México: Radio Frecuencia Kritik / Programa 3 / Control Total

Programa 3 – Control Total

Tercera entrega del programa “tiempo de ira”. En esta ocasión nos ocupamos sobre el tema de la vigilancia y el control que imponen los Estados democráticos con la intención de mantener en orden las relaciones mercantiles y proteger la propiedad privada. Abordamos principalmente el caso de México, en donde desde hace algunos años se han aprobado nuevas leyes que legalizan el espionaje, y refuerzan los sistemas de seguridad (represión) por parte del Estado para contener la lucha proletaria que se ha agudizado. Todo ello es comparado con la cruda descripción que realizó George Orwell en su novela crítica 1984.

Más información sobre el programa…

Descarga (click derecho y guardar cómo)

El programa se grabó en el mes de Febrero de 2015, México. Conducen El Rata y Poeta Maldito, en los controles, Hana.

Canciones según orden de aparición:

  1. Afilando nuestras vidas – KRONSTADT
  2. GG Nonsense – Стала Звездой
  3. Sistema miseria – Facto y Lirika Podrida
  4. Mantente fuerte – Venganza
  5. Gamick – Jeunesse Apatride
  6. Todxs Vigiladxs –  Marmotas en el Bar

Notas

1.- Aunque pudiera parecer a simple vista lo contrario, nuestra intención no es la de sumarnos a las concepciones derrotistas o conformistas de los que alegan que: al ser el Estado “omnipotente” y “omnipresente” no nos queda más que la derrota y la deserción en las luchas, puesto que si el Estado lo “controla todo”, nosotros sólo estaríamos “perdiendo el tiempo”. Al igual, tampoco nos sumamos a las posiciones, que por el contrario, piensan al Estado como un ente inútil que no tiene la capacidad de escrutar nuestras vidas, o que, “no somos tan importantes” para que las garras del Estado estén sobre nuestras personas y organizaciones. O peor aún, los que aceptan esta realidad, pero aun así de manera infantil optan por no darle la importancia debida, reduciéndolo todo  a una cuestión de fatalidad. Si en esta ocasión hemos decidido hablar sobre esta temática es porque es importante darla a conocer, como una realidad, para que aprendamos a enfrentarnos a este enemigo que es el Estado capitalista de pleno siglo XXI, que nos ha introyectado toda una serie de nuevos elementos que por el tiempo y la distancia aún no somos capaces de concebirlos ni de hacerles frente mediante una acción coordinada en oposición a su vigilancia cuasi omnipresente. Tal es la razón de este programa, un llamado a una práctica más acorde con estos tiempos. Esto por su puesto sin reducirlo a la “seguridad” pues la mejor lucha es el ataque, el asumir la totalidad de la realidad alienada en todas sus formas.

2.- Para poner más en contexto de lo que sucede en México (sobre todo a lxs compás de otros países) tenemos que decir que México es uno de los países en donde más se usan las redes sociales, quizá sólo después de E.U.A. Así nuevas generaciones han crecido en una enajenación total de la llamada era digital. Lo más normal es tener el teléfono inteligente con cuantas aplicaciones existen, además de tener conexión a internet de manera permanente, con geolocalizadores y toda la información personal en posesión de las empresas de comunicación. Esto se refleja claramente, no sólo porque ya no hay espacio alguno principalmente en las ciudades en donde se pueda tener “privacidad” sino porque el mismo Estado ha emprendido una campaña de dotar a todos los estudiantes de niveles básicos (hasta nivel bachillerato) de una tableta digital. Así, casi todos los “ciudadanos” jóvenes menores de 25 años, poseen esta tecnología de manera “gratuita”, y tal como lo dicen sus voceros: <<el objetivo es que en todos los hogares haya un dispositivo con conexión a internet.>>

3.- En una parte del programa mencionamos que debemos ser críticos con el uso de las redes sociales y que por lo menos (ya que lo mejor es abstenerse) debemos separar la militancia de la vida personal cuando se haga uso de esos medios, sin embargo pareciera que consentimos sin más que no existe otra forma de vincularnos más que por las redes sociales o Facebook. Aunque sabemos bien que hoy día no podemos prescindir de la tecnología y sus medios, sí llamamos a limitar su uso a lo más necesario, y a no dejarnos llevar por los encantos de la era del “espectáculo y el estilo de vida”, ya que la mayoría de veces (sino es que siempre) estos medios sirven más para la dispersión y la enajenación, que como herramientas de lucha. Así pues, hasta hay quienes afirman que la “nueva revolución” se hará por internet o debe pasar forzosamente por Twitter. Esos grupúsculos de vanguardia tecnológica no reflejan más que una ideología que tergiversa la realidad y reduce el capitalismo a “la nueva era”, y ya ni consideran la explotación como un hecho real, simplemente buscan más libertad en los medios, diversidad en las empresas que ofrecen internet, más pluralidad en la participación entre usuario y empresa, etc. Así como los políticos ven en las malas administraciones el problema de la miseria, los activistas de la tecnología ven en cómo se suministra internet y piden internet gratis para todos, para estar mejor informados y creen que esto traerá un cambio real y de fondo en la vida humana. Hay que denunciar entonces no sólo a los explotadores sino a todos sus falsos críticos.

4.- Si bien al final del programa se dan algunos “tips” con el supuesto de limitar la vigilancia, estos deben entenderse como “elementos mínimos”, los cuales deben estar a discusión y/o reflexión colectiva. De forma realista tales “tips” son ineficientes, puesto que la “autodefensa digital” abarca elementos mucho más exigentes y comprometidos, cuya práctica exige constancia, conocimiento y colectivización de herramientas de “autodefensa”, además de un cambio progresivo de las costumbres adquiridas como la renuncia a cuentas de redes sociales, e-mail y uso de software comerciales, etc. Un primer paso es el acercamiento a espacios dedicados a esta problemática, (popularmente conocidos como “hackerspace”), donde se pueden pedir informes y solicitar servicios que regularmente otorgan como talleres o traslados hacia softwares libres. Todo ello debe entenderse de manera colectiva con la intención de que estas prácticas, herramientas y conocimientos sean adquiridos de manera sustancial por más personas posibles. Aquí les pasamos algunos materiales que nos acercan a este importante tema:

5.- Otro tema importante que no tocamos, principalmente por el tiempo del programa, tiene que ver con una forma más antigua de contrainsurgencia, que se ha dado casi siempre en los movimientos revolucionarios que nos anteceden; así hoy sigue vigente la infiltración y los “topos” que entregan información precisa y que siempre han servido para dar golpes contundentes a las organizaciones, aún por más discreción y seguridad que se tenga dentro de los grupos revolucionarios. Como ejemplo, en las últimas fechas hemos visto cómo aparecen datos precisos en periódicos de circulación masiva, que señalan a activistas que se han involucrado en alguna manifestación desde que arribó Peña Nieto a la presidencia, ello muestra cómo operan estas personas que se infiltran en los grupos, por lo que llamamos a lxs compas a estar atentos en este sentido, sin que se caiga en la inmovilidad y paranoia de que todo mundo puede ser el enemigo.

6.- Después de terminar de grabar el programa nos enteramos que se había aprobado una ley en donde se permitirá a agentes extranjeros usar armas de fuego mortales en territorio mexicano. Esto quiere decir que además de las policías existentes en México también de ser necesario se legaliza la actuación de fuerzas policiacas de otros países. (Esto también muestra lo progresivo del control por parte del Estado, así en lo susesivo se agudizarán cada vez más las mediadas represivas para salvaguardar el reino del capitalismo) En este caso es evidente que avalan la intervención de Estados Unidos, principalmente, ya que según la ley suscribe que así le brindan mayor seguridad a los turistas, a los inversionistas y al flujo efectivo de mercancías que llegan por las fronteras a México.

  • Acá unos enlaces de la prensa burguesa local:

http://www.jornada.unam.mx

http://www.milenio.com/

México: Soy Pueblo de Facto (video oficial 2013)

Descarga AQUÍ

https://youtu.be/P4GCc0-VgK0

Publicado el 25/11/2013

Facto – Soy Pueblo
Tema del disco “Polvora” (2013)
Instrumental: Facto
Grabado en Venganza Estudio

Camaras: Miki Maniak
Fotografia: Miki Maniak
Edición: Leda Utopica

Mexico Distrito Federal 2013

2HAK

México: Denuncia de Socorro Alcántara Caballero madre del compañero José Luis Alcátara

BASTA DE REPRESIÓN 2

A la Comisión Nacional de Derechos Humanos
A los medios de comunicación libres
Al pueblo en general
Yo, la señora Socorro Alcántara Caballero hago la siguiente denuncia:
El miércoles trece de Mayo de 2015 el albañil que se encuentra realizando una construcción en mi casa nos informó que aproximadamente a las 3PM estaba circulando por la calle que esta frente a mi domicilio un carro particular cromado sin la placa delantera y con la placa trasera cubierta con cinta adhesiva y que al parecer realizaban una inspección en la zona, sin percatarse en ese momento de quienes viajaban en el vehículo. En el mismo día pero a las 5:30 PM regreso dicho vehículo del cual descendieron cuatro personas tres de ellos hombres, 2 de complexión delgada y otro robusto quienes portaban armas largas y una mujer más de complexión delgada y alta quien contaba con una cámara con el que le tomaba fotos a toda mi casa.
Uno de estos sujetos se acercó al trabajador mostrándole una foto donde aparecía toda mi familia y preguntando si vivíamos ahí, el trabajador contesto que si, pero que por el momento no nos encontrábamos, el sujeto prosiguió haciendo preguntas, tales como nuestra hora de regreso, sobre quien contrato a dicho albañil, cuanto le pagaban, a lo que el albañil contesto que no tenía conocimiento de lo que le cuestionaban, que el solo estaba haciendo su trabajo, unos de los sujetos armados refirió que ese día había reunión en la casa puesto que era mi cumpleaños sin saber cómo tienen conocimiento de estos datos.
Continuaron con las siguientes amenazas, diciendo que iban por el que se encontrara en la casa y que a toda mi familia se la iba a cargar la chingada, en ese momento mi esposo llego a la casa observando a estas personas sin que en ese instante él se enterara de lo que estaba pasando por lo que se mete a la casa sin problema alguno, mencionando el trabajador que uno de los tipos realiza una llamada indicando: -ya está aquí- ,enfatizando al final como amenaza y encargo al albañil que le dijera a sus patrones que no regresáramos porque íbamos a valer madres. Días después algunos de mis vecinos se acercaron preocupados a preguntarme que sucedía ya que se percataron de lo ocurrido ese día, y comentándonos que estaban atemorizados por la actitud con la que habían procedido estas personas, y extrañados ya que nos conocen desde hace mucho tiempo sabiendo que no somos personas conflictivas ni tenemos problemas de ningún tipo.
No entendemos el motivo de dichas amenazas, y por la forma en la que se dieron los hechos, como presentarse sin identificación o alguna orden de cualquier tipo tememos que sea algo extrajudicial y que se quiera atentar contra nuestra integridad física.
Nosotros somos personas que únicamente nos dedicamos a nuestro trabajo y familia, no nos interesa inmiscuirnos en conflictos políticos de ninguna clase sin embargo nos vemos obligados a denunciar estos hechos por que no nos sentimos seguros en nuestra propia casa.
Por otra parte, quisiera señalar que yo soy la madre de José Luis Ramirez Alcántara quien constantemente ha sido difamado y hostigado de diferentes maneras, lo que en algún momento nos hizo pensar que estas amenazas pudieran tener relación con mi hijo, dejando en claro que no tenemos conocimiento ni vinculo con su vida cotidiana pero sin que eso signifique que no estemos preocupados por su bienestar.
No nos gustaría que se vuelva a suscitar alguna circunstancia parecida por lo que pedimos se atienda y se de difusión a nuestro caso, estando al tanto de lo que pudiera pasarnos.

¡Urgente difusión y solidaridad con el compañero Jose Luis Ramirez Alcantara y con su familia!
¡Alto al acoso y hostigamiento!

México: Denuncia de acoso contra el compañero José Luis Ramírez Alcántara

ricardo-flores-magc3b3n

ENVIAR SUS FIRMAS SOLIDARIAS AL CORREO: trabajadoresyrevolucion@riseup.net

Por este medio, nos solidarizamos con el compañero estudiante José Luis Ramírez Alcántara. José Luis  es estudiante del CCH Naucalpan y ha sido expulsado hace más de dos años por su participación política contra las políticas  neoliberales que se aplican en la UNAM. Fue asimismo, preso y procesado penalmente por una participación en supuestos hechos vandálicos el 2 de octubre de 2013, misma que nunca se le pudo comprobar y fue absuelto. Sin embargo, desde entonces ha sido tomado como  chivo expiatorio del descontento social, y criminalizado sistemáticamente por distintos diarios y medios televisivos que  lo han puesto  en la mira de la represión estatal. A ello ha contribuido también la actual Rectoría de la UNAM.  Esta escalada en su contra ha tenido  su  momento más grave cuando el miércoles 13 de mayo fue víctima de amenazas de muerte y hostigamiento domiciliario por parte de gente armada y no identificada. Denunciamos esta situación como parte del clima de descomposición política previo a las elecciones que priva en México. Escenario en que desde el gobierno se proyecta el discurso  de  una “criminalidad” fantasmal, para justificar el uso de la fuerza letal contra todo aquello que no encuadre en su  idea de orden social.

Asamblea Universitaria Académica, Chanti Ollin, Ollin Compani, Teatro Che, Sector de Trabajdores Adherentes a la Sexta, Komuna 23, Sindicato de Trabajadores de Uniroyal, León Chávez Texeiro, Amigos y Familiares de Carlos Sinuhe Cuevas Mejía.

México: Barricadas en CCH Vallejo / Solidaridad con los presos, San Quintín y por un Junio Negro / Boicot electoral

Barricadas en CCH Vallejo: Solidaridad con los presos, san quintin y por un Junio Negro. Boicot electoral Regeneración Radio

Un grupo de aproximadamente 30 compañerxs salio a realizar el cierre de la avenida 100 metros, frente a las instalaciones del Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Vallejo, por jóvenes anarquistas, en solidaridad con los compañeros presos Luis Fernando Barcenas y Abraham Cortés, solidaridad inmediata con los compañeros de San Quintín, por un junio negro y por el boicot al proceso electoral.

¡Muerte al estado Viva la anarquía!

Junio Negro

(Galeria fotografica en la parte de abajo)

Fotografías: Regeneración Radio.

Galería de imágenes

Información tomada de Proyecto Ambulante: http://www.proyectoambulante.org/index.php/noticias/nacionales/item/5923-junio-negro

México: Denuncia de la JBG El Camino del Futuro Caracol III. La Garrucha

Alto agresiones vs BAZ

Caracol de Resistencia
Hacia un Nuevo Amanecer.

Junta de Buen Gobierno El Camino del Futuro
La Garrucha Chiapas México,
11 de mayo del año 2015.

DENUNCIAMOS PÚBLICAMENTE

A la opinión pública:

A los medios de comunicación alternativos, autónomos o como se llamen:

A los/as adherentes de la sexta nacional e internacional:

A los organismos de derechos humanos honestos:

Hermanos y hermanos del pueblo de México y del mundo:

Denunciamos enérgicamente lo que nos están haciendo los grupos paramilitares  del Rosario, que son 21 personas paramilitares y 28 paramilitares del barrio Chikinival perteneciente del ejido Pojkol municipio de Chilón, Chiapas.

En el Rosario ahí viven nuestros compañeros bases de apoyo, porque es tierra recuperada, perteneciente del municipio autónomo de San Manuel del caracol III La Garrucha.

Ahí en Rosario ahí viven los 21 paramilitares y son apoyados por los 28 paramilitares de barrio Chikinival que se encuentran  invadiendo nuestra tierra recuperada.

Es el mismo problema desde agosto del 2014, donde nos mataron un toro semental, donde destruyeron casas y destruyeron nuestra cooperativa colectiva, robaron nuestras pertenencias, donde fumigaron una hectárea de potrero con herbicida, donde estuvieron disparando y dejando letras en la tierra con los casquillos quemado, que dice “territorio Pojkol”

LO SUCEDIDO.

A las 9:35 de la mañana del  día 10 de mayo del presente año, arribaron 28  personas pertenecientes del barrio Chikinival del ejido Pojkol Municipio oficial de Chilón a 40 minutos en carro para llegar en el poblado Rosario, llegaron a bordo de ocho motocicletas, en el poblado recuperado el ROSARIO donde viven los compas bases de apoyo, porque nos quieren quitar a fuerzas nuestra tierra.

Estos paramilitares del Rosario acompañados de paramilitares del barrio Chikinival del ejido Pojkol, empezaron  a medir sus sitios en donde ya están viviendo los compañeros bases de apoyo, durante el día ahí estuvieron trabajando.

A las 15:15 pm, un grupo de ellos se retiraron del trabajo, otro grupo  se quedaron en el mismo lugar, pero 5 minutos después tres de ellos se dirigieron a la  casa de un compañero  base de apoyo, y la mayoría de ellos se quedaron en la carretera a 30 metros de la casa del compañero.  En la casa del compañero base de apoyo  sólo se encontraba su hija de trece años de edad  barriendo  su  cuarto y no se  encontraba el padre, la mamá estaba afuera a  un lado de su casa,  estos agresores  paramilitares 2 de ellos pertenecen del barrio Chikinival  del ejido Pojkol y 1 pertenece del mismo poblado el Rosario  de Nombre ANDRES LOPEZ VAZQUEZ.  Estos 2 de Chikinival entraron  hasta adentro de la casa, mientras que Andrés, paramilitar del poblado Rosario, quedó como guardia en la puerta de la casa, al ver que  la niña hija del compa base de apoyo salió corriendo por la puerta, entonces ANDRES le disparó a la niña 4 balazos con una pistola de calibre 22, al momento de los disparos llega su papá y el compañero defendió a su hija tirándole  una piedra al agresor que le dio en  la  cabeza.  A la niña no le atinó todos los balazos.  Después el herido fue llevado por  sus  compañeros que se encontraban a  30 metros.

Ayer por tarde, 11 de mayo, regresó el herido y fueron a su casa del compañero la familia agresora, es decir la esposa y 3 hijos a decir que le tienen que pagar 7 mil pesos por su curación.

Claro está que no pagará el compañero, porque no es quien buscó y provocó lo sucedido.

A las 18:50 pm del mismo día 10 de mayo llegaron al poblado Nuevo Paraíso del municipio autónomo Francisco Villa 16 personas, tres de ellos armados con 2 pistolas  de calibre 22  en la mano y una arma larga  de calibre 22, a bordo en  8 motocicletas. Estas personas pertenecen del barrio Chikinival  del ejido Pojkol llegaron a tirar una carta en la calle, en donde culpan a los compañeros bases de apoyo de provocar primero estos problemas.

Pero en la realidad  nosotros no estamos  provocando  ningún  problema, porque hemos estado buscando alternativas en vías pacificas para tratar de solucionar este asunto, pero ellos nunca nos han entendido hasta le hemos entregado una hectárea a cada uno de los 21 personas quienes están provocando, aun así nos han estado amenazando. Desde febrero hasta hoy 11 de mayo nos están amenazando del diario los del Chikinibal del ejido Pojkol porque así piden los del Rosario que patrullen armados éstos de Pojkol, siempre armados todos los días.

Por eso desmentimos de lo que nos están haciendo y culpando. Está claro quién primero provoca.

Hemos citado las autoridades del ejido Pojkol y se presentaron y dijeron que no pueden hacer nada, porque ya está desconocida ese grupo del ejido, porque son totalmente son unos maleantes, no respetan, no obedecen en el ejido. Que ya les avisó al Estatal de Manuel Velasco Coello que también no hace nada, porque es su paramilitar.

Compañeros y compañeras, hermanos y hermanas de todo el mundo, éstas son las estrategias con la que nos están provocando los tres niveles del mal gobierno federal, estatal y municipal, cuando usan a la gente que no entienden nuestra causa justa, para que así caigamos en sus trampas, pero estamos claros de lo que están haciendo este mal gobierno, organizando, preparando y financiando, a organizaciones, gentes que dejan comprarse o venderse.

Nosotros les decimos a esos sin cerebros de allá arriba: nunca nos vamos a dejar de resistir ni vamos a caer en sus trampas, nosotros seguiremos aquí resistiendo trabajando nuestras tierras y construyendo nuestra autonomía.

Cualquier cosa que llegue a suceder responsabilizamos directamente al federal, estatal municipal y a los paramilitares del barrio Chikinival del ejido Pojkol y del Rosario.

Hermanas y hermanos, seguiremos informando lo que vaya a pasar con nuestros pueblos y queremos que  estén atentos  de lo que vaya a pasar.

   ATENTAMENTE

Junta de buen gobierno

 Jacobo Silvano Hernández                                                              Lucio Ruiz Pérez

Información tomada de Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/11/denuncia-de-la-jbg-el-camino-del-futuro-caracol-iii-la-garrucha/

México: Protesta en Solidaridad con San Quintín 14 de Mayo de 2015

Apoyo a San QuintínSolidaridad con los Jornaleros de San Quintín
Durante el cierre del Seminario “Pensamiento crítico frente a la hidra capitalista”, que organizó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en el CIDECI de Chiapas, una delegación de los jornaleros de San Quintín hizo la denuncia sobre la represión de la que habían sido víctimas, varios escuchamos presencialmente, en la transmisión en vivo o enterándonos por los medios libres, por eso varios adherentes y simpatizantes a la Sexta hemos decidido realizar una protesta en Gobernación para solidarizarnos con los Jornaleros en Lucha que resisten los embates del Estado y los empresarios que pretenden esclavizar el trabajo de humildes campesinos.

Jueves 14 de Mayo de 2015
15:00 horas
Secretaría de Gobernación
Abraham González No.48, Col. Juárez, Del. Cuauhtémoc

¡Contra la Explotación y Superexplotación del Trabajador! ¡Exigimos un alto a la represión del Estado! ¡La tierra es de quien la Trabaja! ¡Por la autonomía y contra la tiranía del capital!

Invitan:
Colectivos Cubículo ENAH, Komuna 23, Asamblea General de Posgrados UAM, Asamblea Universitaria Académica, Sector de Trabajadores Adherentes a la Sexta.

DESCARGA EL VOLANTE EN PDF:

Solidaridad con los Jornaleros de San Quintín

México: Crítica al etcétera o por una ciencia social exacta, del sup Galeano / Radio Zapatista

Mafalda de Quino

Mafalda de Quino

Crítica al etcétera o por una ciencia social exacta, del sup Galeano

Por: Eugenia Gutiérrez. Colectivo Radio Zapatista.
San Cristóbal de las Casas, Chiapas. 10 de mayo de 2015.

La guerra siempre

No es la Hidra de Lerna ni la que alfombra las aguas estancadas. Es mucho peor, sin importar que nuestros miedos nos impulsen a negar que todo siempre puede ser peor. Es “el pesado cuerpo” del sistema capitalista que “cubre la totalidad del globo terrestre”, nos dice el Subcomandante Insurgente Galeano en su “avistamiento crítico” sobre esa hidra, leído en el auditorio de la Unitierra el 8 de mayo de 2015. En el escenario lo acompañan integrantes de la Comisión Sexta, del CIDECI y de las luchas obreras y campesinas en México y en el mundo. A su izquierda, Luis Lozano, quien participó en otra mesa, hoy asiste silencioso. Ha asesorado en materia de economía al sup Galeano para que nos presente su ponencia.

En una larga disertación titulada “Etcétera”, el zapatismo coloca su pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Este mal intento de crónica o algo, no sé, para tratar de no sé qué, se centra en lo dicho sobre la necesaria exactitud de las ciencias sociales.

Antes que nada, para entendernos, el sup nos explica la guerra.

En el análisis zapatista, pensar críticamente es “repensar las teorías” cuando los descubrimientos científicos contradicen lo que se esperaba descubrir. Si eso sucede, en lugar de acotar leyes y marcar nuevos límites para que la ciencia siga tranquila su camino, el pensamiento crítico busca “más datos” y ensaya “nuevos enfoques teóricos”. “Analizar y pensar críticamente la ciencia de la economía” fue lo que llevó a Marx a desmenuzar “la sociedad de su tiempo” para plantear “una nueva propuesta de análisis”, nos explica el sup Galeano. Esa nueva propuesta o nueva teoría se conoce como “la ciencia de la historia, el materialismo histórico, la teoría de las formaciones sociales o como le quieran llamar”.

Se le pueden encontrar limitaciones a ese análisis, dice Galeano, pues “no alcanzó siquiera a vislumbrar las formas tan complejas que reviste actualmente la hidra, el sistema capitalista”, pero sus conceptos “no sólo siguen sólidos sino que, además, se confirman en la actualidad”. Al ser ahora un sistema más complicado cuyo “pesado cuerpo cubre la totalidad del globo terrestre”, necesitamos “un telescopio orbital” para “verlo en su conjunto” y “comprobar” si los conceptos de Marx son ciertos, o “si son capaces de explicar el por qué se da este fenómeno social y no otro”.

Para el zapatismo que nos convocó a este seminario, ese telescopio orbital que pareciera inexistente, sí existe. Con ese telescopio, “un grupo de científicos sociales” ha propuesto “análisis globales que ven el capitalismo como sistema-mundo”. El que puso en órbita Immanuel Wallerstein ha lanzado una “provocación” a este semillero en la Unitierra. En “la imagen global” tomada por ese telescopio, Wallerstein ha podido observar que “está cabrón”, “que el pinche sistema capitalista está en una crisis terminal” que sólo puede tener dos resultados, “a” o “b”, menciona Galeano sin explicarlos ahora. “La fotografía del mundo” tomada desde la estratósfera por Wallerstein confirma que vivimos “una crisis como nunca antes”, pero el zapatismo desconfía de “eso de que es la terminal”, de “que ya va a morir ya el pinche sistema”. Desconfía el zapatismo porque nos dice que eso ya lo ha escuchado y luego “resulta que no, que la hidra se rehace y aparece con otro rostro, y más sedienta de sangre y destrucción”.

Sus comunidades en resistencia y rebeldía cuentan con “el telescopio subterráneo Pozol Seis” que “arrojó los mismos resultados” sobre una actual o cercana crisis estructural del sistema capitalista”. El “subtelescopio” que les permite ver otra cosa en lo profundo de la tierra “es capaz de capturar una imagen del sistema-mundo pero en sus raíces”. Galeano informa que las imágenes captadas por el zapatismo, piezas de un rompecabezas, coinciden “como una fotografía invertida” con la imagen captada “por el telescopio Wallerstein”. La crisis es tal que los largavistas concluyen “no basta” y dan detalles: crece el despojo de territorios indígenas, avanza la maquinaria capitalista con su violencia dejando a muchas personas “sin nada”, desposeídas, sólo “con su cuerpo y sus conocimientos”. El “gran papel” en este proceso “lo desempeña, como es sabido, la conquista, el sojuzgamiento, el homicidio motivado por el robo. En una palabra, la violencia”, como lo explica Marx al hacer una genealogía del capitalismo. El despojo como “hecho fundacional” de este sistema, “la acumulación originaria del capital” como su origen. Un “robo violento” que en ese entonces y en este hoy “se viste como algo idílico” arropándose en la mentira de que serán beneficiados los pueblos originarios “al ser despojados de lo que los define, les da razón de ser y base vital”, mientras se les arroja “al vacío, a la nada, con la promesa de que tendrán trabajo como mineros, o mozos, o jardineros en las minas que se habrán de horadar, los hoteles que se establecerán y las zonas residenciales que emergerán”, dice Galeano.

Tras este avistamiento, los pueblos zapatistas solicitan al Congreso Nacional Indígena “los datos que han obtenido con sus microscopios”. El CNI ha respondido a la solicitud entregando esos 29 espejos que pulimentaron en La Realidad. Y los datos se corroboran: “Hay en curso una estrategia violenta de despojo, una guerra en contra de los pueblos originarios”. Pero no conforme, dice el sup, el zapatismo “acude a otros microscopios de especialistas” que se reúnen aquí en la Unitierra y comparten sus propios datos sobre quiénes llevan “la punta de lanza” de esta ofensiva: “políticos, autoridades gubernamentales, prestanombres, empresas y consorcios”. Cazando y cruzando datos, cuenta Galeano, pueblos originarios y especialistas coinciden.

Sobre la migración indígena y campesina, una “posta” zapatista ha podido observar cambios. Se decía que se migraba a las ciudades en busca de empleo, pero ahora las ciudades son zonas metropolitanas que “se expanden, aceleradamente, tragando territorios rurales”. Las tierras ejidales y comunales que se ubicaban fuera de las ciudades, hoy son “suburbios citadinos” donde ejidatarios y comuneros despojados trabajan “de mozos en las tierras que apenas hace unos años les pertenecían”. Indígenas y campesinos migrantes en su propia tierra. “Progreso”, le llaman arriba. “Cuando la tierra duele, duele todo”, dice el zapatismo.

Por eso manda “señales de humo” a las luchas en distintas partes del mundo. Éstas responden “casi lo mismo: acá, está cabrón”. En cualquier idioma, la respuesta es igual: “todo, todo se está convirtiendo en mercancía”. Nuestro planeta como “almacén global”, como “un inmenso arsenal de mercancías”, “premisa básica” de la “crítica a la economía política” hecha por Marx. Pero no sólo eso, agregan especialistas consultados también por el zapatismo, porque “esas nuevas mercancías responden a la misma lógica del mercado”. Tal y como ocurre en la producción, nos dice Galeano, “las mercancías despojadas generan ganancia”, “una de las comidas preferidas de la hidra”. La explotación y el despojo hacen posible “la apropiación de esa ganancia”, una ganancia que se fundamenta “en la propiedad privada de los medios de producción y de despojo”. El despojo como medio en este proceso es un aporte del pensamiento crítico zapatista.

Sup Galeano se pregunta si la propiedad privada de esos “medios de producción, despojo, circulación y consumo” será “la madre de la hidra”, “la cabeza, sin la cual, el sistema perece incapaz de reproducirse”. Se responde que aquí “se hace una bulla”, por lo que hay que consultar datos de “otros puestos de observación” y cotejarlos “en el intercambio de semillas” de este encuentro. Crece la violencia contra las mujeres y contra la niñez porque la hidra bulímica “no sólo aprieta más el yugo contra quienes producen las riquezas y hacen andar la rueda de la historia” sino que “vomita millones de desocupados, despojados, parias, muertos vivientes”.
“Pero abajo ya gritan” coincidiendo “musiqueros, poetas y artistas”. Por su parte, los economistas aseguran que “permanecen los fundamentos”, al tiempo “que surgen nuevas modalidades” que “podrían ser las responsables de una hecatombe económica mundial”. Los ejemplos han sido abundantes en las ponencias de este seminario. La agresiva mercantilización de la naturaleza y de sus plantas medicinales, la tormenta que amenaza a la ciudad, al campo. Síntomas que los economistas encuentran por todo el mundo. Nos dice Galeano que el zapatismo “captura la esencia y sentencia: una guerra, una guerra mundial, una guerra cuyo único enemigo es la humanidad”. La “declaración de principios” de este sistema, su programa, su plan de acción, se lee en el lema de su navío terrible: “Guerra siempre, guerra mundial, destrucción total”.

Las ciencias sociales exactas

Uno de los problemas que enfrentan las ciencias sociales hoy en día es que todavía no alcanzan “una denominación común” ya que “sus bases científicas son relativamente jóvenes y han sido o son atacadas por filosofías de todo tipo”, acaba de decir Galeano. Desde esa perspectiva nos arroja una propuesta metodológica distinta para esas ciencias. Arranca su disertación recurriendo a la mirada “fría y aséptica” que exige Sherlock Holmes a los apuntes literarios en la bitácora de su querido Watson. Implacable, el detective Holmes señala que ese “tinte novelesco” en su trabajo investigativo afecta el resultado exacto que debiera tener, y “el resultado es el mismo que si se construyese una historia de amor a partir de la quinta proposición de Euclides”. Implacable también, el sup Galeano señala que “la ciencia de la historia, la economía política, la teoría de las ciencias sociales, el materialismo histórico” o como se llame “debiera ser así, una ciencia exacta, aunque luego sean preponderantes las historias de amor a partir de sus postulados”.

El subcomandante Marcos antes, el subcomandante Galeano hoy, hace una crítica del método de las ciencias sociales, pues a diferencia de la ciencias exactas o naturales, en las sociales “puedes plantear una hipótesis sea para demostrarla o para demostrar su contrario”. Así, las discusiones académicas subsecuentes no girarán en torno de la lógica y la veracidad de las premisas planteadas, ni de la forma en que “explican o no una realidad”, sino que serán “un alud de calificaciones a favor o en contra”. Y aquí Galeano lanza otra crítica, un exhorto, un desafío a las compañeras y compañeros que hacen ciencias sociales y que asisten al seminario. Las leyes de la física son irrefutables, sin importar que apliquen para un hombre primitivo “en las cuevas de Altamira en el Paleolítico superior” o para una mujer moderna que “tuitea en su esmartfon”, pues ambos tropezarán y caerán cuando una piedra o un bote se les atraviesen. “Fría y aséptica”, sin “consideración, respeto o clemencia”, así es la ciencia exacta, nos dice mientras nos reta a “trasladar las mismas exigencias” a las ciencias sociales para no presentar “diversas conclusiones a partir de una misma premisa”, como se ha dicho aquí.

“El sistema va a colapsar” y “de ese colapso pueden surgir” las “dos opciones” que ha planteado Wallerstein. El zapatismo no discute esas opciones en este seminario. Observa que pueden ser más y se concentra en plantear la necesidad de atender el objeto de conocimiento “cambiante” de las ciencias sociales en lugar de plantear que “se pueden encontrar tantas excepciones como confirmaciones”, que “hay tantas leyes que cualquier escéptico o cualquier filósofo posmodernista pudiera decir que hay tantos mundos como explicaciones científicas de él”.

Bromeando sobre los divertidos errores de dedo en su computadora que transforman a “un obseso textual” en un “un obeso sexual”, Galeano nos transporta a un plano mucho más serio para pensar en los dedazos de la historia, en sus consecuencias y sus posibilidades. ¿Qué tal si toda la historia de la humanidad estuviera “construida sobre un error de dedo”, si “toda la historiografía”, “la psicología, la inexistente ciencia política, la filosofía” estuvieran asentadas “sobre bases falsas”? Pues sí, dice Galeano. “La historia universal entera está construida sobre los pies de barro de un error de dedo”. Por ello, propone el zapatismo, “habrá que rehacerlo todo, reescribir la historia tomando en cuenta un corrector de textos o una cámara de un millón de pixeles y una pantalla OLED”.

Sobre “la suma de excepciones” como “criterio de cientificidad”, sup Galeano retoma al Juan de Mairena de Machado para criticar esa “regla perfecta” que está “constituida de puras excepciones”. El zapatismo piensa que en esto hay una fuerte confusión, que esto es falso, que no se vale concluir: “a diferentes realidades, diferentes teorías”. Las “diferentes realidades situadas en tiempos y espacios diferentes” son ciertas, “pero esa diversidad no implica que haya una diversidad de explicaciones”. Sobre el daño que ha hecho a las ciencias sociales “este relativismo social”, nos dice que tiene su “caldo de cultivo” en las “filosofías posmodernistas” cuyo “criterio de cientificidad es su individualidad”. Una ciencia social “dominada así” sólo responde al “eslogan de moda”. La crítica zapatista se dirige entonces a la academia, a las redes sociales, a los medios de paga o alternativos, a sus “chambonadas” por entre las cuales las ciencias sociales en lucha “deben abrirse paso”. Luego nos propone “un criterio de cientificidad: explicar tal cosa, dar cuenta de ella, responder a la pregunta ¿por qué esto y no otra cosa?”

Elegir lo que vamos a explicar, dice Galeano, induce nuestra “capacidad explicativa”. Y aquí surge otra confusión. “El objeto de una ciencia es conocer, dar cuenta, explicar su objeto de conocimiento”, y el “inconmensurable problema es que el objeto de la ciencia de la historia no sólo es, como para algunoas necioas, conocer el devenir histórico, dar cuenta de tal periodo”. Para el zapatismo, “el objeto de la ciencia de la historia no es solamente explicar su objeto de conocimiento sino transformarlo” y “para poder hacerlo, necesita poder explicarlo”, “reconstruir su genealogía”.

Las mujeres zapatistas y la economía política

Toca el turno de recibir crítica pensante a nuestros feminismos tan cómodos. La ponencia de Galeano toma ahora como referente a las mujeres zapatistas para explicar cómo se explica una práctica desde la teoría. “¿Podrían las zapatistas explicar lo que es su lucha como mujeres que somos” sin conocer su historia y entender sus procesos?, pregunta el sup. No, responde. La filosofía posmoderna criticaría esto como “un salto epistemológico”, nos dice, pues se ha planteado en este seminario que “el zapatismo sólo puede ser explicado por el zapatismo mismo” así como “sólo yo puedo explicarme a mí misma”.

Pero resulta que no, que “el zapatismo no puede ser explicado por sí mismo. Necesita conceptos, teorías y pensamientos críticos para dar cuenta de sí mismo”. Quienes hemos hablado en pasillos, medios libres, templetes, cocinas o jardines sobre la “maravillosa genealogía” de lucha que nos presentaron las indígenas hace unos días, de “su heroicidad”, de “su terco empeño”, no logramos esquivar el zapatazo. “Faltó la economía política” que hace posible la resistencia y la rebeldía que hoy “nos sorprende y aterra”, señala Galeano. Ese proceso de organización de las mujeres indígenas pudo darse “sólo cuando existieron las bases materiales que las concretaron”. Sólo fue posible que ellas pasaran “de la teoría a la realidad”, nos dice el sup, cuando “las mujeres se fueron desprendiendo de la dependencia económica de los varones” a través de sus cooperativas y sus proyectos, “hasta que se apropiaron de la economía” y “despegaron”.

El contagio del ejemplo de todas “las Ramonas” y “las Susanas” fue posible “porque no dependen económicamente de los varones”, dice el sup, y esto fue posible solamente “a partir de dos hechos fundamentales” en las comunidades indígenas zapatistas: “el cambio en la propiedad de los medios de producción” (la economía) y “la toma y ejecución de sus propias decisiones” (la política). Sin estas herramientas de la economía política podríamos pensar “que todo es y fue una cuestión de voluntad, de firmeza, de compromiso, de militancia”.

En “el principio del tercero excluido” que funciona para las ciencias naturales y exactas, “una cosa no puede ser y no ser”, explica Galeano, porque “en condiciones idénticas, una premisa siempre tendrá una y solo una conclusión”. Luego explica que un científico social pasa tan rápido de la realidad a la teoría que puede marearse y vomitar. Aunque “el científico social no tiene por qué rehacer todo”, nos dice el zapatismo, ni volver “a descubrir el fuego cada vez que quiere dar cuenta de los múltiples incendios que crecen y se extienden en la realidad social”. Parte “de un marco teórico”, de “conceptos científicos, de teorías base”.

Para continuar con su crítica a las ciencias sociales, a la que todavía le falta un “etcétera”, el sup Galeano nos lanza varias preguntas: “¿El científico reflexiona sobre su misma práctica?” “¿se pregunta si está haciendo ciencia u otra cosa?”. A fin de explicar cómo se aplica en comunidades zapatistas “el método científico del ensayo y el error” para un caso de aprendizaje de trigonometría, el sup cuenta una anécdota que no podemos reportear porque sólo puede contarse tal y como la contó él. Claro, como no debería reportearse su ponencia. Pero bueno. El sup utiliza la anécdota para insistir “en la asepsia de las ciencias naturales y exactas” que exigió Holmes a Watson, o que nos exige el zapatismo a nosotras y nosotros. Ir por una ciencia social “fría y aséptica” en “su severidad”, en su ser “implacable, descortés, maleducada” como esta voz zapatista que nos dice: “Lo siento. Energía igual a masa por aceleración al cuadrado, no importa que votes o no votes”. Algunas de las preguntas que faltaron hace rato para el científico y la científica: “¿cómo el sistema funciona como entorno de su quehacer?”, ¿son inocentes “los énfasis de investigación científica hacia uno u otro lado”, sólo movidos por “la curiosidad científica?”. Que respondan ellas y ellos “si la improbable isla paradisiaca del quehacer científico está a salvo de la tormenta”, propone Galeano.

Si el “objeto de la ciencia social” es “la sociedad”, el pensamiento crítico zapatista nos invita a ubicarnos ahora en el momento y el lugar de cualquier lucha, fines del siglo XX y principios del XXI y “recolectar datos duros, reales, comprobables, factibles de ser cruzados, de modo que informaciones diversas, procedentes de fuentes distintas, sobre un mismo aspecto social, nos brinden una certeza”. Frente al capitalismo, se puede “cantar loas” o se puede “tratar de explicarlo, de dar cuenta de su genealogía, su funcionamiento, su modus operandi”. Sup Galeano afirma: “Pensamos que el capitalismo es un crimen, el más horrendo, cruel y terrible en la historia de la humanidad. El zapatismo piensa que, para entender lo que ahora pasa, hay que analizar la genealogía del capitalismo, o sea, cómo nació, cómo era, qué ha cambiado, qué permanece, qué realidades permanecen y cuáles y por qué y cómo surgen”.

Despoblamiento, deuda, barbarie

Un verdadero trabajo del pensamiento crítico desde unas ciencias sociales exactas nos permitiría ver lo que el zapatismo plantea después, a profundidad, en otras partes de esta ponencia, cuando cita ampliamente a Karl Marx (Karla, según la Insurgenta Érika) y a Eduardo Galeano. Que “la guerra se vende mintiendo”, que no es cierto “que en las guerras nadie gana”, que gana “la gran industria armamentista” pero también y sobre todo que esa guerra la “gana el capital financiero” todos los días.

En el aporte que hace el zapatismo a los planteamientos marxistas agregando los medios de despojo y el despoblamiento, Galeano observa un cambio en la práctica bélica del capitalismo porque ya “no sólo se trata de destruir al contrario; también hay que destruir totalmente el territorio conquistado”. Nos dice que “el páramo resultado de una guerra es una mercancía, y también lo es la reconstrucción”. Así que el territorio destruido “debe ser despoblado”. Nos habla de que anteriormente se usaban fuerzas especiales y armas de precisión, diseñadas para “dar golpes quirúrgicos” sin levantar protestas de grupos defensores de derechos humanos. Pero el zapatismo observa un cambio en la táctica bélica y nos dice que “ya no. Ahora lo que les interesa es producir la mayor destrucción posible, la mayor cantidad de muertes, desaparecidos y desplazados” para que puedan llegar las grandes empresas a utilizar en “los trabajos peor pagados” a la población que haya podido permanecer “como extranjera en su propia tierra”. Galeano explica que “se reordena la sociedad en ese territorio”. Para sintetizar el “otro elemento que el zapatismo señala como característica de esta guerra mundial, el despoblamiento”, el sup nos dice que “la guerra capitalista busca la destrucción-despoblamiento y, simultáneamente, la reconstrucción-reordenamiento”.

Por eso gana, por sobre todas las bestias, el capital financiero. Galeano lo llama “el más feroz, inhumano y cruel que el mundo, en toda su historia, ha conocido”. Nos lo explica Elías Contreras en otra narrativa que no se debería reportear, pues ha de leerse en su versión original, pero que nos lleva a la conclusión zapatista de que ha habido cambios en la premisa “el que paga, manda”, pues hay que actualizarla con “el que presta, manda”. Elías ha investigado que “quien decide en realidad lo que ocurre en un país o en territorio” no es un gobierno, sino “quién es el acreedor, el que tiene la deuda”. Todos los gobiernos del mundo y los medios de comunicación y la industria y el comercio y las iglesias y los partidos y “hasta los bancos” son deudores, y “el que debe, el deudor tiene que hacer lo que le decimos”, explican los capitalistas financieros investigados por Elías Contreras. Estos capitalistas financieros, acreedores y triunfadores verdaderos, no padecen nunca “la molestia de las elecciones” ni de “las burocracias”. Por eso, “nunca seremos señalados por la justicia”. “Nosotros mandamos”. Luego ironiza agriamente Galeano: “eso que dicen los fucking zapatistas de que el pueblo manda y el gobierno obedece, acá es el banco manda y todos obedecen.”

Sobre el análisis que les entregó Luis Lozano, Galeano nos habla de un panorama sombrío: “dinero ficticio, sin respaldo alguno”, pero que genera ganancia, y para respaldarlo, pues el futuro empeñado “por generaciones”. Los créditos, los intereses, la vida endeudada, los recursos naturales como aval, como garantía, “el desarrollo ficticio de los países”. La explotación, el crédito, la barbarie total, el crecimiento del empleo informal. En esta lógica, “van a quebrar países enteros junto con su población” y habrá “un incremento de la población migrante de casi 40 por ciento”, ha dicho Lozano en su análisis. Casi “tres mil millones de personas sin trabajo, sin tierra, sin patria, deambulando de un lado a otro”, calcula Galeano. “La hidra ha mutado en los últimos años, aunque es necesario estudiar su genealogía”, nos dice. Los datos duros, irrefutables, sólidos, fríos y asépticos. Y luego, sus preguntas: “pero si todo cambia, ¿qué es lo que no cambia? ¿cuál es la cabeza primaria de la hidra? ¿o es la hidra entera lo que no cambia sin importar la fase o el estadio en que se encuentre?” El zapatismo pensando críticamente, buscando unas ciencias sociales exactas.

“No lo sabemos todavía”

Para cerrar su presentación, el sup Galeano nos habla de un indígena zapatista que quiso entender el significado de la palabra “etcétera” y lo entendió cuando su tutora le dijo “es como cuando tienes muchas cosas que no sabes cómo decirlas”. Otra anécdota irresumible que resumimos aquí. Cuando necesita verter una opinión ante un grupito de estudiantes urbanos que discute, el indígena se resguarda divertido en esa ambigüedad protectora del “etcétera” para responder: “yo sólo te digo que… etcétera”. Vuelve el Gato-Perro desde su “cuento absurdo” para proponerles a las ciencias sociales que se atrevan a decir cuatro palabras: “no lo sabemos todavía”. En el “etcétera”, el zapatismo ve “un concepto científico clave”, “un concepto fundacional del desarrollo de las ciencias sociales, su genealogía”. Y ahí está lo grave. “Si en sus inicios”, dice Galeano, “a la pregunta de por qué a un hecho social la ciencia social sólo respondió ‘yo sólo te digo que etcétera’, a lo largo de los tiempos ha ido ampliando la respuesta y, al final, el final de cada tramo es ‘etcétera’, aunque también funcionan muy bien los puntos suspensivos”. Para el zapatismo, explica Galeano, “lo que ha ayudado a ir reduciendo esa palabra infinita ha sido el pensamiento crítico”. De ahí que señale: “uno de los textos fundamentales de las ciencias sociales se llama así: Crítica de la economía política.”

Toca el turno a los medios de comunicación. “El poder”, explica el sup, “tiene una técnica que usa para neutralizar los miedos que la acosan”. El poder neutraliza las amenazas que le acosan “con la ayuda de los casilleros que abundan en los medios de comunicación”, ya sean “de paga” o “como se llamen”. Esos medios actúan como “la técnica” o el “software” del poder, entran en su juego de fungir como “casilleros” de la “alacena” donde el poder exhibe “las estatuas fantasmagóricas” de los “ismos” que le conviene explicar. Para “exorcizar esos demonios que pululan en el abajo que los desafía”, nos dice Galeano, “el poder, a través de los medios, define, es decir, clasifica, encasilla lo otro que no comprende. Y no lo comprende porque el poder no puede entender que alguien se atreva a enfrentarlo. Porque la transformación social, y con ella el pensamiento crítico, es esencialmente eso, un desafío”.

Otra crítica pensada por el zapatismo va para “las pseudociencias”, “el pesimismo ilustrado” y los terrores académicos. Escucharon de alguien que el científico social padecía el miedo “a perder la beca, la plaza, el estatus, pero sobre todo el miedo a hacer el ridículo” en la “aventura” de “lanzarse al análisis crítico”. De ahí, dice Galeano, que resulte “más cómodo el pesimismo ilustrado, el cinismo con notas a pie de página en el que abundan y redundan las filosofías posmodernistas que invaden las redes sociales, los partidos políticos, el yo, mí, me, conmigo elevado a categoría científica.” Las pseudociencias en boga, “síntoma de una crisis terminal”. Y luego “el análisis, el debate sobre categorías y conceptos, la discusión y profundización de la teoría” allá arriba como “uno de esos mercados viejos donde los marchantes y las marchantas gritan y se pelean por precios, calidad y frescura de lo que ofertan”.
Para cerrar lo que toca al trabajo de las ciencias sociales, nos dice Galeano que el pensamiento crítico o la teoría que busca el zapatismo “no es la que nos aplauda o nos cobije, sino la que nos rete continuamente a explicarnos, es decir, a entender nuestro lugar en el mundo”, un pensamiento crítico que impulse al zapatismo “no sólo a pensar” sino “a ir redactando el apunte para el testamento”.
Que no falten “loas virtuosoas del lenguaje hecho palabra, filosofía, canto, música, pintura, teatro, cine, literatura, poesía, escultura, danza, ciencia, laboratorio, cátedra, investigación, en fin, las ciencias y las artes”, conjura Galeano. “Que nunca nos falte su palabra, su ciencia, su arte”.

Yendo y llegando

El sábado 9 de mayo concluye el semillero-seminario. Durante siete días calurosos de noches frías hemos escuchado, aproximadamente, setenta horas de ponencias. El batallón de tercios compas y de medios libres ha transmitido en vivo, ha colgado todos los audios en la red, ha producido cientos de fotos, decenas de reportajes, varios videos, ha hecho entrevistas. Ahora se esfuerza en su cuartelito-biblioteca por quemar 250 discos, con diseño y toda la cosa, pa’ que se los lleven los pueblos y la banda. La quema se da entre la amenaza de que se va a cortar la luz y de que la gente ya se va. No cabe todo. Sólo entran 3.7 gigas y la información libre supera los 4.4 gigas. Los videos se sacrifican por la lucha.

Unas mil quinientas personas han mantenido abarrotados auditorios, salas, comedores con transmisión en pantallas sencillas que se oyen bien y se escuchan perfecto. El sup Moisés se solidariza con los jornaleros de San Quintín tan agredidos. El comandante Tacho clausura en hora zapatista, siendo las 15:20 del 9 de mayo del 2015. La hospitalidad del CIDECI-Unitierra, la paciencia de integrantes de la Comisión Sexta, el trabajo heroico de traductoras y traductores simultáneos y la chamba incansable de la cocina, la panadería, la clínica, la cafetería y la comisión de apoyo nos han vuelto minutos las horas.

De las generosas ponencias en cada una de las mesas, se podría escribir un libro. Pero vamos por más. Con esas ponencias y con las participaciones de familiares de Ayotzinapa, presos políticos, Míriam, Rosalinda, Dalia, Lizbeth, Selena, Defensa Zapatista, Mujer no Indígena, Pedrito, Recogebalones, Insurgenta Érika, David, Moisés, Tacho, Marcos, Galeano, Sexta, Chofer, Elías Contreras, el Gato-Perro y otras y otros que hablaron aquí, o de Muñequito en Mano que les hizo creer a los hombres que había hablado aquí, se podría reescribir la historia, ya sin dedazos.

Al marcharnos de esta grieta CIDECI-Unitierra, como adherentes de la Sexta cargamos el mazo, apretamos semillas calientes en el puño y les agradecemos a quienes nos invitaron y nos recibieron esta educación pública gratuita, colectiva, crítica y desafiante. Muchas gracias a ustedes, compas, reviramos sin binario.
Como las siete lunas que nos miraron del rojo al amarillo, hemos ido de la plenitud nublada al cuarto menguante despejado. Nos toca imaginar tácticas nuevas contra lo que sea que sea la hidra capitalista. Si nosotras, nosotros somos su alimento, podemos envenenarla. Quiere sangre y sangre somos. Pero la que ella busca sabe a autocompasión, a victimización y a derrota. La sangre de los pueblos en lucha le produce indigestión.

Habremos de encontrar la forma de envenenarla, de responderle como se merece y porque ella se lo buscó: “Lucha siempre, lucha mundial, construcción total”.

Publicado en: Audio, Radio Zapatista
Etiquetas: ,
Tomado de Radio Zapatista: http://radiozapatista.org/?p=13267

Barcelona: Pronunciamiento de la Campaña contra la represión política y la tortura sexual a 9 años de lo ocurrido en Texcoco y San Salvador Atenco.

atenco2
Pronunciamiento de la Campaña contra la represión política y la tortura sexual a 9 años de lo ocurrido en Texcoco y San Salvador Atenco.
La represión el 3 y 4 de mayo de 2006, en Texcoco y San Salvador Atenco no la olvidamos. Supuso un castigo ejemplar, toda su brutalidad vertida sobre nuestros cuerpos, las fibras más sensibles de nuestro ser fueron trastocadas y luego, exhibidas.
La solidaridad fue el pretexto que uso el Estado para sitiar, golpear, allanar domicilios, asesinar y torturar. Fue un acto de guerra contra La Otra Campaña, intentaron a través del terror anularnos, reducirnos, desmovilizarnos.
La respuesta fue maravillosa, una olea de solidaridad que logro romper el cerco policíaco en San Salvador Atenco, comenzó una campaña nacional e internacional, donde miles y miles de adherentes a la Sexta y la Zezta Internacional lograron la liberación de los y las que fuimos encarceladas: La alerta roja declarada por el EZLN y su llamado a movilizaciones, cierres carreteros y acciones dislocadas que se llevaron a cabo a lo largo y ancho del país y del mundo, el plantón, las guardias, el barco, los toquines solidarios, los gritos desde el otro lado del muro de la cárcel. Todo ello, esfuerzo y fruto de las solidaridad y la organización de los y las que somos la Sexta y la gente solidaria de abajo.
La violencia es inherente al capitalismo y al Estado como binomio del sistema de explotación y dominación, la cual por supuesto no es nueva, sin embargo ahora podemos ver cómo se agudiza, se profundiza y se socializa, esta coloca a la sociedad en la incertidumbre, el miedo y la parálisis.
Es cada vez más evidente que la represión es una práctica generalizada en el país, vimos con horror cómo la política de arriba enunció una guerra contra el narcotráfico, que en los hechos, la detento contra la sociedad, contra la gente de abajo: asesinó a miles; también se desplegó el crimen feminicida; otros y otras también por millares, fueron desaparecidos; muchas personas más han sido el chivo expiatorio que llenan las cárceles, gracias a declaraciones auto inculpatorias arrancadas por los cuerpos policíacos y militares tras tremendas sesiones de tortura en las que la tortura sexual se evidencia cada vez más como una práctica generalizada contra las mujeres.
Existe también, la represión selectiva contra las resistencias que luchan contra este sistema asfixiante, depredador de la vida. Nuestros hermanos y hermanas bases de apoyo Zapatista han sido blanco de una guerra abierta y cada vez más hostil y violenta en manos de grupos paramilitares, son ataques sistemáticos contra la construcción de la autonomía de los pueblos Zapatistas. Es el sistema de dominación que, a través de la CIOAC Histórica perpetro el terrible crimen; golpear, machetear, torturar y asesinar al maestro zapatista Galeano.
Terrible fue la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre para los normalistas de Ayotzinapa, el asesinato de 6 personas, tres de ellos normalistas, los 43 estudiantes desaparecidos, además de otro estudiante en estado de coma. En la misma lógica de generar terror se entiende la brutalidad ejercida contra Julio César Mondragón.
Las estrategias de control social, son diseñadas con precisión: Según el blanco, según el daño que pretenden generar, según la reacción que esperan. El Estado se prepara y atesta su golpe. A veces es a través de las fuerzas policíacas y militares que se ejerce la violencia, otras veces a través de grupos paramilitares o el narcotráfico.
Nosotras en 2008, cuando iniciamos este caminar colectivo, pensamos que era y sigue siendo vital, caracterizar la represión, desmenuzar sus finalidades, indagar sobre las estrategias y métodos para romper a las personas y colectividades; ¿cómo hacemos comunidad? ¿cómo fortalecemos la organización? Hacer estrategias de afrontamiento todos y todas, juntos. Nuestra apuesta, el por qué de nuestro trabajo, es organizarnos contra esta rueda del Capitalismo, la represión.
Nos reprimen para rompernos, pues juntos y juntas nos reconstruimos.
Acudir a la memoria, este propósito no es menor, es reconstruir nuestra historia contada por nosotras y nosotros, recurrir a la verdad, de cómo ocurrieron los acontecimientos, cómo fue que vivimos, que sobrevivimos, cómo hicimos frente al poderoso. Son experiencias colectivas que nos fortalecen y nos recuerdan que miramos de frente al poder y aún con miedo, y aún siendo pequeñas, le hacemos frente.
Nueve años y no olvidamos, porque hoy más que nunca es vigente la represión. No perdonamos porque el asesinato, la cárcel, la tortura y la desaparición sigue siendo el lenguaje de arriba. El Estado afina su estrategia: desmovilizarnos con la violencia no funciono. Ahora recurre a la presión y a las amenazas, ya no son las bestias uniformadas a las que envían, ahora son hombres y mujeres vestidas con trajes costosos, con portafolios llenos de prebendas y sobornos, nos intentan romper a través de la creación de fondos e indemnizaciones. Insistimos: no cedemos ante las estrategias del Estado, seguimos en lucha, seguimos en la apuesta de “otra reparación” la que reconstruye el tejido social, la confianza, la solidaridad, la que evoca a la memoria y construye verdad para las y los que somos abajo.
Solidaridad y apoyo mutuo.
Mayo, 2015



Adherentes a la Sexta Barcelona

México: EZLN / Subcomandante Insurgente Moisés / 7 de mayo de 2015

Palabras del Subcomandante Insurgente Moisés

7 de mayo de 2015

Bueno, compañeros, compañeras, hermanos y hermanas.

Eso es lo que vimos y escuchamos, que nos preocupa, y hay una serie de cosas que vemos, sentimos, pensamos. Es que se trata de que vamos a ver cómo es el capitalismo, entonces si habláramos con las compañeras, compañeros, bases de apoyo, conozco el modo, la forma. Los compañeros, las compañeras, es que cada vez que trabajamos nos avisamos antes el tema que vamos a hablar, y ya cada quién cada uno o una, ya trae lo que piensa, entonces así como esto pues avisamos antes públicamente, de qué se trata.

Entonces nosotros no sabemos eso, que si es que sabe leer, escribir la persona, y si no pues para eso hay diccionario, ¿qué quiere decir seminario? A veces hay problema en el diccionario porque vas, buscas la palabra seminario, y luego te manda en otro y luego te regresa otra vez, y ya pierdes eso, es un problema pues.

Otra cosa de lo que vemos es, cuando vamos a tratar de empezar a discutir, a pensar, por nuestra forma, nos recomendamos pues así como zapatistas, es que dos formas tenemos que pensar. Una el criticar al capitalismo de cómo son de cabrones, como hablamos, como decimos acá. El otro es cómo es que pensamos de ese mal que vemos.

O sea, no es nada más saber criticar del mal, lo que hace el capitalismo, sino entonces qué tenemos que hacer, cuál es el cambio que tenemos que hacer. Entonces eso es lo que nos preocupa, por eso nos obligó a cambiar para platicar esto, porque nuestro pensamiento es de que se multiplique esto. Como decíamos cuando empezó esto, es que somos millones los pobres, y son unos cuantos los que nos tienen como nos tienen, ¿entonces por qué es lo que nos pasa?

Precisamente es eso lo que se necesita, que donde se reúnan, donde se juntan, y háblenlo, díganlo, de lo mal, de lo fiero, de lo doloroso, de lo triste, de lo amargo, y qué se ha hecho con esas palabras, dolores, tristes, amargos, y no ha dado solución. Entonces pensamos que eso nos lleva hacia entonces qué hacer, o de ahí va a ir saliendo poco a poco qué hacer, cómo hacer, el chiste es encontrar eso.

Pero se necesita que tenemos que ayudarnos en entender eso, en conocer.

Y otra cosa , lo que vemos, es que está bien pues de que vamos a pensar cómo es el mal del capitalismo, pero también nosotros, los que vamos a luchar, mujeres, hombres, tenemos que saber también cómo vamos a luchar entre todos nosotros. Les digo eso pues porque ambos nos necesitamos, o sea los que se encargan de explicarnos en teoría de cómo está, como ésos que participaron, nos dijeron de cuántos, en cifras de números, nos ayuda para entenderlo, pero hay otras cosas que se necesita aprender, se necesita hacer.

Necesitamos sentirnos uno solo como pueblo. Miren así por ejemplo estoy acá, no me gusta como estoy acá, no me gusta, no quiero estar aquí en esta mesa, pero los compañeros, las compañeras dicen, es que se necesita que transmites lo que estamos haciendo, entonces no es mi pensamiento lo que digo. Entonces, como dicen los compañeros, las compañeras: compañeros y compañeras que entienden porque estudian, tuvieron la oportunidad de entender, de conocerlo, pero no pueden destruir el capitalismo sólo, nada más, con mucha teoría, se necesita lo otro.

Es como nosotros, podemos ser buenos, como se dice, buenos estrategas, buenos tácticos, de qué servimos si no tenemos el pueblo. Nuestro pueblo se necesita ayudar, apoyar, en conocer, en saber cómo está y entonces nos acompañamos en la lucha. O sea ambos nos necesitamos, es decir, nadie es chingón, chingona; todos somos chingones, chingonas, pero hay que trabajarlo eso. Hay que discutir eso, hay que pensarla eso.

Eso es lo que nos preocupa porque lo que quisiéramos es que verdaderamente ayudáramos a nuestros pueblos, a que provoquemos una buena discusión, un buen qué pensar, un buen qué ver, o sea un buen analizar. A lo mejor nos vamos a tardar menos, o mucho, en estar analizando, o no, o la situación ya nos obliga y con lo poco que encontramos de cómo está eso nos obliga, porque ya lo estamos viendo la situación en donde estamos viviendo.

Si no nos va a ganar el caminar, el tiempo, nos va a quedar poco tiempo de lo que va a hacer el capitalismo. Entonces todos los que tenemos buenos pensamientos vayámonos en eso de qué hacer contra ese sistema capitalista, ayudémonos. Pero no es nada más para decirnos, es que no sirve, no sirves, quién dice así como que en sí mismo se está diciendo que también él o ella no sirve, porque es nada más decir ‘no sirve lo que estás diciendo’, ¿qué él, ella, qué sirve? Nosotros así trabajamos, decimos que no estamos de acuerdo con eso pero pensamos así también esto, así ambos vamos a ir buscando hasta que encontramos cómo.

Entonces quisiéramos pues eso, que lo supieran, porque ya lo hemos caminado ya a lo largo de estos 20 años a la luz pública, cuántos encuentros hemos hecho, y tratamos de que decimos cuál es el tema de lo que se quiere discutir, aclarar, y hemos visto de que entonces salen mil ideas y de las mil ideas ni una idea queda de qué hacer, cómo hacer, porque entonces hace falta el saber hacer ver las ventajas y desventajas de cada idea que hay, eso es lo que hace falta; y luego falta de unidad pues, porque todos creemos de que es más chingón el mío, súper chingón es mi propuesta yo, luego el otro, así. Entonces como que nos falta eso de entenderlo, qué es el punto principal que nos haga que lleguemos en qué hacer mejor dentro de todas nuestras ideas.

En este caso el tema es de que viene lo cabrón del capitalismo, a nadie va respetar, sea del campo o la ciudad, entonces qué vamos a hacer. Es allí donde nosotros decimos que los que estudian libros, historias, pensamos nosotros que en eso están más claros, o sea que les ayude en entenderlo, es la que hace falta, que eso lleguen, o que lleguemos en entenderlo eso, y mucho cuidado porque entonces, como decimos acá nosotros, y es un dicho muy real, entonces nos van a agarrar como los compas cuando se van en su milpa, ahí lo encuentran pues el ratón durmiendo, y como está durmiendo no sintió en qué momento lo mataron. Es lo que nos va a pasar a nosotros, estamos aquí, estamos donde estamos, cansados por estar diciéndonos cosas nada más entre nosotros, no del capitalismo, entonces cansados que regresamos y luego nos va a garrar durmiendo el capitalismo.

Entonces nosotros decimos que no importa que estamos cansados, cansadas, pero es el ver qué vamos a ver de esa tormenta que viene, cansados por el buscar, por el trabajar, y así nos vamos a despertar con los golpes que vienen pero vamos a saber qué hacer; si no sólo los que están organizados, organizadas van a saber qué hacer.

Entonces dejemos ya nuestras diferencias de nosotros, porque muchas veces es que empiezan esas cosas, cruzar las malas palabras, ideas, porque nos vemos nuestra diferencia, todos los que estamos acá no somos capitalistas, no somos los que explotamos al pueblo, entonces miremos primero eso, los que nos están explotando, ya después vamos a ver si nos quedan ganas todavía después de que hayamos tumbado al capitalismo, pues nos arreglamos después, pero creo que ya no sobran ganas para eso o ya nos entendimos para eso.

Entonces sí les queremos decir esto para que vayan claro, regresen claro allá en sus lugares, y que quisiéramos que sí lo multipliquen este semillas, pero de esa forma, bajo esa idea pues, que estamos hablando directamente con ustedes. Y el que lo va a trabajar se va a ver, se va a saber pues, y el que va a ir a dormir igual, y el que lo va a ir a decir buenas o malas las palabras igual se va a saber, no hay cosa que no se va a saber del bueno y del malo. Lo que nosotros queremos, pensamos, del enemigo, del capitalismo, es busquemos cómo nos vamos a ayudarnos de entender, busquemos cómo encontremos qué pasos necesitamos hacer para ir organizándonos, porque queremos eso, que sí haya muchos semilleros en todas partes.

Eso es lo que les queremos decir, compañeros, compañeras, hermanos y hermanas.

Información tomada de Enlace Zapatista: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2015/05/10/palabras-del-subcomandante-insurgente-moises-seminario-el-pensamiento-critico-frente-a-la-hidra-capitalista-7-de-mayo-de-2015/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores