de tareas, trabajos a emprender, traza planos, sueña.  El zapatismo mira lo que mira y mira el mundo que será necesario construir para que las artes, las ciencias y los pueblos originarios puedan realizar sus miradas.

  Al término del viaje, mientras los demás viajeros adquieren los últimos souvenirs en las tiendas “duty free”, la persona artista corre a su estudio, o lo que sea, para que su mirada sea sentida por otros, otras, otroas; la persona científica convoca inmediatamente a otras y otros científicos porque hay teorías y fórmulas que hay que proponer, demostrar, aplicar; la persona indígena se reúne con sus semejantes y les cuenta lo mirado, para que, en colectivo, la mirada defina el camino, el paso, la compañía, el ritmo, la velocidad y el destino.

  La persona zapatista va su comunidad, en la asamblea del pueblo explica y detalla todo lo que hay que hacer para que la artista, la científica y la indígena puedan viajar.  La asamblea lo primero que hace es criticar la historia o cuento o guion o como se diga, porque falta poner a los trabajadores del campo y la ciudad.  Se propone entonces que una comisión le haga una carta al finado SupMarcos para que ponga en el cuento al quinto elemento, o sea al gato-perro, que porque ya se comió el cable del internet y dos usb´s de los Tercios Compas, y se la pasa persiguiendo el mouse de la computadora, así que mejor se lo lleven; y que ponga, como sexto elemento, a la Sexta también, porque sin la sexta no está cabal la historia.  Aprobado eso, la asamblea propone, discute, agrega y quita, planea los tiempos, distribuye los trabajos, vota el acuerdo general y nombra las comisiones para cada tarea.

  Antes de que se dé por terminada la asamblea y cada quien vaya al trabajo que le corresponde, una niña pide la palabra.

  Sin pasar al frente, parada casi al fondo de la casa comunal, la niña se esfuerza por elevar la voz y dice: “yo propongo que en la lista de cosas que les van a dar para que llevan, pongan una pelota y una bola de pozol”.

  El resto de la asamblea estalla en risas.  El SubMoy, que es quien está en la mesa que coordina la reunión, llama al respeto.  Conseguido el silencio, el SubMoy le pregunta a la niña cómo se llama.  La niña responde “Yo me llamo Defensa Zapatista” y pone su mejor cara de “no pasarán, manque sean extraterrestres”.  El SubMoy entonces le pregunta a Defensa Zapatista por qué propone eso.

  La niña se sube a la banca de madera y argumenta:

  “La pelota es porque si no van a poder jugar, pues de balde van a donde quieren ir.  Y la bola de pozol es para agarran “juerza” y no se desmayan en el camino.  Y también para que allá, lejos, donde están los otros mundos, no se olvidan de dónde salieron”.

  La propuesta de la niña es aprobada por aclamación.

  El SubMoy está a punto de dar por terminada la reunión, cuando “Defensa Zapatista” levanta su manita pidiendo de nuevo la palabra.  Se le concede.

  La niña habla mientras, con un brazo, sostiene un balón de fútbol, y con el otro abraza un animalito que parecer ser un perro… o un gato, o un gato-perro:

  “Sólo les quiero decir que no hemos completado el equipo, pero no preocupan, ya vamos a ser más, de repente dilata, pero ya vamos a ser más”.

Doy fe.

Guau-miau.

Tomado de Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2017/01/01/el-gato-perro-y-el-apocalipsis/

México/EZLN: “La culpa es de la flor”

ezln

Traduzione italiano

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La culpa es de la flor”

27 de diciembre del 2016.

“El 30 de febrero de este año de 2016, la revista electrónica sueca especializada en temas científicos, “River´s Scientist Research Institute”, publicó un estudio que, tal vez, habrá de revolucionar las ciencias y su aplicación al entorno social.

Un grupo de científicos, encabezados por los doctores suecos Stod Sverderg, Kurt Wallander y Stellan Skarsgard, presentaron un complejo análisis multidisciplinario que llega a una conclusión que sonará escandalosa: hay una relación directa entre el aumento en la cantidad y calidad de los movimientos feministas y la disminución de la tasa de natalidad.

Combinando métodos de estadística, embriología, biología molecular, genética y análisis conductual, los científicos establecen que el aumento en la diversidad y beligerancia del feminismo, provoca una inhibición de la libido en los varones, lo que reduce la frecuencia de la actividad sexual reproductiva.

Pero no sólo. Análisis de laboratorio establecen que los espermatozoides de los varones expuestos a la actividad feminista son más débiles que los de los varones que no están expuestos. Lo que se conoce comoastebizisoermia, o síndrome del “espermatozoide perezoso”, tiene más presencia en la población masculina de las sociedades donde el feminismo ocupa un lugar protagónico en las relaciones sociales. Según la prestigiada publicación citada, el doctor Everet Bacstrom, del “Rainn Wilson Institute”, con sede en Londres, Inglaterra, confrontó los resultados de la investigación con una muestra de varones europeos, de clase media, WASP, y obtuvo la misma conclusión.

Por su parte, las activistas feministas europeas, Chloë Sevigny y Sarah Linden, consultadas por la publicación, declararon que todo no era más que una sucia maniobra de lo que llamaron “el cientificismo patriarcal”.

Mientras tanto, el centro internacional de consultoría para gobiernos “Odenkirk Associated”, declaró, a través de sus voceros, James Gordon y Harvey Bullock, que recomendarían a los gobiernos de los países del primer mundo, cito textualmente, “inhibir el activismo y la beligerancia de los grupos feministas”, para así elevar la tasa de natalidad en los países desarrollados. Así mismo, declararon que recomendarán a los gobiernos de los países del Tercer mundo, principalmente en África y Latinoamérica, alentar el surgimiento y participación de grupos feministas, principalmente en zonas marginadas, de modo que se reduzca la tasa de natalidad en esos sectores, evitando así que proliferen los disturbios sociales.

Consultadas al respecto, las asesoras de la Comunidad Económica Europea, Stella Gibson y Gillian Anderson, se negaron a confirmar o desmentir que el citado estudio será la base de la nueva política internacional de Europa para con el tercer mundo.”

Bien, esto que les he leído es un ejemplo del nuevo periodismo científico. Aunque es mi autoría total, se los damos como regalo de fiestas decembrinas. Tómenlo y hagan un experimento: publíquenlo.

No recurran a la prensa escrita. Salvo el que esto escribe y un cada vez más reducido número de personas, ya nadie lee los periódicos y revistas para informarse. Vaya, ni siquiera quienes escriben en esos medios los leen, sólo consultan las referencias que de sus textos se hagan en redes sociales; y más, son las redes sociales quienes les dictan el tema que deben tratar. Hace apenas unos meses, leí a un “líder de opinión” y “analista especializado”, preguntar a sus “seguidores” el tema que debía tratar en su columna periodística: “fav, si sobre la candidata del Consejo Nacional Indigenista” (me cae que así escribió), “rt, si sobre el gran camarada y dirigente, sol de nuestra ruta y preclaro constructor del porvenir”. No necesito decirles que ganaron los rt.

No, si quieren tener “repercusión mediática” recurran, como fuente primaria de difusión, a las redes sociales.

Busquen a una estrella de las redes sociales, por ejemplo, un adolescente tuitstar con cientos de miles de seguidores, alguien preocupado siempre por darle a sus fans materiales que promuevan la tolerancia crítica, el debate racional y la reflexión profunda (cosas que, es evidente, se encuentran en abundancia en esa estimulante red social). Alguien como, por ejemplo, John M. Ackerman (253 mil seguidores). Sí, ya sé que dije que un adolescente, y el señor John Ackerman ya tiene sus kilómetros recorridos, pero estoy hablando de edad mental, así que sean comprensivos.

Luego “síganlo” y consigan que no los bloquee. Esto es muy sencillo, no necesitan escribir nada medianamente inteligible. Basta con llenar su “time line” de rt´s de todas las grandes y sólidas verdades que emanan del teclado del susodicho. Y tampoco eso es complicado, porque pueden configurar su cuenta de ustedes para que dé rt en automático.

Bien, ahora sólo necesitan convencer a ese “influencer” que ponga una breve referencia al citado estudio, y sus cientos de miles de seguidores, en automático, le darán fav y rt.

Así el estudio “científico” será un éxito y será la base de futuros análisis, coloquios, mesas redondas y entrará a la abultada biblioteca de las teorías de la conspiración.

No, no tendrán que preocuparse de que alguien se tome la molestia de analizar críticamente la nota supuestamente científica y se dé cuenta de lo siguiente:

.- Febrero no tiene 30 días.

.- “River” es una serie policial británica en la que protagonista, John River, es interpretado por el sueco Stellan John Skarsgård.

.- Stod Sverderg y Kurt Wallander, son personajes de la serie policial sueca “Wallander”.

.- Everet Bacstrom, es el nombre del protagonista de la serie policial “Bacstrom”, y Rainn Wilson es el nombre del actor.

.- Chloë Sevigny es el nombre de la actriz que protagoniza, en el papel de Catherine Jensen, la serie policial danesa “Those Who Kill”

.- Sarah Linden es el nombre de la protagonista de la serie policial estadunidense The Killing, con la actriz Mireille Enos.

.- Bob Odenkirk es el nombre del actor principal de la serie “Better Call Saul”, supuestamente la precuela de Breaking Bad.

.- James Gordon y Harvey Bullock son personajes de la serie “Gotham”.

.- La Comunidad Económica Europea no existe más, desapareció en 2009 para dar paso a Unión Europea.

.- Y Stella Gibson y Gillian Anderson, son respectivamente el personaje protagónico y la actriz que desempeña ese papel en la serie “The Fall”.

Ahí disculpen si mi pronunciación del inglés está lejos de la etiqueta de coloquios científicos internacionales, y más bien parece de “wet back” de los años 40´s, pero la solidaridad con los migrantes latinos que padecen la pesadilla Trump tiene caminos insospechados y no siempre evidentes. En todo caso, quienes lean y no escuchen estas palabras, no tendrán por qué ligar nada con el horror que ya se vive al norte del río Bravo.

Claro, hubiera bastado que cualquiera de ustedes “googleara” las principales referencias para darse cuenta de que el supuesto “estudio científico” descrito, es un completo fraude.

-*-

¿Tiene qué preocuparse la ciencia de esos fraudes que reducen el quehacer científico a una caricatura de consumo masivo?

¿Creen que sólo deben enfrentarse a la religión y al creacionismo? La religión es la religión, no pretende ser científica. En cambio, la pseudociencia sí es un problema mayor. Si creen que están en la época de la Ilustración, y son felices ridiculizando los paradigmas religiosos y ganando las encuestas de popularidad de la televisión en stream, donde se enfrentan ateos contra creyentes, no se han dado cuenta del boquete que las ciencias tienen bajo la línea de flotación.

Las pseudociencias o ciencias falsas no sólo ganan cada vez más seguidores, se están convirtiendo ya en una explicación aceptada de la realidad.

Si no me creen, tomen una terapia de cuarzo y de balance bioenergético. O inscríbanse en un diplomado de “Teoría de la Ciencia”, en la división de estudios superiores de una universidad respetable, y sorpréndanse de que deben cursar una materia que se llama “filosofía científica” (el oximorón que les persigue desde aún antes de las leyendas de Prometeo, Sísifo y Teseo).

Créanlo o no, los tiempos oscuros que se vienen, llevan ya a las ciencias, del banquillo de los acusados, al patíbulo social.

Ya volveré en otra ocasión sobre este punto más en extenso.

Pero ahora esto viene al caso, o cosa, según, porque, así como ustedes tienen que confrontar la invasión de esas ciencias falsas, nosotras, nosotros zapatistas enfrentamos eso y algunas cosas más.

-*-

En nuestra participación en la primera sesión general de ayer, les presenté algunas de las preguntas que mis compañeras y compañeros que han sido seleccionados como alumnas y alumnos suyos, prepararon.

No son mis preguntas. Si fueran mías, hubieran sido de otro estilo. Serían preguntas tipo: ¿Qué relación hay entre la sopa de calabaza y la deficiencia cognitiva?, ¿Cuáles son cualidades nutritivas de ese portento alimenticio que es el helado de nuez?, ¿las inyecciones son una forma pseudocientífica de la tortura?, etcétera.

Así que lo único que hice con las preguntas de mis compas fue agruparlas. Quité algunas preguntas porque supuse que serían respondidas en las exposiciones y por otra razón que, si da tiempo, les explicaré.

Estas 200 compañeras y compañeros, 100 mujeres y 100 hombres, fueron seleccionados para asistir, es decir, responden a colectivos. Su presencia aquí no obedece a interés o beneficio personal. Al regresar, deben responder a sus colectivos sobre lo que este encuentro fue, lo que aprendieron o no, lo que entendieron o no. O sea que están obligados a socializar el conocimiento. Esta es la razón por la que ven que estos compas escriben y escriben en sus cuadernos y se consultan entre sí, con una agitación que dudo que encuentren en su alumnado en la academia.

Con esto quiero decirles que, aunque aparentemente ustedes están confrontando a 200 encapuchados y encapuchadas, en realidad sus palabras llegarán a decenas de miles de indígenas de diferentes lenguas originarias.

Sí, da un poco de miedo. O mucho, según.

El interés por la ciencia en las comunidades zapatistas es legítimo, real. Pero es relativamente nuevo, no ha sido siempre así. Responde a una de las transformaciones que nuestra lucha ha experimentado, a nuestro proceso de construcción de nuestra autonomía, es decir, de nuestra libertad.

Esto se los explicará más en extenso el compañero Subcomandante Insurgente Moisés en la sesión de mañana. Por ahora sólo me detendré en un par de detalles:

1.- Las comunidades indígenas zapatistas, representadas aquí por estos 200 transgresores del estereotipo del indígena que reina en la derecha y la izquierda institucional, no conciben este encuentro como un evento único. Para que me entiendan: no es una aventura pasajera. Ellos, los pueblos zapatistas, esperan que este primer encuentro sea el inicio de una relación estable y duradera. Esperan seguir en contacto con ustedes, mantener un continuo intercambio. O como dicen en los pueblos: “que no sea la primera ni la última vez”.

2.- El modo de nuestro modo. Para que no se desesperen y para que entiendan por qué no hay preguntas después de cada exposición, permítanme explicarles cuál es nuestro modo como alumnas y alumnos.

Nosotras, nosotros, no nos planteamos problemas individuales. Como alumnado funcionamos también en colectivo. Cada quien hace sus apuntes, luego de la clase o la plática, se reúne el colectivo y se completan los apuntes tomando lo de todos. Así, si alguna o alguno se distrajo o entendió otra cosa, los demás le completan o le aclaran. Por ejemplo, en la ponencia de ayer, la del físico que leyó la Doctora, hay una parte donde él señala que alguien pudiera decir que no hay avances en las ciencias, comparando con países desarrollados, porque en México somos indios. Un compa zapatista estaba bastante molesto porque, según él, el físico nos estaba criticando como indígenas que somos y nos echaba la culpa del nulo avance científico en nuestro país. En la recapitulación colectiva le aclararon que no el físico decía eso, sino que el físico criticaba a los que decían eso.

Con las preguntas ocurre lo mismo. Primero se preguntan entre ellos sus dudas. Así, buena parte de ellas se aclaran porque son producto de que no escucharon, o no apuntaron bien o no entendieron lo que se decía. Otro tanto de las preguntas las responden entre sí. Y ya entonces quedan las preguntas que sí son dudas colectivas.

Yo sé que a ustedes les puede parecer un proceso engorroso y tardado, y que más de una, uno se desilusione pensando que no participamos, o que no supo captar la atención de nosotros. Se equivoca: después de que se reúnan los colectivos de cada zona, escribirán las preguntas que les surgieron y se las haremos llegar por el mismo medio por el que se les invitó a este encuentro. Al menos mientras acordamos un medio y un modo para estar comunicados.

Claro, todo esto parte del convencimiento nuestro de que este encuentro es el primero de muchos, y que todas, todos ustedes mantendrán comunicación con sus alumnas y alumnos, y, a través de ellas y ellos, con decenas de miles de zapatistas.

Entonces, tengan paciencia. Al menos la misma con la que acometen sus investigaciones y experimentos, o con la que desesperan a que les aprueben el presupuesto para sus proyectos.

Dicho lo anterior, permítanme proponerles la metodología zapatista por excelencia: responder a una pregunta con otra pregunta.

Así, tendrían que iniciar sus respuestas con una pregunta fundamental: ¿por qué están preguntando eso?

Bien, les explico. Debido al modo del zapatismo, nuestra acción en las comunidades no pretende hegemonizar ni homogeneizar. Esto es: no nos relacionamos sólo entre zapatistas, ni pretendemos que todos lo sean. Mientras nuestros tropiezos y errores son sólo nuestros, nuestros logros y avances los compartimos con quienes no son zapatistas e incluso con quienes son antizapatistas. Para entender el porqué de eso, sería necesario estudiar nuestra historia, algo que rebasa con mucho las pretensiones de este encuentro.

Por ahora baste con decir que, por ejemplo, los promotores de salud apoyan también a partidistas. Así que, si un promotor de salud está vacunando, no es extraño que se tope con partidistas que se niegan porque, argumentan, las vacunas no son naturales, porque son venenosas, porque enferman, porque meten males en el cuerpo y otras supercherías que se deben, lo que sea de cada quien, al fraude que es el sistema gubernamental de salud. En efecto, los mayores y mejores promotores de la mala salud en las comunidades partidistas, son las autoridades gubernamentales.

Por eso, frente a los dichos de los partidistas, la promotora de salud busca cómo argumentar y convencer de que sí es buena la vacuna. Por eso es lógico que una de las preguntas que les leí ayer sea:¿Científicamente es necesario vacunarse y por qué, o hay medios y/o formas para sustituir las vacunas por otras cosas? Por ejemplo, las enfermedades de tosferina, sarampión, viruela, tétano, etc. Con esta pregunta, les están pidiendo más argumentos.

Igual es con los promotores de educación, las locutoras de radio comunitaria, las autoridades y las coordinaciones de colectivos.

Otro ejemplo: cuando en una comunidad una persona se convulsiona o se enferma y presenta síntomas extraños, los partidistas empiezan a decirse que es que alguien hizo brujería. Como las acusaciones de brujería suelen terminar en linchamientos, los zapatistas se esfuerzan en convencer a los partidistas de que no hay tal cosa, que las convulsiones tienen una explicación científica y no mágica, y que no es brujería sino epilepsia lo que provoca esos ataques. Por eso les preguntan de lo sobrenatural, las ciencias ocultas, la telepatía, etcétera. No hay estadísticas de esto, pero más de un partidista le debe al neozapatismo el no haber sido linchado por brujería, mal de ojo, y cosas parecidas.

Están también las preguntas sobre tópicos de los que han recibido visiones contradictorias. Por ejemplo, los transgénicos. Hay quien les dice que son perjudiciales y hay quien dice que no, o que no como se cree. Entonces los compas piden pruebas científicas, y no consignas, de una u otra posición.

El día de ayer, la bióloga nos platicaba de una encuesta que realizó, me parece, en redes sociales. Nos dijo que alguien le respondió que participaría cuando incluyera entre las opciones algo como “la ciencia es un mal”.

Bueno, a las comunidades zapatistas llega todo tipo de gente. La mayoría a decirnos lo que debemos o no hacer. Llega gente, por ejemplo, que nos dice que es bueno vivir en casas con piso de tierra y paredes de bajareque y barro; que es bueno andar descalzos; que todo eso nos beneficia porque nos pone en contacto directo con la madre naturaleza y recibimos así, directamente, los efluvios benéficos de la armonía universal. No se reían pensando que estoy caricaturizando, estoy transcribiendo textualmente una valoración de un exalumno de la escuelita zapatista.

“La modernidad es mala”, dicen, e incluyen en ella el calzado, el piso, las paredes y el techo de material, y la ciencia.

Claro, la ciencia no tiene mucho a su favor. De su mano llegan las minas a cielo abierto, las maquinarias para levantar hoteles y fraccionamientos, los cultivos impuestos con dádivas y programas gubernamentales de “progreso”.

Se dice que la religión llegó a las comunidades indígenas con la espada, cierto. Pero se olvida que laspseudociencias y las anticiencias llegan de la mano de la buena vibra, el naturismo como neo-religión, el esoterismo como “sabiduría ancestral”, y las microdosis como neo-medicina.

Yo comprendo que esas cosas funcionen en los establecimientos hípsters de San Cristóbal de Las Casas o de los Coyoacanes más cercanos a su corazón, y que suenen bien mientras se dan un toquecín (prexta pa la orquexta), bebiendo smartdrinks y consumiendo drogas blandas. Ok, cada quien se evade de la realidad según su presupuesto. No lo juzgamos.

Pero entiendan que el reto que nos hemos propuesto afrontar como zapatistas que somos, necesita herramientas que, lamento si desilusiono a más de una, uno, SÓLO nos pueden proporcionar las “ciencias científicas”, que es como el Subcomandante Insurgente Moisés denomina a las ciencias “que sí son ciencias”, a diferencia de las ciencias que no lo son.

-*-

También ayer se nos habló de un experimento de algo así como “ciencia y género”. Creo que era así: se ponían a un hombre y a una mujer a competir por un puesto en la academia, una y otro con idénticocurriculum vitae; quienes seleccionaban, estaban al par: igual cantidad de hombres que de mujeres; seleccionaban al hombre; les preguntaban por qué lo habían elegido a él y no a ella, y respondieron que la mujer era sumisa, conciliadora y débil.

Claro, mi composición químico biológica incluye las obras completas de José Alfredo Jiménez y Pedro Infante, así que celebré la decisión. Pero luego, con el SubMoy quedamos pensando y haciendo cuentas.

Le preguntamos a la insurgenta Erika (aquí presente) qué pensaba de eso. Ella, a su vez, me preguntó qué significaba “sumisa”, le dije que “obediente”. Luego que qué quería decir “conciliadora”, “que no pelea, que no quiere imponer, que busca el acuerdo”, le respondí. De “débil”, dijo que sí entendía. Quedó pensando un rato y nos respondió: “creo no conozco esas cosas”.

Así que, discúlpenme si vivimos en otro mundo, pero no conocemos a ninguna compañera que sea sumisa, conciliadora y débil. Tal vez porque si lo fueran, no serían zapatistas.

Sin embargo, creo que en estas tierras, ése experimento tendría tal vez el mismo resultado, pero con la razones en contra, a favor. Es decir, elegirían al hombre precisamente porque la mujer no es sumisa, ni conciliadora, ni mucho menos débil.

Y les menciono esto, por lo que a continuación explico:

La anécdota me la contó el Subcomandante Insurgente Moisés y se las narro aquí, después de confirmar los detalles con él.

Debió haber sido en un caracol, en una reunión para el curso de la Hidra que se dio a mensajeros y mensajeras, no está seguro.

El asunto es que una compañera jóvena lo topó al SubMoy y le dijo algo como “Oí compañero subcomandante, yo tengo una duda a ver si lo puedes resolver” (el cambio continuo del femenino al masculino en una misma oración no debe sorprenderles, es ya parte del “modo” en que se habla la castilla en muchas de las comunidades).

El SubMoy le respondió algo como “bueno compañera, dime y si sí sé, te respondo; y si no, pues vamos a ver cómo le hacemos”.

Se veía que la jóvena tenía días y noches con la pregunta rondándole la cabeza, así que la soltó sin titubear:

¿Por qué esa flor es de ese color, por qué tiene esa forma, por qué tiene ese olor?

Ella no se detuvo ahí. Sentía que había librado el obstáculo principal (expresar la pregunta), así que se siguió de largo:

Y no quiero que me respondan que la madre tierra con su sabiduría así la hizo a la flor, o que el Dios, o lo que sea. Quiero saber cuál es la respuesta científica”.

El SubMoy pudo haber respondido lo que cualquier militar, de izquierda o de derecha, hubiera respondido: que se dejara la compañera de tonterías y se fuera a la posta, o al trabajo que le tocaba, o que se pusiera a estudiar los 7 principios, o que se aprendiera bien la explicación de la Hidra; o tal vez la hubiera remitido a la JBG o al MAREZ o a la comisión de educación o de salud.

Pudo haber hecho eso, pero no lo hizo. El SubMoy me explicó lo que le respondió, cierto. Pero yo me quedé pensando en la multitud de opciones que, en diferentes calendarios y geografías, hubieran inspirado otras respuestas.

Ya con todo eso pasado, a mí, alquimista inédito y anacrónico, se me ocurre que la compañera zapatista no esperaba que el SubMoy le respondiera por qué la mentada flor era la flor que era, sino que captara, como quien dice, la complejidad que en esa flor se anidaba

Tan sólo la pregunta y quien la hacía, ya daba para un seminario completo de historia del zapatismo. No, no los voy a abrumar contándoles una historia que seguro no les interesa. Ustedes ahora, como yo entonces, están más interesados en saber qué le respondió el SubMoy a la compañera.

El SubMoy me contó, con el tono pausado y didáctico que es su modo de por sí, que se dio cuenta de que, detrás de esa pregunta, había no sólo una pregunta, sino una pregunta todavía más grande.

Una pregunta que tenía qué ver con lo que, entonces y ahora, se refiere a los cambios que hay en las comunidades zapatistas.

La compañera jóvena, a diferencia de su madre y de su abuela cuando tenían la misma edad, ha ya rechazado dos propuestas matrimoniales (“acaso estoy pensando en marido”, fue la idéntica respuesta que recibieron los 2 pretendientes que, previamente, se habían vaciado medio frasco de loción y se habían peinado con un gel que les durará siglos); habla con fluidez dos lenguas, la materna y la castilla; sabe leer y escribir con una corrección que ya quisieran estudiantes de licenciatura de cierta universidad nacional; ha cursado la primaria y la secundaria autónomas; se desempeña como promotora de salud y Tercio Compa; maneja sin dificultad la computadora y hasta 3 sistemas operativos distintos (iOS, Windows y Linux), además de cámara y programas de edición de video; y navega con soltura en internet, claro, siempre que el clima atmosférico le permita al enlace satelital de la JBG superar la barrera de upload y download de 0,05 kilobites por segundo, y que el límite contratado no se haya agotado con las denuncias de las comunidades.

Con esos antecedentes, era de esperar que no quedara satisfecha con la respuesta de “la madre tierra, con su infinita sabiduría, ha hecho esa flor así como es, porque todo está en armonía con la fuerza universal que emana de la naturaleza” (aquí pueden todos cerrar los ojos, tomarse de las manos y repetir conmigo “ommm, ommmm”).

O sería lógico pensar que, cuando su madre, como respuesta a la pregunta, la hubiera mandado por agua o por leña, la jóvena fuera por las susodichas sin rezongar, pero rumiando la pregunta en el camino de 4 kilómetros a por la leña, o de 2 km a por el agua.

Claro, si les digo que la jóvena zapatista de la pregunta se llama “Azucena”, o “Camelia”, o “Dalia”, o “Jazmín”, o “Violeta”, o, claro, “Flor”, ustedes van a pensar si no son ya suficientes las obviedades absurdas como para seguir lloviendo sobre mojado, así que no, no tiene ninguno de esos nombres. Y no les diré la verdad, a saber, que la compañera se llama Rosita, su mamá se llama Rosa y su abuela se llama Rosalía. Imaginen el horror si la compañera tiene una cría hembra, seguro le va a poner de nombre “Rositía”.

Bueno, el asunto es que, cuando unos días después, el SubMoy me dijo que teníamos que pensar en cómo contactar a los científicos, yo puse la misma cara de extrañeza que pusieron ustedes cuando vieron el título de esta participación. Por supuesto que el SubMoy no se dio por aludido, así que me obligó a preguntarle: “¿y eso por qué, o a qué viene?

El SupMoy encendió un cigarrillo y me respondió lacónico: “La culpa es de la flor”.

Yo, claro, a mi vez encendí la pipa y quedé callado, pero puse cara de “ah, ¿te cae?”. Nah, no es cierto, puse cara de “¡¿What?!”. Nah, tampoco es cierto. Pero de algo puse cara, porque no traía pasamontañas y el SubMoy se río y me explicó lo que antes les he referido.

El contexto, como quien dice, de la pregunta, y la respuesta, es lo que el SubMoy les platicará mañana.

Así que si a ustedes, científicas y científicos, cuando ya estén de regreso en sus mundos, alguien les pregunta por qué se realizó este encuentro, o a qué vinieron, o de qué se trató, o cómo les fue, pueden ustedes iniciar su larga o corta respuesta así:

La culpa es de la flor”.

Muchas gracias.

Desde el CIDECI-Unitierra, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, Latinoamérica, planeta Tierra, Sistema Solar, etc.

SupGaleano.

27 de diciembre del 2016.

Del Cuaderno de Apuntes del Gato-Perro:

Defensa Zapatista, el arte y la ciencia.

No se ha podido esclarecer bien a bien la razón. Unos dicen que fue una apuesta. Otros que el Pedrito se pasó de rosca y así le fue. Algunos señalan que sólo era una práctica. Los menos, hablan de un partido de fútbol en toda su forma, decidiéndose en los últimos segundos cuando el árbitro, el SupMoisés, decretó la pena máxima.

El caso, o cosa, según, es que la niña Defensa Zapatista está a unos metros del manchón de penal, donde un balón deshilachado espera.

En la portería, el Pedrito balancea sus brazos como el portero que fue de lo que fue la selección de fútbol de lo que fue la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas: Lev Yashin, “la araña negra”. Pedrito sonríe socarrón, pues según él, puede predecir a dónde dirigirá su disparo la niña: “Defensa Zapatista es perfectamente predecible. Como acaba de regresar de la plática de mensajeras, seguro que tirará abajo y a la izquierda

Por su parte la niña, que apenas levanta poco más de un metro del suelo, voltea a mirar hacia uno de los costados de la cancha (en realidad es un potrero en el que irrumpen, impertinentes, vacas con becerros, además de un caballo tuerto).

En ese costado se pueden ver: un extraño ser, mitad perro y mitad gato, meneando alegre la cola; y a dos individuos que, si no fueran éstas tierras zapatistas, se podría decir que desentonaban totalmente con el paisaje. El uno, de complexión mediana, cabello canoso y corto, portando una especie de gabardina. El otro, flaco, alto y desgarbado, con un elegante gabán y un sombrero ridículo en la cabeza.

La niña va hacia el extraño grupo. El caballo choco se acerca también. Cuando están reunidos, el hombre delgado dibuja extrañas figuras sobre el suelo, mientras la niña mira con atención y asiente cada tanto con la cabeza.

La niña Defensa Zapatista regresa al área grande y toma posición. Inicia un trote hacia el balón, pero se sigue de largo, sin tocar siquiera el esférico, y se detiene a pocos centímetros del lado derecho de la portería defendida por el Pedrito, que mira receloso a la niña. Defensa Zapatista se ha detenido y, en cuclillas, empieza a escarbar un poco el suelo, de modo de tomar una flor con todo y su raíz. Con cuidado, la niña lleva la flor en sus manitas, la planta de nuevo lejos de la portería y regresa a la cancha.

El respetable está en vilo, intuyendo que está presenciando uno de esos eventos irrepetibles en la historia del mundo mundial.

El Pedrito, por su parte, está más que confiado. Si tenía alguna duda, Defensa Zapatista ha cometido un grave error: al quitar la flor de donde se encontraba, la niña ha delatado la dirección a la que irá su disparo: abajo y a la izquierda de Pedrito. Claro, se dijo Pedrito, porque las niñas cuidan las flores, entonces Defensa Zapatista no querría que el balón arrancara la flor.

Por si faltara más suspenso, la niña se ha colocado no a distancia del balón y frente a la portería, sino que se coloca justo a un lado de la pelota y dándole la espalda a un Pedrito que ya sonríe imaginando las burlas que le hará a Defensa Zapatista por el penal fallado.

Defensa Zapatista voltea el rostro hacia donde se encuentra el extraño ser llamado Gato-perro, quien empieza a dar brinquitos, girando sobre sí mismo, como un monito bailarín. La niña sonríe e inicia un movimiento que dividirá las opiniones durante las próximas décadas:

Unas participantes del CompArte dicen que inició con la primera posición de ballet, levantó y recogió su pierna derecha, y empezó a girar sobre sí misma, en el movimiento que llaman “pirouette en dehors”, con “relevés” y “passés” rotados. “Fue impecable”, añadieron.

El finado SupMarcos dijo que lo que había ejecutado Defensa Zapatista no era otra cosa que la Ushiro Mawashi Geri Ashi Mawatte, el movimiento de artes marciales que se logra poniéndose de espaldas al objetivo, dando un giro de casi 360 grados y culminando con una patada al frente con el talón del pie.

Las insurgentas reunidas en la célula “Como Mujeres que Somos”, por su parte, dijeron que la flor que recogió Defensa Zapatista era del bejuco conocido como “Chenek Caribe”, cuyas flores semejan pollitos o pajaritos y que es con lo que las niñas más pequeñas juegan en las comunidades indígenas de la Selva Lacandona. El “Chenek Caribe” suele florecer en potreros y acahuales, y es un indicador de que la tierra está lista para la siembra de maíz y frijol.

El SupGaleano que, como siempre, está de colado en estos textos, dice que estaba claro que el Pedrito se iba a confundir con lo evidente; que, en efecto, Defensa Zapatista iba a tirar el disparo abajo y la izquierda, pero que Pedrito pensó que a SU abajo y a la izquierda, y el tiro fue abajo y a la izquierda sí, pero desde la perspectiva de la niña.

El Doctor Watson dijo que lo que hizo Defensa Zapatista fue una breve emulación de la danza-meditaciónSema de los Derviches de la orden Sufí, tal y como la vio en su estancia en Turquía, y en la que los danzantes giran sobre sí mismos y se desplazan, semejando el movimiento de los planetas en el cosmos.

El detective consultor Sherlock Holmes explica que ni una cosa ni la otra, que lo que hizo la niña fue aplicar la explicación científica que le dio sobre la inercia rotacional de un cuerpo y la aplicación de la fuerza centrífuga sobre el esférico. “Elemental, mi querido Watson” dijo el detective extraviado en las montañas del Sureste Mexicano, “era claro que, dado el peso y la estatura de Defensa Zapatista, había que aumentar lo más posible la fuerza con la que conectará el esférico, de modo de darle al balón la velocidad y aceleración necesarias para recorrer los 11 metros. Claro, las probabilidades de que el disparo tuviera éxito estaban en 50 y 50%. Es decir, el guardameta bien podría moverse al lado contrario, o moverse hacia el lado donde iría el balón, deteniéndolo sin dificultad.

¿Y la flor?”, preguntó el Doctor Watson. “Ah”, respondió Sherlock, “eso, mi querido Watson, es aportación de la niña y no se me ocurrió a mí. Es más, me sorprendió tanto como al parecer sorprendió al niño que resguardaba el marco. Con eso que hizo, aumentó las probabilidades de que el portero se moviera hacia la dirección donde se encontraba la flor. Fue algo que, es claro, no tenía qué ver con la ciencia, ni con el arte. Si me permite Doctor Watson, fue como si ella hubiera logrado sintetizar ambas cosas. Muy interesante, mi querido Watson, muy interesante.

Después de la algarabía, los Tercio Compas entrevistaron al Pedrito. Cuestionado sobre la causa del gol recibido, el Pedrito respondió lacónico:

La culpa es de la flor”.

Doy fe.

Guau-miau.

Tomado de Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2016/12/27/la-culpa-es-de-la-flor/

México/EZLN: Algunas Primeras Preguntas a las Ciencias y sus Conciencias.

familia-zapatista-1

Traduzione italiano

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Algunas Primeras Preguntas a las Ciencias y sus Conciencias.

26 de diciembre del 2016.

Científicas y Científicos:

Compas de la Sexta:

Videntes y Escuchas aquí y a la distancia:

Buenos días, tardes, noches, madrugadas siempre.

Mi nombre es SupGaleano. Como apenas tengo un poco más de 2 años y medio de edad, lo que antes se llamaba “curriculum vitae”, y ahora se dice “mi perfil de usuario” es muy breve. Además de ser insurgente y zapatista, tengo varias profesiones. Por ejemplo, una de ellas es la de incomodar a las buenas conciencias y despertar los más bajos instintos de las malas, mostrando mis evidentes y seductoras formas voluptuosas -que he conseguido, con no pocos esfuerzos, gracias a una rigurosa dieta rica en garnachas con harta manteca y comida chatarra a discreción-.

Soy también, a pesar mío y de no pocos lectores, el amanuense involuntario de los sube y baja de un ser, mitológico para las personas mayores de 12 años, y de una obviedad existencial para cualquier persona apasionada por la ciencia y para cualquier niño, niña o niñoa que se precie de no preocuparse por el calendario como no sea para jugar. Me refiero, claro, a ese ente cuya sola existencia real echaría abajo el darwinismo social y biológico, y marcaría el surgimiento de un nuevo paradigma epistémico: el gato-perro. Tal vez, cuando esta entidad abandone la prisión de la palabra, habrá de partir la historia mundial y su calendario se redefinirá con un “antes y después del gato-perro”.

(El Sup saca dos figuritas del Gato-Perro, talladas en madera y pintadas por manos insurgentes)

También me dedico, a veces y por indicación de mis jefas y jefes, a alentar las teorías paranoicas de complots contra la siempre “sufrida, “abnegada” y bien portada izquierda institucional que, falta de argumentos y propuestas reales, se refugia en el papel de víctima perene, esperando que la lástima se traduzca en votos, y que el fanatismo supla al raciocinio y a un mínimo decoro.

Otra de mis profesiones es la de transgresor de leyes como la de gravedad, la de seriedad y la de buenos modales.

Una más, que en esta ocasión es la que viene al caso, o cosa, según, es la de alquimista. En realidad, debería ser de científico, pero como aún no logro transformar la esencia de una cosa en su contrario-contradictorio, no me han otorgado el nivel que mi loable quehacer debiera. Pero no le aunque, en mi laboratorio sigo experimentando con alcatraces y probetas, bajo la mirada siempre crítica del gato-perro, tratando de anular la esencia de esa aberración de la naturaleza que es la sopa de calabazas, y lograr transmutarla en la muy amable y nutritiva del helado de nuez que, junto a las palomitas de maíz y la salsa picante, son algunas de las pocas cosas que la ciencia ha producido en beneficio de la humanidad y que nos diferencian, junto al pulgar opuesto y a pesar del espécimen Donald Trump, de los primates no humanos.

Y, por lo mismo, pues a mí me toca hoy tratar de hacerles sentir, y no saber, la alegría que tenemos, como zapatistas que somos, de que hayan respondido positivamente a nuestra invitación y de que, aún a pesar del calendario, hayan encontrado el modo y el medio para participar en este encuentro.

Como zapatistas llevamos esperándolos ya casi 23 años. Como pueblos originarios, bueno, pues saquen la cuenta con la ciencia de la matemática.

Claro, muchas, muchos dirán que no es primera vez, que ya han estado, en cuerpo o corazón, y tienen razón. Han estado, pero no así como en estos días estarán, es decir, siendo lo que son para enseñar y, tal vez -es un supositorio-, para algo aprender con lo que somos.

Nosotras, nosotros, zapatistas, ahora estamos aquí como sus alumnos, sus estudiantes, sus aprendices.

Aunque dispuestos a aprender como el que más, somos alumnas y alumnos muy otras, otros. Y para que nos vayan conociendo como zapatistas, entonces empezaremos diciéndoles lo que no queremos y lo que sí queremos.

Por ejemplo, no les ayudaremos a cargar los libros, ni a preparar la bibliografía, ni a conseguir los materiales para el laboratorio. Tampoco vamos esperar que no lleguen a dar la clase para poder irnos de pinta. No estamos buscando una buena calificación, o acreditar una materia, o tener un título, o, al terminar los estudios, poner un negocio de ciencia o de pseudociencia, o de ciencia falsa escondida detrás de un papel con membrete oficial.

No aspiramos a lucrar con el conocimiento, ni a obtener ganancia y prestigio ofreciendo las cuentas de vidrio que son las pseudociencias y las filosofías de “el cambio está en un@ mism@”, “el amor redimirá al mundo”, “este brebaje-partido-político-líder-de-ocasión-le-traerá-la-felicidad”, que se ponen de moda o no en tiempos de crisis, cuando el menos común de los sentidos, el sentido común, es derrotado por la oferta de soluciones mágicas para todos y para todo.

No concebimos al conocimiento como símbolo de status social o medida de inteligencia. Ya ven que cualquiera se puede graduar previa acreditación de la materia de plagio, o puede aparentar tener soluciones reales gracias a la cada vez más desgastada magia de los medios de comunicación masiva.

No queremos ir a la universidad, queremos que la universidad se levante en nuestras comunidades, que enseñe y aprenda junto a nuestra gente.

No queremos ir a los grandes laboratorios y centros de investigación científica de las metrópolis, queremos que se construyan aquí.

Queremos que, en lugar de cuarteles de ejércitos y policías, de minas a cielo abierto y hoteles de lujo, se edifiquen, bajo nuestra dirección y operación colectivas, observatorios astronómicos, laboratorios, talleres de física y robótica, puestos de observación, estudio y conservación de la naturaleza, y hasta un colisionador de Hadrones o algo que permita liberar al Gravitón de la cárcel hipotética de partícula ídem, y empezar a definir así, de una vez por todas, si los físicos que sostienen la Teoría de Cuerdas son sólo miembros de un neo culto malogrado o un grupo de científicos paradigmáticos.

Queremos que se erijan escuelas para la formación de científicos, no talleres disfrazados de escuelas, que enseñan sólo oficios de trabajo al servicio del capitalismo (mano de obra barata y mal calificada), o que sólo sirven para entretener el tiempo y que los malos gobiernos, o quienes aspiran a serlo, digan que hicieron nuevas escuelas o institutos.

Queremos estudios científicos, no sólo técnicos.

No sólo queremos saber manejar o arreglar un vehículo, una máquina de costurar, una herramienta de carpintería, un microscopio; también queremos saber cuáles son los principios científicos de los movimientos mecánicos y de la física óptica, y lo que es la combustión; queremos conocer que no es lo mismo velocidad que aceleración, así como no hay que confundir valor y precio.

No queremos entrar a competencias científicas y tecnológicas, ésas que tanto entusiasman a las universidades públicas y privadas, para ver qué máquina y maquinista son los mejores; queremos aprender y hacer ciencia y tecnología para ganar la única competencia que vale la pena: la de la vida contra la muerte.

No queremos ir a las grandes ciudades y perdernos ahí. Y no es por falta de saberes (nuestros niños y niñas que se formaron en las escuelas autónomas tienen mayor nivel de conocimientos que quienes se educaron en las escuelas oficiales), ni por falta de inteligencia, ni por falta de paga.

Es que no queremos dejar de ser lo que somos. Y somos pueblos originarios, indígenas dicen. Y lo que nos hace ser lo que somos es nuestra tierra, nuestra gente, nuestra historia, nuestra cultura y, como zapatistas, nuestra lucha.

En resumen, queremos entender el mundo, conocerlo. Porque sólo si lo conocemos, podremos hacer uno nuevo, uno más grande, uno mejor.

-*-

Un viejo sabedor de los pueblos originarios, purépecha de sangre, mexicano de geografía e internacionalista de corazón, el Tata Grande Juan Chávez Alonso, dijo alguna vez que la vida en los pueblos originarios era, entre otras cosas, una continua preparación. “Tenemos que prepararnos para todo: para nacer, para crecer, para amar, para odiar, para aprender, para construir, para destruir, para luchar, para morir. Y al final, eso es lo que realmente dejamos a quienes siguen. No les heredamos riquezas, apellidos, puestos. Sólo les dejamos la enseñanza de que hay que prepararse. Para todo, todo el tiempo, en todo lugar.

Y por eso es que ustedes deben saber que, desde hace meses, nos hemos preparado para estos días.

No estamos llegando frente a ustedes así nomás, a ver qué dicen, cómo son, cuál es su modo, su tiempo, su geografía. No, sino que con tiempo nos preparamos.

Porque la duda que nos mueve, la curiosidad científica, el afán de aprender, de conocer, viene desde hace tiempo, tanto que los calendarios científicos no llevan la cuenta.

Por ejemplo, preparamos las preguntas.

Porque lo sabemos bien que, así como quienes saben se tienen que preparar para enseñar, así también quienes no sabemos nos tenemos que preparar para aprender.

Y también lo sabemos que, así como se tiene que estudiar para dar respuestas, pues también se tiene que estudiar para hacer preguntas.

Y no ha sido fácil. Porque, por ejemplo, tuvimos que estudiar cómo se escriben y se dicen unas palabras como “anabólicos”, “salbuterol”, “clenbuterol”, “preeclampsia” y “eclampsia”; tuvimos que saber que se dice “el” mioma y no “la” mioma”; tuvimos que buscar la forma de explicarles lo que es eso de “revienta pescado”; y así otras cosas que vemos en nuestro mundo como indígenas que somos.

Nos reunimos varias veces. Primero se hizo una asamblea de zona. Ahí se eligieron a quienes van a participar en este encuentro, según su área, que si promotor de salud, de educación, de agroecología, de plantas medicinales, de radio comunitaria, de parter@s y hueser@s, etc. No importa si es joven o de edad, no importa si tiene 15 años o 524 años. Eso sí, que entienda la castilla, para poder entendernos con ustedes. Y, claro, que le interese la ciencia.

Luego las compañeras y compañeros que fuimos seleccionados, nos reunimos varias veces para preparar las preguntas. Las primeras preguntas y más importantes que nos hicimos son: ¿qué les vamos a preguntar a estas hermanas y hermanos científicos’, ¿será que sólo les preguntamos de lo que saben de su ciencia?, ¿o también les preguntamos de cómo lo ven la situación, de si lo ven que está cabrón o tranquilo todo?, ¿les preguntamos de cómo ven su trabajo de ciencias?, ¿les preguntamos de cómo luchan por la justicia y la libertad?

Entonces, en esas reuniones que tuvimos, preparamos algunas de estas preguntas que les vamos a leer. Como se darán cuenta, varias de esas preguntas no corresponden a las ciencias exactas y naturales, así que ya tendrán idea de cuál será el próximo encuentro. Van las preguntas:

¿Los transgénicos dañan a la madre naturaleza y a los seres humanos o no los dañan?

¿Existe alguna explicación científica de por qué, en algunas regiones, en zanjas donde en tiempo de sequía no hay agua, al inicio de las primeras lluvias (en los meses de mayo y junio), brota la producción de peces?, ¿de dónde vienen estos peces si no había agua? Esto es lo que llamamos “revienta pescado”.

Dejen ver si puedo aclararles un poco más esta pregunta. Hace muchos años, digamos unos 30, pongamos mediando el año de 1986, estábamos en la montaña…

1986, cuando el ezetaelene ya había sido derrotado por las comunidades, pero todavía no lo sabíamos, ni ellas ni nosotros…

1986, cuando acá afuera Michael Jackson era todavía de tez afroamericana…

1986, cuando el Partido Verde Ecologista de México, el partido Movimiento Ciudadano, el Partido del Trabajo, el Partido de la Revolución Democrática y el partido Movimiento de Regeneración Nacional todavía se llamaban Partido Revolucionario Institucional y tenían en Carlos Salinas de Gortari al delfín sucesorio cuya política económica todos ellos avalarían hoy en día, y el Partido Nueva Alianza y el Partido Encuentro Social todavía se llamaban Partido Acción Nacional.

(Décadas después, el ezetaelene ya ha reconocido su derrota y tiene otra estructura; Michael Jackson, aunque con otro color, siguió siendo Michael Jackson; y el PRI y el PAN siguen siendo los mismos, aunque con otros colores)…

Mediando 1986, cuando unas semanas después, en el mundial de fútbol, ese derviche. ese “intermediario entre el cielo y la tierra” llamado Diego Armando Maradona, arrancó desde la media cancha, y dejó sembrado y con la cintura rota a cuanto jugador inglés topó, hasta que, al fin saciado, lanzó el balón a las redes en una jugada que marcó ese siglo XX y todavía hace que los viejos aficionados se digan, al mirar los bordados de Lionel Messi, “¡bah!, yo vi a Maradona hacer la demostración científica de que dios existe y es redondo”.

Ok, eso no sonó muy ortodoxo que digamos.

Bueno, 1986, en ese entonces, estábamos en un campamento insurgente llamado “Reclutas”. Un grupo de susodichos le pidió al mando autorización para ir a un pueblo cercano a recoger pescado. “Será a pescar”, les dijo el mando. “No”, dijeron, “a recoger, porque es su tiempo de que revienta pescado”. El mando quiso saber de qué se trataba eso y le dijeron: “está el arroyo seco, primera lluvia, revienta pescado, no hay agua, lo agarras así nomás”. “¿Pero es pescadito?”, preguntó escéptico el mando. “No, ya grande, ya pescado, sardina o bobito pues”, le respondieron. El mando dijo “La magia no existe, pero vayan”. Al otro día regresaron con un costal lleno de pescado fresco. Esa tarde comimos tanto caldo de pescado que los árboles que cubrían el campamento se adornaron con una luz fluorescente que hubiera podido ser vista sin problemas por el telescopio espacial Hubble.

En resumen: no hay más que un cauce seco, una primera y tímida lluvia, y, en el lecho apenas húmedo y manchado con unos cuantos charquitos, miles de pescados adultos brincando desconcertados y con la misma mirada desconfiada que ahora tienen ustedes. ¿Cuál es la explicación científica? Fin de la aclaración ociosa. Sigo con las preguntas:

Cuando hay un paciente o pacienta y sufre fractura de hueso, el médico amputa la parte afectada o le pone un fierro (clavo). Pero si este paciente lo trata un hueser@, lo cura. ¿Cuál es la explicación de esta situación?

Con los alimentos químicos, enlatados, embolsados, embotellados, ¿dañan o no la salud?, ¿son las sustancias que dañan o qué hace dañino a la salud o de plano no son dañinos estos productos alimenticios?

¿Cuál es la explicación científica, si las medicinas químicas curan una enfermedad, pero dañan otras partes del organismo? ¿Se puede hacer científicamente que la medicina química no dañe y solo te cure la parte afectada?

¿Científicamente se tiene comprobado cuáles de todas las herbicidas químicos dañan más y cuáles dañan menos?

¿Cómo tener el conocimiento científico para saber y mejorar la producción, qué sustancias orgánicas se necesitan?

¿Cuál es la explicación científica del por qué existe el nerviosismo, el miedo y el valor?

¿Por qué hay nube negra y nube blanca?

¿Tiene alguna explicación científica que cuando soñamos algo, luego llega a cumplirse en lo real?

¿Existe o hay una explicación a través del estudio científico sobre la telepatía?

¿Qué explicación científica hay sobre la relación del movimiento de la luna para la siembra de semillas, árboles frutales? También en la tumba (de tumbar) de un árbol para construcción, y para que no se pique al igual en el corte de la palma para el techo de la casa. ¿Qué relación tiene la luna con los movimientos de la tierra y que explicación científica hay?

Trato de aclarar: la palma que servirá para techar, y la madera que será horcón y travesaño en las champas, debe cortarse cuando hay luna llena (“luna maciza”, decimos), Si cortas cuando no es luna llena, la palma y la madera se llenan de gorgojo, se pudren, no sirven.

¿Cuál es la explicación científica de que le calculan el tiempo de la construcción de las ruinas?

¿Cuál es la explicación científica acerca de los relámpagos, los truenos, etc.?

¿De qué se compusieron o cómo están formados, de qué sustancias, los recursos minerales que están dentro de la tierra como oro, plata, petróleo, etc.?

¿Qué explicación científica hay cuando algunos animales como el gallo, el saraguato, o la chachalaca, cantan y anuncian unos fenómenos o cambios en la madre naturaleza?

¿Qué explicación científica hay cuando algunas personas que al dormir roncan y cuál es la cura?

¿Cómo está estudiado científicamente que los alimentos enlatados, embotellados durante su tiempo de caducidad marcada no sufre algún cambio que daña la salud de las personas?

¿Han hecho estudios científicos de cómo nuestros antepasados estudiaban el movimiento de los astros?

¿Cuál es la explicación científica del por qué se dan los terremotos?

¿Cuál es la explicación científica de la formación de los volcanes y de que sustancias están formados?

¿Científicamente cuál es la explicación del por qué surge el viento, como se forman los tornados y los huracanes, los ciclones y qué son?

¿Cuál es la explicación científica que cuando hay enfermedades (peste) de los animales de corral se mueren las gallinas y a los patos no les pasa nada, por qué sucede esto? O cuando las gallinas están junto con los borregos y conejos, no le pasa nada a las gallinas ¿Cuál es la explicación científica? Y si la peste viene muy fuerte, aunque estén en orden las vacunas o la medicina (al igual en ganados), aun así, se enferman y mueren todas las gallinas ¿cuál es la explicación científica?

¿Cuál es la explicación científica de que hay algunos animales que ven muy bien en la oscuridad y otros no, y por qué las personas sólo podemos ver de día o con la luz?

Cuando nace un bebe y solo su corazón palpita, está vivo pero el cuerpo esta verdusco, muerto, está inmóvil, entonces en un recipiente con agua hirviendo, se coloca la placenta del bebé y sin cortar el cordón umbilical, el bebé se empieza a recuperar mientras la placenta se desintegra en el agua hirviendo. También si se quema la placenta, hasta quedarse completo asada, el bebé se recupera, ¿cuál es la explicación científica?

¿Cuál es la explicación científica cuando las personas se enferman y se ponen como locas, y esta enfermedad se desarrolla a los 12, 20, 30 años?

El agua salada y azufrada que hay en algunos arroyos o manantiales, ¿científicamente qué utilidad tiene para la humanidad?

¿Científicamente es necesario vacunarse y por qué, o hay medios y/o formas para sustituir las vacunas por otras cosas? Por ejemplo, las enfermedades de tosferina, sarampión, viruela, tétano, etc.

¿Cómo se explica científicamente cómo se forma el arco iris, por qué se dice que tiene 7 colores y cuál es la función que tiene?

¿Cómo se define, cuando hay embarazo, que son gemelos, trillizos, etc.? ¿Cuál es la causa y por qué sucede esto? Y ¿por qué a la hora de fecundación es niño o niña? ¿cuál es la explicación científica?

Nosotros sabemos que las abejas hacen una labor importante en la polinización de las plantas y las flores para la fecundación y reproducción, entonces qué pasa con los invernaderos que sí brotan las flores, pero no hay la polinización, ¿cómo se explica científicamente?

¿Se explica científicamente si es verdad que los teléfonos y los celulares hacen daño al usar por las radiaciones de ondas, cuál es la potencia mínima y máxima y cuál es el rango de frecuencia?, ¿una repetidora de señales de teléfonos y celulares qué potencia mínima o máxima transmiten o retransmiten, hacen daño o no hacen daño?, ¿las emisoras de onda corta, la AM, la FM y la TV hacen daño por las radiaciones de las ondas? ¿Las micro ondas para los enlaces de emisoras (FM) y las micro ondas domésticas, ¿cuál es su rango de frecuencia, las radiaciones provocan daño?

¿Se explica científicamente cuál es la velocidad de la luz del sol y qué diferencia hay con la luz artificial?

¿Científicamente qué métodos o fórmulas se aplican para medir distancias en longitud y altitud?

¿Científicamente a qué altura lo mínimo y lo máximo vuela un avión a diferencia de un helicóptero?

¿Científicamente qué métodos se usan para calcular el diámetro de un balón, embudo y convertirlo en cuadrado?

Científicamente ¿cuál es el diámetro, el volumen y el peso del globo terráqueo?

¿Científicamente existe un fin de los números enteros o decimales?

Científicamente, ¿en qué consiste la ciencia más exacta que es la matemática?, ¿desde cuándo y dónde nació la matemática y quién la descubrió?

Científicamente, ¿la transformación del hombre vino del mono?

Científicamente, ¿qué sustancias contienen el trago (vino) y el alcohol y qué efectos causa al ser humano?

¿Científicamente está estudiado que las sustancias que contiene anabólicos, salbuterol y clenbuterol, y los implantes que se usan para la engorda de ganados, pollos, puercos no dañan a la salud humana?

¿Científicamente está estudiado si los métodos de planificación (por ejemplo, las hormonas) hacen daño a la salud de las mujeres?

¿Está estudiado científicamente por qué las radioterapias y quimioterapias (y otras) curan algunas partes del cuerpo humano dañado, pero provocan otros daños?

¿Científicamente está estudiado qué daños trae el cruce a través de la polinización de la semillas transgénicas y mejoradas con las semillas nativas? ¿Qué daños causa al medio ambiente (árboles frutales, flores, abejas)?

¿La ciencia ha descubierto cómo proteger a las semillas nativas y el medio ambiente por la contaminación de las nuevas semillas mejoradas y transgénicas?

Científicamente está comprobado que el flúor en gel, pastas dentales, fluoración del agua, influye en lograr un esmalte resistente al ataque de la caries, pero hay un artículo que se titula “las mentiras del flúor” que dice es causa de índices más altos de cáncer, caries, fluorosis dental, osteoporosis y otros problemas de la salud. ¿Cuál es la verdad?

Si la pareja es de dos tipos de sangre diferentes ¿hay algún problema o consecuencia en las personas?

¿Por qué se produce la preeclamsia y eclamsia?, ¿cómo se puede prevenir para que no le dé a la mujer embarazada?

La enfermedad de Chagas que es producida por la chinche americana, las investigaciones científicas se habían suspendido desde 1989 por no considerarlo como un negocio porque sólo existe en las comunidades pobres esa enfermedad. ¿ya continuaron las investigaciones y ya hay medicamento para combatirla?

¿Científicamente se puede explicar qué contienen los rayos del sol de la mañana y de la tarde que hace que ayude al cuerpo de un bebé prematuro para su desarrollo, y, comparando con la incubadora, qué hace o qué contienen la incubadora?

¿Explicar científicamente por qué la deficiencia del lenguaje técnico de las diferentes ciencias impide la formulación de conceptos precisos sobre objetos fundamentales para el bien de la tierra o de la humanidad?

¿Científicamente está estudiado que los jabones detergentes y aromatizantes no dañan la salud y a la naturaleza, que sustancias tienen?

¿Habrá una explicación científica por qué cuando una persona se asusta, se pone pálido, se le cae el cabello, duerme mucho o se desestabiliza alguna función de su cuerpo?

¿Habrá una explicación científica sobre el desgaste de los dos polos?, dicen que es el calentamiento global, otros dicen que es cíclico, ¿cuál es la verdad?

Científicamente está demostrado que se hacen trasplantes de órganos ¿por qué de huesos no?

Con los estudios del genoma humano ¿qué enfermedades pueden ser prevenidas y curables, y cuáles son las consecuencias si las hay?

Dicen que, al utilizar las computadoras, celulares, tabletas y otros, al entrar a internet, automáticamente rastrean los archivos que tenemos. ¿Científicamente es cierto o no y si es cierto, en qué forma podemos evitar que pase esto?

El desarrollo de la mente de los niñ@s es diferente que al de los adultos, ¿cómo se explica científicamente ese cambio y qué podemos hacer para mantener y mejorar el buen funcionamiento del cerebro?

Las enfermedades específicas de la mujer, como los tumores o cáncer cervicouterino, cáncer de mama, quistes en los ovarios, el mioma, ¿cuáles son las causas?, ¿cómo prevenir o curar?

¿Qué sustancias tóxicas tienen las toallas sanitarias femeninas, pañales desechables, vendajes, etc., y en qué afecta la salud de la mujer y a los niñ@s?

¿Científicamente se puede comprobar que existen cosas sobrenaturales en las personas o en algunas personas?

¿Por qué en estos tiempos se ha acelerado o aumentado el número de niños que nacen con deformación física (sin brazos, sin pies, etc.)? ¿Cómo se explica científicamente?

¿Científicamente está demostrado que ya se puede clonar a las personas y a los animales?

Los lentes de aumento utilizados para ver mejor cuando la vista se daña por diferentes causas, ¿científicamente está estudiado si causa algún daño al cerebro de las personas que la utilizan?

Con los grandes avances científicas y tecnológicos ¿hay alguna consecuencia que pueda sufrir la inteligencia de los seres humanos?

¿Cuál es la explicación científica que nos ponemos viejas y viejos?

¿Cuál es su explicación científica que hay cerebros que son rápidos en captar, otros menos, otros muy lentos y otros nada?

¿Cómo nos aconsejan si es posible que nosotr@s podamos aprender a manejar equipos y aparatos de laboratorio y entre otros aparatos, para mejorar la tierra y elaborar medicinas?

Bueno, ésas son algunas de las preguntas fáciles. Ahora algunas de las que, tal vez, les puedan presentar alguna dificultad:

¿Científicamente han estudiado que todos sus trabajos, como científicos que son, algún día benefician al pueblo?

¿Qué dicen ustedes cuando de lo que han inventado o creado con la ciencia, que se hicieron para tener más conocimiento y para el bien del pueblo, pero resulta que alguien lo desvía o lo utiliza para otro fin, por ejemplo, las bombas atómicas, o todos los residuos que contaminan tanto a la madre naturaleza?

¿Científicamente han estudiado si es posible hacer construcciones sin dañar a la madre naturaleza, así como lo hicieron nuestros antepasados?

¿Científicamente la Madre Tierra tiene órganos y defensas como los seres humanos? Porque el ser humano, si tiene un parásito que le hace daño, tiene sus defensas para eliminar a ese mal. ¿No será que la Tierra tiene el parásito del Capitalismo y se defiende de ese mal?

¿Cuál es la explicación científica que hace que la misma madre naturaleza tenga reacciones fuertes o que ha sufrido cambios? Por ejemplo: el mar que va comiendo más y más a la tierra, etc.

¿Por qué los científicos inventan cosas que saben que dañan, o es que se inventa y no se sabe si daña o no?

¿Está científicamente estudiado eso que dicen que está rota la capa de ozono (atmósfera)? Y dicen que por este daño hay muchas plagas, entonces ¿cómo se cura?, ¿qué o quién lo dañó o lo está dañando? y ¿se ha hecho estudio científico si es posible repararlo o definitivamente es un daño irreparable?

Sabiendo que el mundo está en un proceso de deshumanización, como científicos, ¿qué análisis o qué estudios científicos han hecho o están haciendo para el futuro de la humanidad?

¿Tienen estudiado científicamente si tienen en su control esa ciencia científica que tienen?

¿Hay demostración científica que las enfermedades (peste) de animales son artificiales o naturales?

¿Hay estudio científico que una vez que se acaba los recursos naturales (oro, plata, petróleo, uranio, barita, etc.), qué va a pasar? ¿Hay estudio científico que cuando se acaba todo, hay otra forma de como sustituirlo?, ¿y en cuánto tiempo se recupera si es que se recupera o no? ¿Científicamente nos pueden decir si ocasiona daños o no a la madre naturaleza el extraer cada una de estas riquezas?

Herman@s cientific@s, en sus trabajos, estudios científicos cuando hacen sus experimentos, etc. como científicos que son, ¿se comparten sus conocimientos, crean, experimentan en equipo o en colectivo, o cada quien, en lo individual que es como competencia? Entonces ¿es posible compartir en equipo, dar cursos o talleres, impartir capacitación a otras personas?

Todos los conocimientos naturales de los pueblos originarios ¿es justo que otro lo patente?

¿Científicamente han estudiado que, si ustedes como científic@s no existieran, tal vez no existirían los ricos?

¿Científicamente hay estudios de que se puede vivir sin el capitalismo?

¿Cuál es la explicación científica o no científica de por qué se inventó el dinero?

¿Qué explicación científica hay y qué seguridad hay que un día van a sustituir las máquinas a la humanidad (o sea a las personas)?

¿Qué explicación científica tiene que las especialidades médicas no pueden atender un parto normal y, cuando el bebé está en una posición fuera de lo normal, hacen una cesárea; y las parteras tradicionales lo acomodan en la posición para un parto normal?; al igual cuando el bebé va enredado con el cordón umbilical en el cuello, el médico hace una cesárea y, en cambio, la partera lo acomoda y hace el parto normal.

¿Científicamente por qué y para qué se crearon los bancos, cual es la función científica de un banco y cuáles son sus secretos?

¿Científicamente hay o habrá una explicación por qué los países pobres no pueden pagar la deuda externa o hay una explicación para que no paguen dicha deuda?

Científicamente ¿pueden explicarnos los principios del neoliberalismo?

¿Cuáles son los principios éticos de la ciencia?

¿Con la ciencia matemática se puede detener el exterminio de la madre tierra, y si no, quién puede?

¿Científicamente por qué hay unos cuantos ricos y millones de pobres?

¿Hay estudio científico, qué y cómo están destruyendo a nuestra madre naturaleza con formas que no vemos y no conocemos?

¿Cuál es la explicación científica por qué los grandes empresarios quieren ser los dueños del mundo destruyendo la humanidad y la madre naturaleza?

Sabiendo que la petroquímica fabrica la mayoría de los productos que usamos y que son tóxicos. ¿por qué se siguen fabricando?

Cómo científicos crearon algo que no destruye, que no daña sabiendo que otro lo usa como mercancía, pero ahora se sabe que sí daña. ¿Qué piensan ahora, cómo piensan seguir y con quién seguir?

¿Hay estudios científicos que nosotros los pueblos originarios destruimos a la madre tierra o hay estudios científicos que son otros los que están destruyendo a la humanidad y a la madre tierra o quién es el que hace el daño?

¿Ven ustedes necesario y urgente unir la ciencia con los esfuerzos y conocimientos organizados de los pueblos originarios en resistencia y rebeldía por la defensa de la vida, de la salud y la Madre Tierra?

De acuerdo a sus experiencias como científicos, ¿cuál es la mejor forma de enseñar las ciencias a los niñ@s, jóvenes y jóvenas de las escuelas autónomas y a los pueblos para preparar a las futuras generaciones, y estarían dispuestos a compartir colectivamente sus conocimientos?

¿Científicamente ya está comprobado que la energía solar puede mover máquinas, carros para sustituir a los hidrocarburos y de ser sí, por qué no lo han sustituido ahora?

¿Científicamente se puede predecir cuánto tiempo de vida le queda al planeta tierra? y ¿se puede predecir cuanto tiempo de vida le queda al capitalismo?

¿Existe alguna explicación científica el por qué existen ciertos valores de dinero, por ejemplo, el dólar, el euro, a diferencia del peso y en qué consiste los límites de producción del dinero de cada país?

¿Han estudiado científicamente si no es una pena donde hacen guerra los capitalistas que hasta los animales matan sin conocer por qué, y qué piensan ustedes al respecto de estos daños?

¿Qué piensan como científicos de que la ciencia es utilizada y controlada por los militares para la construcción de armas sofisticadas y qué se puede hacer para detener la carrera armamentista?

¿Es cierto que existen las ciencias ocultas y en qué se basan?

¿Hay una explicación científica de las conductas humanas? Por ejemplo, ¿hay una explicación científica de la conducta de los pinches capitalistas de por qué son tan malditos y no tienen llenadero? ¿Es que algo tienen mal en su cabeza, o sea en su cerebro, o por qué es que, mientras más asesinan y destruyen, más contentos están?

¿Científicamente nos pueden explicar por qué el capitalismo prepara ciertas crisis cada tanto tiempo para reactivar su economía?

Con todos los daños que los capitalistas provocan al pueblo con el mal uso de la ciencia, ¿científicamente se puede crear una ciencia verdaderamente humana para no caer en una ciencia inhumana, y, si se puede crear verdaderamente humana, quién lo puede crear?

Nosotros con nuestra lucha de liberación vemos y sentimos la realidad que provoca la hidra capitalista y algo debemos hacer, por eso estamos creando una nueva sociedad y un mundo nuevo, para salvar a la naturaleza por el bien de la humanidad donde no haya injusticia, desigualdad, explotación y miseria. Para esto se necesita la unidad de los pueblos originarios, todos los explotados, los artistas y ustedes como científicos. Porque los inventos y descubrimientos de ustedes son muy importantes para el desarrollo de la humanidad. ¿Qué piensan y qué dicen al respecto?

Herman@s compañer@s científic@s, a ustedes que son diferentes en conocimiento pero que tenemos algo en común junto con otros sectores, porque el capitalismo igual nos explota y mal usan nuestros conocimientos. ¿Qué piensan, vamos a permitir que siga la explotación o hay otra forma para vivir con justicia y libertad, habrá manera de trabajar con unidad y colectivamente, defender la vida y la humanidad?

Herman@s, compañer@s científic@s, la explotación y maltrato del ser humano y de la naturaleza ha provocado mucho sufrimiento y muerte, quisiéramos que los explotadores y alguien que no sufre como nosotros sufrimos y morimos, se ponga en nuestro lugar. Esto nos provocó a pensar que algo se tiene que hacer y quiénes son necesarios. Concluimos pensando que artistas, científicos y pueblos originarios con los que son de abajo, juntemos nuestra sabiduría y empezar a construir un mundo nuevo donde los que vivamos, vivamos bien. ¿Estarían ustedes de acuerdo a ser parte de la construcción del nuevo mundo junto con nosotros y nosotras?

Herman@s, compañer@s científic@s, nosotras, nosotros como zapatistas pensamos que la ciencia en sí es una serie de conocimientos que podría ayudarnos a desarrollar un sistema más humano, donde nuestros sueños de unidad y conservación de la madre tierra y los seres vivos sean posibles. Al mismo tiempo destruiríamos más pronto el monstruo capitalista. Entonces ¿sus sueños, sus conocimientos, su ciencia, caben en el mundo de la opresión?, ¿en el despojo, en el horror, el miedo y el exterminio de la vida, caben ahí sus sueños?, ¿creen ustedes que la ciencia se puede humanizar colectivamente con los pueblos del campo y la ciudad?

Herman@s, compañer@s científic@s, ¿qué piensan de las mujeres que están siendo explotadas, manipuladas, marginadas, asesinadas, torturadas, secuestradas, discriminación de colores, y nos utiliza como objetos para promocionar sus mercancías del capitalista, nos usan como publicidad de propagandas y traspaso de drogas, nos usan para obtener satisfacciones de relaciones sexuales, nos prostituyen para obtener ventas de artículos para tener ganancias? Porque vemos con dolor la violencia y la muerte que día a día enfrentan miles de mujeres en el mundo, y no solo sentimos dolor sino rabia y coraje.

Por ejemplo, nosotras como mujeres zapatistas estamos ejerciendo nuestro derecho y libertad de participar en nuestro gobierno autónomo de mandar obedeciendo vimos que es un espacio para nosotras para la construcción de una sociedad nueva. ¿Qué piensan ustedes como científicas para poder ser libres de todos estos sufrimientos y maldades que nos hacen el sistema capitalista y qué podemos hacer ustedes y nosotras? Ya que sin nosotras las mujeres el mundo no vive, ¿cuánto tiempo tenemos que esperar como mujeres para ser libres, es ahora o nunca? Nosotras como mujeres zapatistas vemos que es posible organizar, luchar y trabajar, vemos que ustedes y nosotras nos necesitamos.

-*-

Y, ya para terminar esta sección, les pongo dos preguntas. La primera la agregó el Subcomandante Insurgente Moisés:

¿Cuál es la explicación científica de por qué les entra su sueño a las insurgentas y los insurgentes cuando se da plática política? Aunque dicen que no pueden dormir, nomás se da la plática política y hasta roncan, ¿hay una explicación científica o es que se hacen patos y patas?

La segunda encontrará su sentido la próxima sesión:

¿Por qué esa flor es de ese color, por qué tiene esa forma, por qué tiene ese olor?

-*-

(El Sup saca los muñequitos de Einstein y Sherlock Holmes, y los coloca al centro, flanqueados por el par de figuras del gato-perro)

Como todo alquimista que se precie, siento una mezcla de envidia y admiración por quienes, sin dejar de atender los problemas mundanos de injusticia y esclavitud, hacen ciencias duras (como Albert Einstein, aquí presente) y por quienes logran ir más acá del universo abstracto y aplican las ciencias a la búsqueda de la verdad y la justicia (como el detective consultor Sherlock Holmes). Einstein y Holmes, ambos representando el compromiso de su quehacer científico y técnico con la transformación social. Ambos recordándonos que, como ha señalado antes el compañero Subcomandante Insurgente Moisés, no podemos delegar en otros la tarea que nos corresponde como seres humanos cabales.

Porque, aunque yo sólo sea un alquimista mediocre, ustedes, que han hecho del quehacer científico su motor y destino, coincidirán conmigo y con el plural que aquí se anida y con ustedes se encuentra, que algo tenemos que hacer. Y que ese algo no tiene nada qué ver con la irresponsabilidad de delegar en otros la responsabilidad de algo hacer.

Claro, ustedes dirán que hago trampa. Que, al ponerles enfrente las figuras de Albert Einstein y Sherlock Holmes, recurro a un chantaje burdo y caricaturesco para así obligarles a adherirse a una propuesta política que aspira a hegemonizar y homogeneizar todo: las ciencias, las artes, la vida.

Pudiera ser, pero no. Dejemos de un lado por un momento los chantajes, más propios del romance adolescente y la política de arriba que se llena la boca de “amor” y “fraternidad” mientras milita en el desprecio, el racismo, la intolerancia y el “detrás de mí o contra mí” que toda propuesta fascista supone.

Noten ustedes que he puesto, a los costados de Einstein y Holmes, las figuritas del Gato-perro. Al mismo tiempo mirando a este par y mirándolos a ustedes.

El Gato-perro haciendo las veces del Doctor Watson, dispuesto a contar sus hazañas científicas, es decir, humanas.

Pero también el Gato-perro señalando las sombras de Moriarty y el Proyecto Manhattan, advirtiéndoles sobre la presencia ominosa y depredadora de la Hidra, el sistema siempre dispuesto a operar su alquimia perversa y convertir el conocimiento para la vida y la creación, en conocimiento para la destrucción y la muerte.

Así que, más que un chantaje, les estoy representando lo que es este encuentro entre su ciencia y conciencia con nosotras, nosotros, zapatistas.

Les estoy mostrando que les miramos y que nuestra mirada es también una forma de escucharles y aprenderles.

Que nuestra mirada tiene esa mezcla de admiración y envidia por lo que ustedes son; por lo que, al menos para nosotros, nosotras, zapatistas, les hace especiales.

Y nuestra mirada no está esperando o desesperando.

Nuestra mirada simplemente les está preguntando:

¿Y ustedes qué?

Desde el CIDECI-Unitierra, Chiapas, México, Latinoamérica, Planeta Tierra, Sistema Solar, etcétera.

SupGaleano.

México, 26 de diciembre del 2016.

Tomado de Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2016/12/26/algunas-primeras-preguntas-a-las-ciencias-y-sus-conciencias/

México/EZLN: Palabras de la Comandancia General en el inicio del encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”

corazon

Traduzione italiano
English translation
Deutsch Übersetzung
Ελληνική μετάφραση

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Palabras de la Comandancia General del EZLN a nombre de las mujeres, hombres, niños y ancianos zapatistas en el Inicio del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”

Buenos días.

Compañeras, compañeros de México y del mundo:
Hermanas y hermanos de México y del mundo:

Primero que nada, a nombre de las compañeras y compañeros Bases de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, agradecemos a las y los compañeros del CIDECI, que de nueva cuenta nos han brindado estos espacios, para que nos encontremos aquí, pueblos originarios zapatistas y científicos, como un comienzo de mirar y de caminar de que hacer en el mundo en que vivimos que la está destruyendo el capitalismo.

Agradecemos también a las y los compañeros que trabajaron del registro y la coordinación de este evento.

Darles las gracias también a las y los compañeros del equipo de apoyo del transporte

De antemano compañeras y compañeros equipos de colectivos, darles las gracias de la chinga que se han parado para llevar a cabo este encuentro. Muchas Gracias.

Para nosotras, nosotros las, los zapatistas, hoy ha comenzado un nuestro largo caminar, en búsqueda a las y los otros quienes pensamos que con ell@s tenemos una gran responsabilidad de defender y salvar al mundo en que vivimos, artes de artistas, ciencias de científicos y los pueblos originarios con los abajos del mundo entero.

Porque un puñado de unos cuantos llamados “neoliberalistas capitalistas” han decidido de acabar destruyendo salvajemente todo, sin importar nada, la casa en que vivimos.

Entonces nos hace pensar y nos preguntamos nosotras, nosotros zapatistas. ¿A dónde nos vamos a vivir nosotr@s l@s pobres de este mundo, porque ellos, los ricos, tal vez se van a vivir en otro planeta?

¿Qué hacer ahora, ya que la estamos viendo como la están destruyendo nuestra casa?

¿Qué tal si pasa o va pasar que nos llevaran en otro planeta para sus esclavos?

Entre tantas vueltas de soñar, concluimos.

En el mero de abajo están mujeres y hombres, que estudian ciencia, científica, la buena ciencia. Pero llegan los malvados capitalistas las usan esa ciencia, para hacer un mal al quien descubrió esa ciencia, ¿Cuál es el mal?

1.- Es usado para hacerse más rico al rico, esa ciencia.

2.- Cambia el rico su destino por la cual fue creado, le da otro uso, a su conveniencia. Mata y destruye con eso.

Más a hora, la están empeorando y entrará más ese empeoramiento en contra de nosotr@s los seres viv@s y la madre naturaleza.

Así empezó a nacer todo el mal, y sigue y seguirá, ahora ya está llegando a un punto de mucha gravedad ese mal.

Así fue y así están utilizado también los que hacen arte de artistas, todo lo llevo el capitalismo para hacerle un mal a la sociedad y para su bien del capitalismo.

Lo que era natural, por naturaleza y los que en ella viven, es decir los pueblos originarios, están para que sean destruidos junto con la madre naturaleza.

Entonces: Creemos, pensamos, imaginamos.

Que podemos organizarnos, trabajar y luchar, defender como cimiento que somos, para que este mundo, la casa en donde vivimos, no la desaparezcan esos capitalistas, ahora es la hora, herman@s, compañer@s, compañeroas, nadie lo hará esa salvación. Somos nosotr@s.

Pongan a soñar y se darán cuenta que contra el capitalismo, sólo se puede con la buena ciencia científica, y el arte de artista y los guardianes de la madre naturaleza con los abajos del mundo. Tenemos esa responsabilidad.

No quiere decir que sólo somos los que debemos luchar, no, pero volteémonos a ver cómo están la cosas y nos damos cuenta, que todo lo que tengamos de cosas de utilidades en las casas, es cosa de ciencia de cómo nació y toda las figuras de las casa y figuras dentro de las habitaciones es por arte de artistas y donde salieron esos materiales, en la madre naturaleza donde viven los pueblos originarios.

Entonces es como si fuera que somos el “germen” de eso.

Más claro.

¿Quién imaginó cómo hacer un celular el más moderno ahora? Y así de miles de mercancías que hay ahora, que es para su bien del rico y no para el que tuvo la ciencia y ni para el pueblo.

¿Quién imaginó hacer esas imágenes que hay dentro de los celulares, que ahora es manipulado a todo antojo?

¿Dónde salieron esos materiales en la que está compuesta esos celulares? Y así en todo de miles de artículos.

El capitalismo ha convertido para un mal uso esas ciencias: Para su gran acumulación de riqueza, manipulación a su antojo, no tiene responsabilidad de la destrucción en la que hace con ella.

Sabemos lo que va pasar.

Otra claridad más.

Es que somos la sangre del rico para que viva, somos la carne y el hueso para que estén vivos y viven para hacernos un mal en este sistema capitalista.

Los demás órganos que faltan, somos los consumidores.

Descubierto está donde nace el mal en que nos tiene el sistema capitalista.

Está en nuestras manos nuestra sobrevivencia, o la otra construcción de un mundo nuevo.

Hoy estamos aquí, no para decirnos qué tenemos que hacer, sino para conocernos cuál es nuestra función que nos tiene el capitalismo en este mundo, y para ver si es un bien lo que nos hace hacer el capitalismo para este mundo en que vivimos con los seres humanos y los seres vivos.

Y si descubrimos que está totalmente mal, el mal uso que hace el capitalismo de nuestras ciencias, entonces tenemos que hacernos responsables y entonces tenemos que decidir lo que tenemos que hacer.

Antes de terminar compañeras y compañeros, hermanas y hermanos, hoy 26 de diciembre, no olvidaremos que nos faltan vidas, la vida de los 46 jóvenes ausentes de Ayotzinapa, Guerrero.

Junto con los familiares y conocidos que siguen buscándolos y no se rinden, ni se vende, nosotras, nosotros zapatistas también exigimos justicia y verdad. A esas madres, padres, hermanas y hermanos de los ausentes, les damos nuestro mejor abrazo colectivo.

Así que bienvenid@s a este encuentro, a este largo caminar de otras ciencias y que no haya descanso, que el descanso marque porque ya está construido el otro mundo nuevo y si no hay eso no habrá descanso.

Que su sabiduría de ustedes, científicas y científicos, se encuentre y se abrace con nuestra gana de aprender y conocer los mundos.

Muchas gracias.

Desde el CIDECI-Unitierra, San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Subcomandante Insurgente Moisés.
México, 26 de diciembre del 2016

Tomado de Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2016/12/26/palabras-de-la-comandancia-general-del-ezln-a-nombre-de-las-mujeres-hombres-ninos-y-ancianos-zapatistas-en-el-inicio-del-encuentro-ls-zapatistas-y-las-conciencias-por-la-humanidad/